Skip to content
 

Licencia familiar y médica: cómo decirle a tu jefe que necesitas tiempo libre

La ley federal permite a muchas personas tomar tiempo libre sin remuneración y regresar al mismo trabajo.

Dos mujeres  conversan en una mesa

GETTY IMAGES

In English | Con las exigencias de tu empleo remunerado y al mismo tiempo cuidar de un familiar sin paga, no hay suficientes horas en el día.

Quieres tiempo libre del trabajo para enfocarte en tus responsabilidades familiares, pero no quieres perder tu empleo. La Ley de Licencia Familiar y Médica (FMLA) puede ser la respuesta a tu dilema, pero la mayoría de las personas no están familiarizadas con los detalles de la ley.

La siguiente es una guía para comprender las disposiciones y tener una conversación con tu supervisor.

Ley de licencia médica y familiar

¿Cumplo los requisitos según la ley federal?

Eso depende de tu empleador y de ti. La ley no cubre a más del 40% de la fuerza laboral, principalmente debido al tamaño de una oficina y a que los empleados quizás no hayan trabajado el tiempo suficiente en algún lugar.

¿La ley no abarca todas las compañías? ¿Cómo puedo informarme si cubre la mía?

  • Las compañías del sector privado deben haber tenido 50 o más empleados dentro de un radio de 75 millas todos los días laborales durante 20 semanas del año calendario anterior o el actual.
  • Los sitios remotos y más pequeños tal vez no tengan cobertura si no tienen al menos 50 empleados trabajando dentro de un radio de 75 millas, incluso si los empleados en la matriz grande de tu compañía cumplen con los requisitos.
  • Todas las escuelas y agencias públicas se cubren sin importar el número de personas que trabajan ahí.

Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


¿Cómo me informo si yo, individualmente, cumplo los requisitos?

Como empleado, debes tener lo siguiente:

  • Al menos 12 meses de trabajar para un empleador cubierto bajo la ley
  • Al menos 1,250 horas de trabajo para el empleador durante los 12 meses antes de que empiece la licencia

Beneficios de la ley

¿Qué beneficios ofrece la ley federal?

Recibes hasta 12 semanas laborales de licencia —licencia no remunerada— en cualquier período de 12 meses para cuidar a un recién nacido; a un niño adoptado o en adopción temporal; o a un hijo, padre/madre o cónyuge que esté gravemente enfermo.

La licencia se puede usar para ayudar a los empleados durante una transición cuando a los hijos, padres o cónyuges se les llama a servicio activo con las Fuerzas Armadas. También puedes usar esta licencia para recuperarte de tu propia enfermedad.

Cuando regreses de la licencia, tu empleador debe ofrecerte el mismo trabajo o uno casi idéntico.

Tu empleador también debe cubrir tu seguro médico mientras permanezcas en licencia.

¿No tienes licencia remunerada? ¿Qué sucede si un abuelo, hermano o suegro está enfermo de gravedad?

Algunos estados, municipalidades y políticas empresariales van más allá de los requisitos federales para proveer licencia remunerada, licencia por enfermedad y cuidados para más familiares, e incluso un amigo cercano.  

“La licencia familiar no remunerada puede crear una dificultad financiera para muchas familias que trabajan”, dice Feinberg. “Definitivamente hay un creciente impulso en los estados por conseguir licencia familiar remunerada”.

Quince estados y el Distrito de Columbia han ampliado la definición de ‘familia’ en lo que se refiere a los cuidados: California, Colorado, Connecticut, Hawái, Maine, Maryland, Massachusetts, Minnesota, Nueva Jersey, Nueva York, Oregón, Rhode Island, Vermont, Washington y Wisconsin, según un informe de septiembre del 2018, de AARP (en inglés).

Habla con tu supervisor

P: Si cumplo los requisitos conforme la ley federal, ¿cómo debo hablar con mi supervisor acerca de tomarme tiempo libre?

R: No te disculpes.

Licencia familiar remunerada en algunos estados

Para septiembre del 2019, menos de una docena de estados y el Distrito de Columbia tenían disposiciones para que los empleados recibieran una licencia remunerada para proporcionar cuidados:

  • California
  • Connecticut, los beneficios empiezan el 1.º de enero del 2022
  • Distrito de Columbia, los beneficios empiezan el 1.º de julio del 2020
  • Maine, los beneficios empiezan el 1.º de enero del 2021
  • Massachusetts, la mayoría de los beneficios empiezan el 1.º de julio del 2021
  • Nueva Jersey
  • Nueva York
  • Oregón, los beneficios empiezan el 1.º de enero del 2023
  • Rhode Island
  • Washington, los beneficios empiezan el 1.º de enero del 2020

“Este es tu derecho”, dice Ellen Bravo, cofundadora de Family Values @ Work, un grupo nacional de defensa, acerca de la política de licencias familiares. “Hay licencias por ley, y tú puedes tomarlas. Puedes decir, ‘Acabo de recibir noticias devastadoras acerca de mi madre. Quiero estar ahí y voy a estar ahí’".

¿Cuál es el momento adecuado de tener esa conversación?

Si tus necesidades pueden anticiparse, la ley requiere que avises a tu supervisor con al menos 30 días antes de tomar la licencia FMLA. Si eso es imposible porque es una emergencia, avisa dentro del primer o segundo día laboral después de descubrir la necesidad.

Si cuidas de un familiar mayor, sienta las bases con tiempo para tener una conversación con tu supervisor sobre una licencia planeada o posiblemente inesperada.

“Asegúrate de que el supervisor comprenda que tienes otras responsabilidades familiares además de tu trabajo y de ganarte la vida”, dice Lynn Friss Feinberg, asesora principal de política estratégica en el Instituto de Política Pública, de AARP.

Equilibrar la licencia familiar y mi trabajo es un reto

¿Qué pasa si la licencia afecta mis responsabilidades en el trabajo?

Las 12 semanas de licencia no tienen que ser consecutivas.

“Trabaja con tu empleador para ayudar a hacer que tu ausencia no cause problemas”, dice Bravo. “Me gusta decir que todos somos especiales, pero ninguno de nosotros es indispensable. Así que cuando la gente está ausente del trabajo, puede realmente estar ausente”.

¿La licencia podría dañar mi reputación en el trabajo o incluso mi carrera?

Primero, cuando hables con tu empleador, “Actúa como si estuvieras hablando con una persona de buena voluntad, incluso si no lo crees”, dice Bravo.

Si tu supervisor quiere reasignarte a un puesto más bajo, “Recuérdale a tu empleador, ‘Yo sé lo que dice la FMLA. ¿Podemos ponernos de acuerdo?’", comenta ella. Si el problema sigue sin resolverse, ve al departamento de recursos humanos y, de ser necesario, presenta una queja ante la División de Salario y Hora (WHD) del Departamento de Trabajo de EE.UU (en inglés). Segundo, los comentarios sarcásticos, las insinuaciones o la presión de los colegas también son forma de represalia. Si un supervisor no lo controla, habla con sus superiores si tienes que hacerlo. Si lo manejas bien, tu empleador podría verte de una manera más favorable. “Significa que valoras el compromiso que tienes con tu familia y tu trabajo, y que quieres hacer las cosas bien”, dice Feinberg.

Kim Keister es una periodista independiente y exeditor ejecutivo en AARP.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO