Skip to content
 

¿Qué es una revisión de discapacidad del Seguro Social?

Recibir beneficios del Seguro por Discapacidad del Seguro Social (SSDI) o de la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) hoy no necesariamente significa que podrás recibirlos mañana. El Seguro Social define la discapacidad en parte como una enfermedad o lesión que evita que puedas trabajar por lo menos un año. Si tu enfermedad o lesión mejora lo suficiente como para permitirte volver a trabajar, se supone que dejarás de recibir los beneficios.

Por esa razón, la SSA (Administración del Seguro Social) hace una corroboración periódica, llamada revisión de la continuación de discapacidad (CDR o continuing disability review), para asegurarse de que todavía tengas una enfermedad o lesión que te impida ganarte la vida.

En una CDR, un examinador de discapacidad y un asesor médico del Seguro Social revisan tu caso para ver si ha habido alguna mejora médica desde que comenzaste a recibir beneficios, o desde tu última revisión. Tendrás que proporcionar cierta información médica, incluidos detalles sobre el tratamiento reciente, información de contacto de tus médicos y números de expedientes de los centros médicos y hospitales donde te trataron.

Los revisores solicitarán información a tu equipo de atención médica sobre tu enfermedad, cómo te afecta y cómo se está tratando. Tal vez te pidan que te hagas un examen médico o una prueba, que el Seguro Social paga. También querrán saber si has estado trabajando mientras recibes el SSDI o la SSI y, de ser así, cuánto has ganado.

La frecuencia y el momento en que se realizan las revisiones de discapacidad dependen de cómo el Seguro Social clasifica tu pronóstico a largo plazo.

  • Se espera una mejora médica: Tendrás una revisión de 6 a 18 meses después del comienzo de los beneficios.
  • Posible mejoría médica: Por lo general, se realizará una revisión cada tres años.
  • No se espera una mejora médica: Las revisiones se llevan a cabo normalmente después de al menos siete años.

El aviso de aprobación inicial que recibes cuando se aprueba tu solicitud de beneficios te dirá cuándo esperar tu primera revisión.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Razones por las que podrías dejar de recibir beneficios

Si los revisores de la SSA concluyen que permaneces discapacitado, tus beneficios continúan. Pero si determinan que tu estado de salud ha mejorado lo suficiente como para que trabajes, tus pagos se detendrán aproximadamente dos meses después de la decisión.

También podrías perder los beneficios si el Seguro Social descubre que:

  • No has seguido un régimen de tratamiento prescrito por el médico que podría llevar a una mejora médica.
  • Diste información falsa cuando solicitaste los beneficios por discapacidad por primera vez.
  • No colaboras con el examinador que investiga tu caso.
  • Puedes trabajar debido a la capacitación laboral que has recibido o a los avances en el tratamiento médico o en la tecnología vocacional.

Tus pagos también pueden terminar si ya estás trabajando y tus ingresos exceden los límites establecidos por el Seguro Social para los beneficiarios por discapacidad.

En el 2022, el límite de ingresos para alguien que recibe el SSDI es de $1,350 al mes ($2,260 para los beneficiarios ciegos). Para la SSI, el límite formal es de $841 al mes, pero, teniendo en cuenta las complejas reglas del Seguro Social para contar los ingresos para la elegibilidad para la SSI, el límite efectivo es de $1,767 si tu único ingreso es el laboral.

Ten en cuenta que

  • Si pierdes tus beneficios por discapacidad después de una CDR, puedes apelar la decisión. Dispones de 60 días a partir de la fecha en la que recibiste el aviso de cesamiento de beneficios para presentar una apelación. Si apelas dentro de los 10 días, tus beneficios pueden continuar hasta que haya una decisión final sobre tu caso, pero es posible que tengas que devolver ese dinero si se confirma la revocación de los beneficios.
  • No estarás sujeto a revisiones médicas de tu discapacidad si participas en Boleto para Trabajar, un programa de la SSA que brinda capacitación, referencias y otros servicios de empleo a beneficiarios con discapacidad que buscan regresar a la fuerza laboral.

Actualizado el 28 de diciembre del 2021