Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

¿Un contrato de servicios personales sería adecuado para ti como cuidador familiar?

Este acuerdo entre empleado y empleador puede ayudar a algunos cuidadores a recibir compensación por cuidar a un ser querido o a un amigo


spinner image Una mujer ayuda a una persona mayor con documentos.
GCSHUTTER / GETTY IMAGES

La carga económica que supone el cuidado de una persona puede ser enorme. Según una encuesta que llevó a cabo AARP, los cuidadores familiares suelen destinar más de $7,000 a gastos de bolsillo por año y un promedio del 26% de sus ingresos a las tareas del cuidado. Esta cifra ni siquiera incluye el modo en que los cuidados pueden afectar los ingresos de un cuidador debido a la pérdida de horas de trabajo, la reducción de horarios, las licencias no remuneradas o la pérdida o el abandono de un empleo para ocuparse del cuidado de un ser querido.   

Una de las preguntas más frecuentes que se hacen los cuidadores familiares es: “¿Puedo recibir una remuneración por cuidar a un ser querido?”. Sí, es posible recibir una remuneración como cuidador familiar para aliviar la presión económica cuando se afronta un cuidado prolongado. Una opción que puede dar resultado es celebrar un contrato de servicios personales.

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

La carga económica del cuidado

Desearía haber conocido los contratos de servicios personales cuando me ocupaba de mi madre durante su batalla contra el cáncer. Unos cinco meses después de recibir el diagnóstico, ella no podía caminar ni cuidar de sí misma en absoluto. Yo me sentía agotada. Incluso con algo de ayuda a domicilio, para mí fue demasiado difícil ocuparme de sus necesidades médicas, y ella no podía quedarse sola en ningún momento. Mamá tomó la decisión de averiguar si podría trasladarse a un centro de enfermería especializada, con la intención de poder volver a caminar y regresar a casa.

Pagamos el costo del hogar de ancianos de nuestro bolsillo, y fue mucho más costoso de lo que podíamos afrontar. En ese momento, yo también tenía una licencia médica familiar sin goce de sueldo (en inglés) y no generaba los ingresos que mi marido y yo necesitábamos para mantenernos. Por si fuera poco, en mi trabajo me habían comunicado que me quedaría sin empleo tan pronto como terminara mi licencia. Un contrato de servicios personales habría sido una forma de utilizar parte del dinero de mi madre para compensarme por el cuidado, y al mismo tiempo llevar sus activos a un nivel que le permitiera recibir Medicaid para pagar el hogar de ancianos. Habría sido un alivio económico y emocional para ambas.

Medicaid es un programa gubernamental que ofrece atención médica de bajo costo o gratuita para las personas que reúnen los requisitos financieros y necesitan atención médica, y hay muchos en esa situación. Medicaid paga $1 de cada $6 destinados a la atención médica en este país, y la mayoría de las personas que necesitan cuidados prolongados consideran solicitar Medicaid en algún momento. Para reunir los requisitos económicos, la persona que necesita cuidados puede disponer solo de bajos ingresos y una cantidad mínima de bienes.

Un acuerdo por escrito

Un contrato de servicios personales (también llamado contrato de cuidados de por vida o acuerdo de cuidados familiares) es un acuerdo escrito de empleado y empleador entre el cuidador y la persona que recibe el cuidado. Es una herramienta que puede ayudar a una persona a reunir los requisitos para recibir Medicaid y a la vez proteger sus bienes.

El contrato contiene algunas restricciones y se debe hacer correctamente para que salga bien. Si empiezas a regalar dinero o a remunerar a tu cuidador sin un contrato, tal vez no puedas recibir Medicaid cuando llegue el momento. Recuerda que Medicaid tiene un período de “retrospección” de cinco años. Todo el dinero que le des a tu cuidador (o a cualquier otra persona) antes de tener un contrato por escrito puede contravenir la norma de retrospección. Es preferible no tomar medidas que obliguen a quien recibe el cuidado a pagar en privado los cuidados a largo plazo o que obliguen al cuidador a devolver el dinero. 

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Cómo opera el contrato

El contrato de servicios personales se puede utilizar para un hijo que cuide a un padre mayor o enfermo, pero también pueden utilizarlo otros familiares: abuelos, nietos, hermanos, tíos, primos e incluso cuidadores que no sean de la familia. Los cónyuges tienen requisitos diferentes y tienen métodos condicionados por el matrimonio para reducir los “bienes contables” de Medicaid al hacer sus planes.

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

Según el contrato, el cuidador se compromete a hacerse cargo del cuidado hasta el final de la vida de la persona a quien cuida. El “cuidado” no consiste solo en las labores médicas, sino que incluye todas las pequeñas y grandes tareas de las que se encarga un cuidador, como cocinar, hacer las compras y limpiar la casa. Incluso si la persona que recibe el cuidado vive en un establecimiento, la mayoría de los cuidadores siguen ocupándose de tareas como el pago de facturas, la organización de visitas al médico, el transporte a citas, la compra de productos y otras labores.

A cambio de estos servicios, la persona que recibe el cuidado se compromete a pagar al cuidador. El dinero se puede pagar de forma periódica o en cuotas, o en una suma global. El contrato también puede actuar como un pagaré a cuenta de pagos futuros. La forma de efectuar los pagos dependerá de lo que permitan las leyes de tu estado. No intentes hacer pagos retroactivos, ya que el contrato no puede cubrir los servicios que el cuidador prestó con anterioridad.

Si consideras que un contrato de servicios personales puede resultar adecuado para ti, ten en cuenta lo siguiente:

  • No es algo que puedas hacer tú mismo. Hay demasiados posibles inconvenientes si no sigues las reglas, e incluso un pequeño error podría comprometer las finanzas de ambas partes y la cobertura médica futura de la persona que recibe el cuidado.
  • Existen reglas. Los términos y la formalización del contrato deben cumplir con las leyes de tu estado y los requisitos de Medicaid. Si la persona que recibe el cuidado tiene derecho a recibir otros beneficios, como los del Departamento de Veteranos (VA), debes coordinar la preparación del contrato para que cumpla con los requisitos del VA y de Medicaid.
  • Es importante calcular los plazos. Para determinar la suma de los pagos futuros es preciso basarse en tablas actuariales (se trata de cifras de expectativas de vida que los organismos utilizan para calcular el tiempo que se espera que viva una persona en función de su edad actual). El pago que se calcule para el cuidador de una persona de más de 90 años va a ser muy diferente al del cuidador de una persona de 60 años.
  • La suma que se paga debe ser a valor de mercado y razonable. Los pagos que reciben los cuidadores en virtud de los contratos de servicios personales, así como la suma del pago por el trabajo realizado, serán examinados por Medicaid, que exige que todas las transacciones se realicen según el valor justo de mercado.
  • El documento pasará por una evaluación oficial. El contrato escrito debe estar firmado y puede ser necesario certificarlo ante un notario para que se considere válido. Medicaid examinará el contrato y los documentos correspondientes para verificar que no haya ningún error en su elaboración ni su formalización.
  • Es importante llevar registros correctos. El cuidador deberá comenzar a llevar registros una vez que el contrato cobre vigencia, pero debe empezar cuanto antes a llevar un control diario o un registro de horarios para documentar el tiempo que dedica a las tareas del cuidado y el trabajo que realiza.

Quién debería participar

Antes de redactar un contrato, conviene formar un equipo de profesionales.

En primer lugar, consulta con un abogado especializado en derechos de adultos mayores o con un especialista en Medicaid para analizar tus circunstancias y determinar si el contrato es una opción en tu caso. El cuidador y la persona a quien cuida deben estar preparados para hablar de sus antecedentes y circunstancias. Los ingresos que se perciben en virtud del contrato pueden afectar las obligaciones legales del cuidador, como la manutención de los hijos, o sus beneficios, como los de discapacidad o Medicaid.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Es necesario que un profesional especializado en impuestos participe en el proceso. Los pagos que se efectúen al cuidador se considerarán una compensación gravable y afectarán el Seguro Social y los impuestos del cuidador. Un pago único con las respectivas consecuencias fiscales podría ser particularmente perjudicial para la seguridad económica del cuidador.

Los familiares que esperan recibir una herencia o que no participan en el cuidado diario pueden necesitar saber que el cuidador va a recibir una remuneración. Como mínimo, las personas que reciben cuidados deben asegurarse de que su plan patrimonial (testamento, fideicomiso y poder notarial, sobre todo) coincida con el contrato y que no haya información contradictoria en estos documentos. Es importante también dejar claro los bienes que se utilizarán para pagar al cuidador. Eso ayudará a disipar los posibles sentimientos negativos, la confusión o las peleas entre los familiares cuando fallezca la persona que recibe el cuidado.

Cuando se ejecuta correctamente, un contrato de servicios personales puede ser una gran ayuda para los cuidadores y sus seres queridos. Permite que la persona que recibe los cuidados obtenga ayuda de una persona de confianza e intercesor, y que tenga derecho a recibir los beneficios que le ayuden a pagar los cuidados a largo plazo sin necesidad de quedar en la pobreza. Y para los cuidadores, que en muchas ocasiones no reciben compensación ni reconocimiento como parte de la industria de la atención médica, significa recibir dinero por esta labor tan necesaria e importante.   

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.