Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Cómo recordamos y el papel de los rituales en la sanación

Una experta en duelos traumáticos explora el poder de la conmemoración colectiva.


spinner image Los familiares de las víctimas del ataque al World Trade Center colocan rosas sobre una placa
Scott Heins/Getty Images

El 11 de septiembre del 2021, nuestra nación conmemora los 20 años desde el día más terrible en la historia moderna de Estados Unidos. Los atentados terroristas estremecieron a nuestro país hasta sus cimientos, socavaron el sentimiento de invulnerabilidad e hicieron que cuestionáramos nuestra seguridad.

Dos décadas después, continuamos tratando de procesar las tragedias que tuvieron lugar cuando los terroristas secuestraron los aviones que derribaron las torres gemelas, se estrellaron contra el Pentágono, cayeron cerca de Shanksville, Pensilvania, y mataron a 2,977 personas.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

spinner image Camille Wortman
La investigación de Camille B. Wortman, psicóloga clínica de salud, se centra en cómo afecta a las personas la muerte repentina y traumática de un ser querido.
Cortesía de Camille B. Wortman

Uno de los ejes de la conmemoración de esta tragedia es un rito del recuerdo, que consiste en la lectura de los nombres de las personas fallecidas el 11 de septiembre. Este ha sido un ritual que se lleva a cabo anualmente desde la primera ceremonia conmemorativa en el 2002. Los familiares pronuncian los nombres de sus seres queridos en la World Trade Center Memorial Plaza, marcados por seis momentos de silencio que se corresponden con los tres atentados.

La ceremonia, que dura más de tres horas, cuenta con la asistencia de miles de visitantes y se televisa. El tono del evento es sombrío y los participantes llevan pancartas, fotos u objetos personales a la conmemoración. Muchas de las personas que leen lloran, y sus voces se quiebran al pronunciar el nombre de su ser querido. Algunas ofrecen conmovedores homenajes o mensajes a la persona fallecida.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Pero este evento es algo más que una costumbre o una tradición. Las investigaciones indican que ceremonias como esta pueden promover la sanación y facilitar el proceso del duelo. Cuando las personas se reúnen para expresar su dolor de forma pública, se reconoce su duelo individual a la vez que se proporciona apoyo al grupo en su conjunto. De este modo, los rituales conectan a las personas con algo más grande que ellas mismas. También proporcionan orden y estabilidad en momentos de caos. Esto es válido para todas las personas en el país afectadas por los sucesos del 11 de septiembre, pero en especial para aquellas que perdieron a sus seres queridos aquel día.

Algunos familiares y amigos sobrevivientes afirman que sienten una fuerte conexión con su ser querido durante la lectura de los nombres. Otros encuentran un significado en una ceremonia que anualmente reafirma el compromiso de nuestra nación de no olvidar nunca los trágicos acontecimientos de ese día, aunque pasen décadas. Y la ceremonia constituye una poderosa experiencia de unión para las familias que comparten una pérdida común. Los familiares de las víctimas del 11 de septiembre afirman que les reconforta relacionarse con quienes han pasado por dificultades similares. Muchos se sorprenden de la intensidad del dolor que puede resurgir en varias ocasiones, no solo en el aniversario.

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >
spinner image Personas leen los nombres de las víctimas de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001
Los familiares de las víctimas del 11 de septiembre pronuncian los nombres de sus seres queridos en la plaza del Monumento y Museo del 11 de Septiembre.
Andy Katz/Pacific Press/LightRocket via Getty Images

Otras formas de conmemorar y recordar el 11 de Septiembre

La ceremonia también tiene un significado para aquellas personas que no conocían a nadie que muriera el 11 de septiembre. Algunos señalan que la ceremonia les ayuda a mantener la perspectiva y a reconocer la suerte que tienen de estar vivos. En muchos sentidos, esta conmemoración ayuda a las personas en el país a honrar y apreciar a quienes arriesgaron sus vidas para proteger las nuestras.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

A lo largo de los años, se ha debatido la posibilidad de suprimir la ceremonia de la lectura de los nombres. Cada vez, una abrumadora expresión pública de apoyo representa el poder y la importancia continuos de este ritual. La objeción más reciente se produjo en el 2020, cuando las precauciones debido a la COVID-19 hicieron que los organizadores utilizaran una lectura pregrabada de los nombres que se transmitía en la Memorial Plaza. Muchas familias se mostraron contrariadas, pues sostenían que el impacto emocional de la ocasión se vería reducido. Frank Siller, presidente de la Tunnel to Towers Foundation —una organización sin fines de lucro dedicada a la memoria del bombero fallecido Stephen Siller— dijo que la lectura en vivo de los nombres era "un homenaje esencial e insustituible". La fundación de Siller celebró su propia ceremonia conmemorativa a unas pocas cuadras de distancia, y se permitió a los miembros leer los nombres de sus seres queridos en voz alta, manteniendo una distancia de seguridad.

Pero la lectura de los nombres no es el único ritual que resuena y proporciona curación. Millones de personas en el país participan en el servicio a la comunidad, transformando el 11 de septiembre de un día de tragedia en un día para ayudar a los demás. En el 2009, el presidente Barack Obama designó el 11 de septiembre como Día Nacional de Servicio y Conmemoración. "Incluso el más pequeño acto de servicio, el más simple acto de bondad, es una forma de honrar a los que perdimos, una manera de recuperar ese espíritu de unidad que siguió al 11 de septiembre", dijo en el 2011. Sitios web y organizaciones como 911day.org y AmeriCorps (en inglés) permiten que los voluntarios seleccionen oportunidades de servicio en sus comunidades. Algunas personas honran el día al donar a organizaciones benéficas del 11 de septiembre o participar en algún evento corriendo, caminando, andando en bicicleta o subiendo escaleras.

Al igual que la lectura de los nombres, realizar buenas acciones cada año es un homenaje positivo a las personas asesinadas aquel día.

El 20.º aniversario del 11 de Septiembre es un momento de reflexión y apreciación, y los rituales que realizamos en este día tienen una profunda capacidad de sanación, no solo para quienes perdieron a un ser querido ese día, sino para toda nuestra nación. Las personas en el país se comprometieron a "no olvidar nunca" lo que sucedió aquel trágico día. Cada 11 de septiembre, los rituales como la ceremonia de conmemoración y la ayuda a los demás son fundamentales para conectarnos con nuestro pasado, así como para guiarnos hacia el futuro. Sirven para reconocer nuestro dolor, nos ayudan a encontrar consuelo en los demás y garantizan que las personas fallecidas reciban el respeto y el recuerdo que realmente se merecen.

La doctora Camille B. Wortman es profesora emérita de Psicología en Stony Brook University de Nueva York. Su investigación se centra en el duelo, y hace hincapié en cómo afecta a las personas la muerte repentina y traumática de un ser querido. Ha escrito cuatro libros, uno de estos sobre el duelo traumático, así como más de 100 artículos y capítulos de libros que tratan del duelo, la pérdida y el trauma. Después de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, se solicitó a Wortman el diseño de un programa de capacitación para terapeutas sobre cómo tratar el duelo traumático.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.