Skip to content

AARP reafirma su compromiso de ayudar a aquellos con demencia al hacer importante inversión. Entérate.

 

 

Momentos inolvidables —y curiosos— en la historia de las investiduras

Una mirada al acto de la toma de posesión en Estados Unidos.

  • Istock

    Breve y sombrío

    In English | En 1793, George Washington pronunció el discurso más corto, 130 palabras, en la historia de las investiduras. Habló humildemente y reconoció que tendría que hacerle frente a las "reprobaciones" de todos los que fueran testigos si fallaba en el cumplimiento de su deber. En 1945, Franklin D. Roosevelt pronunció el segundo más corto, de 550 palabras, un discurso sombrío de un presidente terriblemente enfermo, en medio de la Segunda Guerra Mundial.

    1 of 12
  • Biblioteca del Congreso/Corbis/VCG vía Getty Images

    El gran escape

    En 1829, Andrew Jackson se vio obligado a escapar por una ventana escoltado por ayudantes, la única manera que encontró de huir de la multitud adoradora que llegaba a raudales, adentrándose en la Casa Blanca. Los muebles de la mansión quedaron en ruinas, y el personal solo consiguió que los 20,000 fiesteros se fueran tentándolos con baldes de whisky que colocaron más allá de las verjas de la Casa Blanca. 

    2 of 12
  • Getty Images

    Hora de vendar las heridas

    En 1865 el país se encontraba atascado en la Guerra Civil, y Abraham Lincoln utilizó su discurso para intentar sanar las heridas de la nación. Declaró que el Norte y el Sur compartían el pecado de la esclavitud, y que ambos lados leían la misma Biblia y le rezaban al mismo Dios. 

    3 of 12
  • Getty Images

    El más caluroso y el más frío

    La primera toma de posesión de Ronald Reagan, en enero de 1981, fue la más calurosa que se registró oficialmente, con una temperatura al mediodía de 55°F. Su segunda, en 1985, fue la más fría, con una temperatura de 7°F. Había tanto frío que los labios de los trompetistas se congelaron contra las boquillas, y los organizadores decidieron cancelar el desfile al aire libre. Reagan pronunció su discurso dentro de la Rotonda del Capitolio. 

    4 of 12
  • George Silk/The LIFE Images Collection/Getty Images

    La toma de la antorcha

    En 1961, John F. Kennedy proclamó que la antorcha del liderazgo se le había entregado a una nueva generación de estadounidenses. Declaró: "No te preguntes qué puede hacer tu país por ti, pregúntate qué puedes hacer tú por tu país". Estas palabras emotivas inspiraron a miles de personas a unirse al Cuerpo de Paz y a muchos a luchar contra la pobreza y la discriminación. 

    5 of 12
  • AARP

    Espectáculos a la vista de todos

    Entre las atracciones inolvidables de los desfiles de investidura se encuentran varios espectáculos. Entre estos, el Lejano oeste de Búfalo Bill Cody en 1889; Gerónimo, el guerrero apache, en 1905; y en 1993, dos imitadores de Elvis en carrozas: un Presley de la "época de Ed Sullivan" que llevaba unos vaqueros negros y un Presley del "Concierto de regreso de 1969" vestido con un traje blanco adornado con brillantes. 

    6 of 12
  • Keystone/Getty Images

    Palabras de inspiración

    "Lo único que debemos temer es el temor mismo", declaró Franklin D. Roosevelt, radiante, en 1933. Fue una declaración optimista que le abrió paso al "New Deal", una serie de medidas gubernamentales para ayudar a superar la Gran Depresión. La recuperación fue lenta y dolorosa, pero las palabras de Roosevelt, frecuentemente citadas, animaron el espíritu del país. 

    7 of 12
  • AP

    Una larga caminata

    En 1977, Jimmy Carter recorrió a pie la ruta del desfile de investidura desde el Capitolio hasta la Casa Blanca, con Amy, la primera hija, correteando a su alrededor. Fue una manera de señalar que estaba decidido a ser el "presidente del pueblo", y no uno acordonado por una guardia imperial. 

    8 of 12
  • AP

    Travesuras de vaqueros

    En 1953, cuando el país estaba encaprichado con las películas de vaqueros, Montie Montana  lazó a Dwight D. Eisenhower. Montana era un lacero especialista famoso que actuó en 60 desfiles del Torneo de las Rosas y más de 20 películas. Los observan agentes del Servicio Secreto malhumorados y el vicepresidente Richard Nixon riéndose. 

    9 of 12
  • 2009 la Casa Blanca

    Fallo supremo

    El juez y presidente de la Corte Suprema, John Roberts, confundió algunas palabras cuando extendió el juramento de posesión a Barack Obama en 2013, al usar equivocadamente la palabra "fielmente" y al cambiar un "de" a una "a". Al día siguiente, para eliminar cualquier duda respecto a la posesión oficial del presidente Barack Obama, Roberts volvió a llevar a cabo el juramento en la Biblioteca cartográfica de la Casa Blanca. 

    10 of 12
  • Bettmann

    Discurso fatal

    William Henry Harrison, un día extremadamente frío de 1841, sin abrigo ni sombrero, pronunció un discurso de investidura que duró una hora y 45 minutos, tan prolijo que estableció un récord que todavía perdura. Prometió no postularse a un segundo periodo y murió de neumonía un mes después.

    11 of 12
  • Dominio público

    10 momentos extraños de las campañas presidenciales

    Los comentarios o decisiones de los candidatos pueden tornarse en errores garrafales. - Visita nuestra nueva página de juegos
    - Más fotogalerías
    - Descuentos para miembros de AARP

    12 of 12

También te puede interesar:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO