Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Los hogares de ancianos alcanzan los 2 millones de casos de COVID-19 entre los residentes desde el comienzo de la pandemia

Según un análisis de AARP, las muertes aumentaron en diciembre y enero.


Más de 2 millones de infecciones por COVID-19 entre los residentes de hogares de ancianos se han confirmado desde que comenzó la pandemia hace cuatro años, y alrededor de 188,000 muertes a causa de la infección, según un nuevo análisis de AARP de datos federales.

Los hogares de ancianos alcanzaron los 2 millones de residentes infectados a mediados de febrero, y las muertes alcanzaron su punto máximo durante diciembre y enero, según el análisis. El personal de los hogares de ancianos también se ha visto afectado, con casi 1.9 millones de casos confirmados de COVID-19 entre el personal desde el comienzo de la pandemia.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Mientras tanto, las tasas de vacunación contra la COVID-19 con la nueva vacuna siguen siendo mucho más bajas entre los residentes y el personal que con las vacunas y los refuerzos anteriores. Eso deja al personal y a los residentes sin una protección adecuada contra los “resultados graves”, señala el análisis.

“Esto solo demuestra que esta es una preocupación constante en los centros. Hay un patrón estacional, pero no desaparece”, dice Ari Houser, asesor sénior de métodos de AARP y coautor del análisis.

Los aproximadamente 1.2 millones de residentes actuales de hogares de ancianos en el país se encuentran entre los más vulnerables a la COVID-19 porque tienden a ser mucho mayores y más frágiles que la población en general, y dependen del personal para ayudar con las actividades diarias, dice Houser.

“Tienen esta combinación de edad, vulnerabilidad y exposición que es realmente incomparable”, dice.

Un aumento de muertes en el invierno

El análisis continuo de AARP de los casos y muertes por COVID-19 lo llevan a cabo el Instituto de Política Pública de AARP (enlaces en inglés) y el Scripps Gerontology Center de la Universidad de Miami en Ohio. Se basa principalmente en datos del archivo público de COVID-19 de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) de los hogares de ancianos. La mayoría de los hogares de ancianos en el país están certificados por el Gobierno federal y están obligados a presentar informes al Gobierno semanalmente.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

El período de cuatro semanas desde mediados de diciembre hasta mediados de enero mostró las tasas más altas de muertes de residentes en hogares de ancianos, casos de residentes y casos de personal desde el mismo período del año anterior.

“Ese es realmente el pico más grande cada año”, dice Houser, y señala que el tiempo festivo de fin de año reúne a las personas, el clima frío mantiene a las personas adentro y otras enfermedades aumentan.

Este patrón subraya la necesidad de que los residentes se vacunen en el otoño para asegurar que tengan plena protección cuando los casos de COVID-19 por lo general aumenten en diciembre y enero, dice.

Alrededor de 3,000 residentes de hogares de ancianos murieron a causa de la COVID-19 desde mediados de noviembre hasta mediados de febrero, el período cubierto por el análisis. Los hogares de ancianos también vieron alrededor de 50,000 casos de COVID-19 entre residentes y 40,000 casos de personal al mes durante las 13 semanas cubiertas por el análisis.

See more Salud y bienestar offers >

En una declaración a AARP, los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) señalan que la agencia se comunica periódicamente con los hogares de ancianos para discutir estrategias en torno a la adopción exitosa de la vacuna y la mitigación de la propagación de la COVID-19. La agencia que supervisa la mayoría de los 15,000 hogares de ancianos del país.

Los CMS señalan que las vacunas son “la protección más fuerte contra las infecciones y las enfermedades graves”.

El análisis llega dos semanas después de que un informe del Gobierno federal destacara las lecciones aprendidas de la pandemia en los hogares de ancianos y concluyera que los CMS deberían hacer más para prevenir la escasez de personal en los hogares de ancianos y reforzar los controles de infección para proteger mejor a los residentes tras la pandemia de COVID-19.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Las tasas de vacunación se han estancado

Según el análisis más reciente, las muertes de los residentes de hogares de ancianos a causa de la COVID-19 y los casos de esta enfermedad están disminuyendo a medida que se acerca la primavera. La tasa de muertes de residentes disminuyó en aproximadamente un tercio, o un 35%, al comparar los totales desde mediados de diciembre hasta mediados de enero con mediados de enero hasta mediados de febrero. La tasa de casos de residentes y de personal disminuyó un 43% al comparar esos plazos.

Según el análisis de AARP, los índices de vacunación aumentaron ligeramente tanto entre los residentes como entre el personal, pero siguen siendo bajos. Según el análisis, menos de la mitad de los residentes de hogares de ancianos, o el 12%, y alrededor de 1 de cada 8 empleados, o el 41%, estaban al día con sus vacunas contra la COVID-19. Ese es un aumento desde mediados de noviembre, cuando el último análisis mostró que el 27% de los residentes de hogares de ancianos y el 7% del personal estaban al día con las vacunas. Sin embargo, el porcentaje es más bajo que hace un año: en febrero del 2023, el 53% de los residentes y el 22% del personal estaban al día con las vacunas contra la COVID-19.

Priya Chidambaram, analista sénior de políticas del programa Medicaid and the Uninsured de la organización sin fines de lucro KFF, quien también hace un seguimiento de los casos de COVID-19 en los hogares de ancianos, dice que varias razones contribuyen a reducir las tasas de vacunación entre los residentes y el personal de los hogares de ancianos, incluido el que ahora los hogares de ancianos coordinan sus propias clínicas de vacunación, lo que puede ser menos coherente que cuando las clínicas recibieron apoyo federal. Además, Chidambaram cita un estudio de la KFF que encontró que el 52% de las personas que se habían vacunado anteriormente no habían recibido la vacuna más reciente porque dijeron que no les preocupa contraer COVID-19.

“Las vacunas periódicas, estos refuerzos, son realmente importantes para reducir la mortalidad y aumentar la protección entre los residentes de los hogares de ancianos”, dice. “Es una estrategia realmente clave para prevenir las enfermedades respiratorias en estas poblaciones muy vulnerables”.

Según el análisis, las tasas de vacunación contra la COVID-19 entre los residentes y el personal de los hogares de ancianos varían según los estados. Los hogares de ancianos en Arizona informaron que el 23% de sus residentes fueron vacunados, lo que fue la tasa más baja del país entre los residentes de hogares de ancianos. Según el análisis, los hogares de ancianos de Vermont reportaron una tasa de vacunación del 69% para sus residentes, la tasa más alta del país. Vermont, Dakota del Sur (67%) y Dakota del Norte (63%) fueron los únicos estados en tener más del 60% de los residentes al día con las vacunas.

Las tasas de vacunación del personal de los hogares de ancianos también variaron en los estados. La tasa más baja del país la obtuvo Arkansas, donde los hogares de ancianos reportaron una tasa de vacunación de los trabajadores del 4%. Los hogares de ancianos de Washington D.C. reportaron la tasa más alta de vacunación de los trabajadores, con un 46%. D.C., Massachusetts (23%) y Hawái (20%) fueron los únicos lugares donde al menos 1 de cada 5 empleados estaban al día con sus vacunas.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.