Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

5 maneras de agradecer a un cuidador en el Día Nacional de los Cuidadores

Muestra agradecimiento a los que dan tanto.

spinner image Un hombre regala unas flores a una mujer.
GETTY IMAGES

Los estudios demuestran que los cuidadores familiares pasan mucho tiempo brindando atención a familiares, vecinos y amigos: un promedio de 24 horas de cuidados a la semana. Para algunos, es un trabajo a tiempo completo. Aunque puede ser realmente una labor de amor, la verdad es que los cuidadores familiares a menudo se sienten invisibles, solos y poco apreciados. Sin embargo, tú puedes marcar una verdadera diferencia para tus familiares, amigos y compañeros de trabajo que cuidan de otros. Muéstrales tu aprecio en el Día Nacional de los Cuidadores, que este año se celebra el 16 de febrero; diles que reconoces sus esfuerzos y que los celebras y valoras.

He sido cuidadora familiar durante toda mi vida adulta para varios seres queridos y te aseguro que incluso el gesto más pequeño significa mucho. Puede ser difícil saber lo que los cuidadores quieren y necesitan, simplemente porque están demasiado abrumados para poder decírtelo. Por eso, facilitamos el proceso para ti: aquí hay algunas maneras claras de demostrar tu apoyo y aprecio a un cuidador familiar.

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

1. Simplemente dile “gracias” a un cuidador y expresa lo bien que se están desempeñando

Sé específico. Dales las gracias por sus esfuerzos diarios, no solo por las cosas especialmente difíciles. Felicítalos por un trabajo bien hecho, ya sea una buena comida o un gran trabajo al manejar una crisis. Señala las muchas maneras en las que están marcando una verdadera diferencia en la vida de sus seres queridos. Celebra las victorias, pequeñas y grandes. Diles que ves sus habilidades y resiliencia incluso en las circunstancias más difíciles y que aprecias todo lo que hacen.

Cómo hacerlo:

  • Envíales una tarjetas por correo. Hoy en día no recibimos con frecuencia “correspondencia agradable”, así que es una sorpresa especial cuando la recibimos. Asegúrate de darles las gracias por todo lo que hacen por sus seres queridos. Cuando cuidaba de mis padres y de mi hermana, mi mejor amiga me envió una tarjeta que decía: “¡Para ella, quien nunca se rinde!”. La colgué en la casa, y con frecuencia me levantaba el ánimo y me animaba a seguir adelante (todavía lo hace). Me dio confianza. 
  • Envía algo comestible, como un ramo de frutas, galletas o una membresía al club de vino del mes. A mi tía le encanta el budín de pan, así que encontré una tienda que lo envía por correo. Mi hermana me sorprendió una vez con un paquete de fresas cubiertas de chocolate cuando cuidaba de mis padres. Su nota adjunta decía: “Gracias por todo lo que haces por mamá y papá”. Significó el mundo para mí y todavía lo hace cada vez que pienso en eso, aunque mis padres y mi hermana ya han fallecido.
  • Llévales flores frescas u ordénalas en un servicio de entrega. Las flores frescas aportan alegría y belleza a nuestra existencia y nos hacen sentir especiales.
  • Escríbeles una carta. Diles que son increíbles y explícales lo importantes que son y cuánto los admiras. 
  • Nomínalos para un premio. Averigua si una organización local, estatal o nacional otorga premios para reconocer a los cuidadores destacados o a las personas que marcan una diferencia en sus comunidades. Si no puedes encontrar una, crea un premio para ellos tú mismo ¡y prepara un certificado! 

2. Pasa tiempo con un cuidador

Toma tiempo de tu vida ocupada para estar con ellos. Melanie Mitchell, quien cuidaba de su madre, lo expresó tan bien: “Siéntate conmigo. No me digas que estoy haciendo un buen trabajo. Pasa tiempo conmigo”.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Cómo hacerlo:

  • Pregúntale cómo están, y déjales saber que su respuesta es importante para ti. Deja en claro que su salud física, mental y emocional y su calidad de vida son tan importantes como las del ser querido a quien cuidan.
  • Escucha sin juzgar. Ayúdalos a sentirse cómodos expresando lo que sienten. Déjalos compartir sus sentimientos, contar historias, reír, llorar, desahogarse y procesar sus experiencias como cuidadores. No necesitas arreglar nada; solo necesitas mostrarles que son importantes para ti y que sus perspectivas son válidas. Comunícales que sabes que están pasando por un tiempo difícil y que los entiendes. Diles que sabes que a veces sienten resentimiento, enojo y frustración, y que esas cosas pueden coexistir junto con sentimientos de satisfacción, bienestar y alegría. Uno no cancela al otro, así que está bien expresarlos todos.
  • Haz cosas con ellos con regularidad. Camina con ellos una vez a la semana, programa una llamada semanal para ver cómo están o llévalos a comer o a tomar una taza de café o té. Haz planes con anticipación para que tengan algo que anhelar. Sé flexible si tienen que hacer un cambio de último minuto debido a sus tareas de prestación de cuidados.
  • Visítalos a ellos (y a sus seres queridos). Incluso las visitas cortas pueden cambiar el curso de su día. Si brindan cuidados directos a sus seres queridos, trata de evitar sus momentos más ocupados.

