Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

El Seguro Social considera un cambio en las reglas de la SSI

Con la propuesta podrían aumentar los pagos y reducirse los trámites para los adultos mayores y discapacitados necesitados.

Un cambio propuesto en el modo en que la Administración del Seguro Social (SSA) determina los beneficios de la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) podría aumentar los pagos mensuales de cientos de miles de personas mayores y discapacitadas económicamente vulnerables.

Los partidarios de reformar la SSI, que ayuda a las personas con ingresos bajos mayores de 65 años, ciegas o discapacitadas, afirman que el cambio también podría reducir significativamente las cargas burocráticas tanto para los beneficiarios como para el personal de la SSA.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

La nueva norma modificaría el tratamiento que el Seguro Social le da al sustento y manutención no en efectivo (in-kind support and maintenance, ISM). Tal como se define actualmente, el ISM son los gastos de alimentación o alojamiento que alguien que no es el cónyuge con el que vives cubre total o parcialmente. La SSA lo considera una forma de ingresos, y los ingresos son un factor clave para determinar si se reúnen los requisitos y los niveles de pago de la SSI. 

Esas normas están en vigor desde que el Congreso estableció el programa SSI en 1972 y lo puso bajo la responsabilidad del Seguro Social. Pero ahora la SSA propone omitir los alimentos del cálculo no en efectivo y, por consiguiente, de su definición como ingresos.

spinner image Dos mujeres preparan comida en su casa
JulPo/Getty Images

Eso podría significar mayores pagos para algunas de las casi 800,000 personas cuyo beneficio de la Seguridad de Ingreso Suplementario se reduce hasta en un tercio porque reciben ayuda de amigos o familiares para pagar sus necesidades básicas. Además, simplificaría un elemento especialmente oneroso de la administración de la SSI, que obliga a los trabajadores del Seguro Social a dedicar tiempo y recursos a investigar las condiciones de vida de millones de beneficiarios actuales y potenciales.

“Si tenemos en cuenta que el beneficio [SSI] en sí está por debajo del nivel de pobreza, aplicarle una reducción de un tercio a causa del ISM es un perjuicio para los beneficiarios”, afirma Jack Smalligan, investigador principal de políticas del Income and Benefits Policy Center del Urban Institute. “Y también es muy costoso para la SSA administrar esto”.

El 15 de febrero se publicó en el Registro Federal un resumen detallado del cambio de reglamentación (en inglés) y el público puede hacer comentarios sobre la propuesta hasta el 17 de abril. Después, la SSA evaluará los comentarios y, si decide seguir adelante con el cambio, publicará una reglamentación definitiva donde se fijará la fecha de implementación.

Los ingresos reducen beneficios

El objetivo de la SSI es proporcionar un nivel básico de ayuda económica a las personas con muy bajos ingresos y pocos bienes, de edad avanzada o discapacitadas. En el 2023, el pago federal máximo de la SSI será de $914 al mes para un individuo, aproximadamente un 25% por debajo del umbral federal de pobreza, y de $1,371 para una pareja casada en la que ambos cónyuges tengan derecho al programa. 

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Dado que la SSI es un programa de comprobación de recursos, el Seguro Social tiene en cuenta una amplia gama de ingresos y ayudas económicas para determinar si se tiene derecho a recibir este beneficio. Los pagos mensuales pueden reducirse o hasta desaparecer si recibes ingresos del empleo o de otras fuentes, como el ISM, aunque en el caso de la ayuda no monetaria la reducción tiene un límite de aproximadamente un tercio del importe del beneficio. 

Las normas del ISM entran en juego si un beneficiario vive con otras personas y paga menos de la parte proporcional de los gastos de comida y alojamiento (por ejemplo, una cuarta parte en un hogar de cuatro personas) o recibe ayuda para pagar estas facturas de alguien ajeno a su hogar.

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

“Históricamente hemos incluido recibir alimentos en especie en nuestra consideración porque la asistencia alimentaria ayuda a las personas a satisfacer sus necesidades básicas”, dice la SSA en el Registro Federal. “Sin embargo, las complejidades de nuestras políticas actuales del ISM alimentario pueden superar su utilidad”.

La agencia dio un paso similar en el 2005, cuando eliminó la ayuda para pagar la ropa como categoría del ISM.

De los más de 7.3 millones de personas que recibían la SSI en enero del 2022, a 793,000 (aproximadamente 1 de cada 9) se les descontó una parte de sus beneficios a causa de la ayuda de sustento y manutención no en efectivo, según los datos de la SSA citados en la propuesta.

La SSI de un vistazo

¿Quién tiene derecho a la Seguridad de Ingreso Suplementario? Residentes en EE.UU. con ingresos muy bajos y recursos económicos limitados que tengan más de 65 años o padezcan una enfermedad que se ajuste a la definición de incapacidad del Seguro Social.

¿Cuántas personas la reciben? Más de 7.5 millones de personas recibieron beneficios de la SSI en enero de 2023, aproximadamente un tercio de ellas mayores de 65 años.

¿Cuánto reciben? El pago federal máximo de la SSI en el 2023 es de $914 al mes para un individuo y de $1,371 para una pareja en la que ambos reúnan los requisitos. Las prestaciones pueden reducirse en función de los ingresos procedentes de otras fuentes, como el trabajo, las inversiones o la ayuda monetaria de familiares y amigos. El pago promedio real de la SSI en enero del 2023 era de $677, según los datos del Seguro Social.

La reducción media fue de $207 al mes, aunque es probable que la mayor parte se deba a que los beneficiarios de la SSI reciben ayuda para sufragar los gastos de alojamiento, como el alquiler, los pagos de la hipoteca, los impuestos sobre la propiedad y los servicios públicos, y no los gastos de alimentación.

Aun así, el Seguro Social afirma que la propuesta que está sobre la mesa podría aumentar la seguridad económica y disminuir la inseguridad alimentaria de los beneficiarios, al eliminar una fuente de posibles reducciones de pagos y suprimir un “posible factor disuasorio para que familiares y amigos ayuden a los solicitantes o beneficiarios a obtener alimentos”. 

El cambio también haría que las normas del ISM sean “menos complicadas de administrar y más fáciles de entender y seguir para el público”, dice la agencia.

Ese podría acabar siendo el aspecto más significativo del cambio de reglamentación, dice Cheryl Bates-Harris, especialista sénior en defensa de los discapacitados de la National Disability Rights Network (NDRN, Red nacional de derechos para las personas con discapacidades).

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

“El ISM es un proceso que requiere mucho, mucho tiempo y trabajo, tanto para el Seguro Social, que debe administrarlo, como para las personas, que deben llevar un registro pormenorizado”, afirma. “Hay trabajo más importante que hacer, creo, en la Administración del Seguro Social que determinar si la comida que alguien recibió de otra persona es o no ayuda en efectivo. Simplemente no tiene sentido”.

“Primer paso”

Los defensores de los discapacitados y de la lucha contra la pobreza llevan mucho tiempo reclamando cambios en la forma de calcular y pagar los beneficios de la SSI, pero la mayoría requerirían la intervención del Congreso.

La legislación federal que se presentó en el 2021 proponía aumentar las prestaciones de la SSI al 100% del nivel federal de pobreza; aumentar el monto de los ingresos que pueden recibir los beneficiarios sin que se apliquen las reducciones de la SSI; ponerle fin a la “penalización por matrimonio”, la norma según la cual las parejas que reúnen los requisitos reciben el equivalente a 1.5 veces el beneficio individual en lugar del doble; y eliminar todas las reducciones por ayuda alimentaria y alojamiento.

En un informe de septiembre del 2021 del Urban Institute (en inglés) se calculó que la aplicación de los cuatro cambios sacaría de la pobreza a más de 3.3 millones de beneficiarios de la SSI, pero que, considerados individualmente, la supresión del ISM tendría, con mucho, el menor impacto.

Smalligan, coautor del informe, considera que cambiar las normas alimentarias es “un importante primer paso”.

“Queda mucho por hacer, pero es una diferencia significativa. La comida es un aspecto fundamental de la vida, así que es importante”, afirma. “Desde luego, no me gustaría que nos detuviéramos aquí. Creo que sería una decepción si esto fuera todo lo que hicieran”.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.