Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Productos tecnológicos innovadores de CES para mayores de 50 Skip to content
 

En busca de productos nuevos para los usuarios de 50 años o más en el CES

AARP habla del poder adquisitivo de los adultos mayores en la "economía de longevidad".

Un hombre juega con el visor de realidad virtual Huawei VR2

Robyn Beck / Getty Images

Uno de los asistentes del CES se prueba un casco de realidad virtual.

In English | La mayoría crecimos en ciudades más pequeñas que CES, (en inglés), la feria electrónica de consumo que se lleva a cabo en Las Vegas todos los años en enero. Con más de 180,000 asistentes, casi 5,000 expositores y millas de pasillos, CES (la Feria Electrónica de Consumo) surge como una ciudad dentro una ciudad. Si quieres tener una mejor idea de lo que está pasando en el sector tecnológico, CES es un destino evidente. 


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


AARP viajó a CES este año con dos metas específicas: correr la voz sobre la relevancia (y poder creciente) de lo que llamamos la economía de longevidad, y para explorar productos y servicios nuevos e interesantes de alta tecnología que se enfoca en los intereses y las necesidades particulares de las personas de 50 años o más.

La economía de longevidad

Pero volvamos a la economía de longevidad (en inglés). No es solo una frase de moda: es un cambio demográfico radical que ya está en progreso y que se acelera cada día. En resumen: el mundo está envejeciendo y lo está haciendo rápidamente. A grandes rasgos, durante la próxima generación (o sea, para el 2050) la población mundial de personas de más de 60 años llegará a más del doble, a sobre dos mil millones (2 billion) de personas. En otras palabras, en poco más de 30 años, por cada persona de 60 años o más actualmente en tu comunidad, ciudad o empleo, habrá dos o más. Y las repercusiones (ya sean positivas, desafiantes o "ya se verá") son enormes. 

Mientras tanto, aquí y ahora, la economía de longevidad ya es el mayor mercado de consumo que existe. Solo en EE.UU., las personas de 50 años o más generan $7.6 billones ($7.6 trillion) de actividad económica anual;

  • el equivalente a la tercera economía más importante del mundo,
  • o a unos 51 centavos de cada dólar gastado en EE.UU.,
  • que podría deberse a que el 83% de la riqueza total de los hogares de EE.UU. está en manos de personas de más de 50 años.

Sin embargo, el desarrollo de productos y servicios centrados en los intereses y necesidades particulares de las personas de 50 años o más siempre ha sido más bien una ocurrencia tardía. Con una frecuencia desconcertante, sobre todo en vista de la realidad económica, muchos fabricantes y proveedores de servicios todavía se centran principalmente en conquistar a los consumidores jóvenes y, si acaso también atraen a los mayores, está bien, pero no es el objetivo.

Acontecimientos interesantes

Sin embargo, tal como vimos este año en CES, eso está empezando a cambiar. Aunque queda mucho camino por andar, está claro que el sector de la tecnología está abriendo los ojos en cuanto al poder de la economía de longevidad y las oportunidades que surgen el aportar soluciones a las personas de 50 años o más.

Con esto en cuenta, a continuación, tiene un resumen breve de algunos (pero definitivamente no todos) los nuevos productos y servicios que nos llamaron la atención este año en CES: 

Ya nos habían impresionado los monitores cardíacos portátiles, que normalmente parecen relojes, pero nos intrigó la moda de monitores de salud portátiles (en inglés) en forma de brazaletes y colgantes que usan diminutos sensores nanotecnológicos de gas para medir los niveles de glucosa de los pacientes diabéticos. Además, advierten a los usuarios (o a sus cuidadores) cuando éstos están a punto de sufrir un ataque hipo- o hiperglucémico. Ahora también existen prendas de vestir que pueden vigilar tu salud. Un ejemplo es el chaleco de algodón y licra del fabricante francés Chronolife, que la FDA todavía no ha aprobado, y que tiene sensores que monitorean la actividad eléctrica, la respiración, la temperatura corporal y las actividades físicas preocupantes, como las caídas. Será interesante ver hasta dónde llegan estos y otros productos y servicios innovadores. 

Una de las novedades más destacadas que vimos en CES es una colaboración recientemente anunciada (en inglés) entre Cognitive, Plume, Qualcomm y Stanley Black & Decker para lanzar un sistema de seguridad del hogar y monitoreo a distancia por wifi llamado Omni. Sin querer simplificar demasiado, una de las cosas que Omni puede hacer es indicar a las personas, ya estén al otro lado de la ciudad o al otro lado del país, si hay alguien moviéndose por su hogar. Aunque los detectores de movimiento normalmente existen para identificar a intrusos, si lo piensas, esta capacidad también puede ser útil para identificar si una persona mayor que vive sola está caminando por su casa. Dado que las preocupaciones sobre la seguridad de una persona mayor que vive por su cuenta puede ser un obstáculo para envejecer en el hogar, un servicio como Omni podría ser un recurso útil para los residentes que envejecen en el hogar y para las personas que los quieren.

Fomento de competencia e innovación

Por último, cabe mencionar la competencia de discursos de venta patrocinada por AARP Innovation Labs (en inglés), que reunió a ocho prometedoras empresas emergentes, enfocadas en la tecnología, que llevarán al mercado productos y servicios centrados en las personas de 50 años o más y, de forma similar al programa de televisión Shark Tank, los desafió a presentar y defender sus ofertas y a demostrar cómo y por qué podrían resultar útiles a las personas mayores. Fue un intercambio intenso y, aunque todos los competidores resultaron impresionantes, inevitablemente los jueces tuvieron que reducir la lista de ocho compañías a dos.

Las dos empresas ganadoras, StoryUP Healium y Waverly Labs (en inglés), competirán de nuevo en octubre en la final de discursos de venta en la sede nacional de AARP en Washington, D.C. El aparato de realidad virtual (VR) de StoryUP usa retroalimentación de electroencefalograma (EEG) para reducir estrés y ofrecer oportunidades de viaje virtual a sus usuarios. El audífono de Waverly puede interpretar conversaciones casi en tiempo real. 

Una de las cosas que más agradecimos de la competencia es que permitió que AARP retara al sector tecnológico a inventar soluciones personalizadas para los obstáculos a los que se enfrentan los adultos mayores. En el caso de StoryUP Healium el obstáculo es el aislamiento social, y en el caso de Waverly Labs es la pérdida auditiva. Ya estamos a la espera de la competencia, porque es una gran forma de aprender sobre, e incluso de impulsar, las nuevas ofertas innovadoras que podrían resultar útiles a las personas mayores.

Jo Ann Jenkins es la directora ejecutiva de AARP.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.