3. Haz posible que los cuidadores tomen un descanso

No los animes a tomarse un descanso, ayúdalos a hacerlo realidad. Ayúdalos a encontrar el tiempo y a hacer un plan. Programa ejercicios, cortes de cabello, viajes, compras o sus propias citas de atención médica. Ofréceles tu ayuda y mantente en comunicación: no esperes a que te lo pidan.

Cómo hacerlo:

  • Paga el cuidado de relevo por un tiempo. Puede ser a través de una agencia o algún otro cuidador remunerado.
  • Proporciona el cuidado tú mismo. Pasa algún tiempo con la persona a quien cuidan en tu hogar o en el de ellos, o en el centro de cuidados donde viven. Siéntate con ellos. Mira una película o léeles. Escucha sus historias. Jueguen, vean una película, miren álbumes de fotos y escuchen música juntos. Incluso si los cuidadores en tu vida no quieren dejar a sus seres queridos contigo, es una verdadera ayuda tener a otra persona que interactúe con quienes cuidan mientras ellos hacen otras cosas.
  • Coordina la ayuda de otros familiares. Averigua si una tía, un primo, un sobrino u otro familiar cercano puede ayudar.
  • Investiga otras opciones de cuidados de relevo. Infórmate sobre los programas de relevo estatales o locales, o una estadía de relevo a corto plazo en un centro de vida asistida o de enfermería especializada. Comparte la información con el cuidador y haz todo lo posible para mantenerte en comunicación y conseguir el cuidado de relevo.
Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

4. Demuestra activamente tu apoyo

Ayuda al asumir algunas tareas de cuidado o al apoyar sus vidas. 

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Ya sea que estés con ellos en persona o apoyándolos a distancia, hay cosas que puedes hacer para ayudar y mostrar aprecio una sola vez o de manera continua.

Cómo hacerlo:

  • Asume una de las tareas continuas de prestación de cuidados, como pagar las cuentas, ordenar medicamentos, hacer citas, transporte, etc. Esto puede aligerar la carga diaria del cuidador y ayudarlos a mejorar aún más las cosas que están haciendo.
  • Cocina u ordena comida de entrega a domicilio para el cuidador o la persona a quien cuidan. Avísales que la comida está en camino para que sepan que no tienen que cocinar ese día. (Asegúrate de respetar las restricciones alimentarias).
  • Lleva a cabo búsquedas en internet por ellos. Ayúdalos a encontrar proveedores de atención médica, recopilar información sobre enfermedades, encontrar equipo médico o determinar el aparato adecuado para satisfacer una necesidad especial.
  • Ayuda con las tareas domésticas y el trabajo en el jardín (o contrata a alguien para que lo haga) en su hogar o en el hogar de su ser querido. Limpiar, cortar el césped, encargarse de las decoraciones navideñas y otras tareas, además de cuidar de un ser querido, puede ser abrumador. Haz reparaciones en el hogar o págale a una persona para que las haga.
  • Ayúdalos a organizarse. Alivia su estrés al ordenar ese armario o gabinete desordenado, organizar los artículos médicos, limpiar el refrigerador o deshacerse del desorden en el hogar. Incluso puedes contratar a un organizador profesional para que te guíe o haga el trabajo.
  • Haz mandados. Recoge comida del supermercado, artículos para el cuidado personal, artículos para el hogar o ropa de la tintorería, o programa estos servicios de entrega y asume el costo.

5. Fomenta el autocuidado de un cuidador

Diles que los aprecias y anímalos a apreciarse y nutrirse también. Recuérdales que no están siendo egoístas al cuidar de sí mismos; están siendo prácticos. Necesitan “recargar las pilas” para tener la energía interna necesaria para seguir prestando cuidados. Y también serán mejores cuidadores.

Cómo hacerlo:

  • Di "gracias" con un certificado de regalo. Regálales un masaje, un tratamiento facial, una manicura, una pedicura u otro tratamiento de relajación. Pero no te detengas allí, o tal vez nunca lo usen. Ayuda a programar la cita, proporciona el transporte y organiza el cuidado de relevo, o tal vez desees acompañar a la persona en el tratamiento.
  • Inscríbete o compra entradas para una clase, una película, una exposición de arte, un festival, una sesión de ejercicio u otro evento comunitario local. Mejor aún, ¡pasa por ellos y acompáñalos!
  • Ayúdalos a programar sus chequeos médicos. Ofrece hacer investigaciones en línea para ayudarlos a encontrar un profesional de la salud. Ayúdales a hacer citas. Llévalos a chequeos médicos y celebren sus esfuerzos de autocuidado al almorzar o tomar café después.

Soy moderadora del Family Caregivers Discussion Group de AARP (en inglés), un grupo de conversación en Facebook para cuidadores familiares, y dar y recibir agradecimiento es un tema frecuente de discusión. Como dijo en un comentario reciente la integrante del grupo Jaclyn Strauss: “Un momento sencillo para hacer una pausa y dar gracias puede llegar muy lejos”.

Por lo tanto, te exhorto a que tomes un momento para agradecer a los cuidadores en tu vida actual de una manera que sea significativa para ellos; puede ser algo pequeño para ti, pero puede marcar una diferencia en sus vidas más grande de lo que imaginas.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.