Skip to content
 

Un cambio del IRS podría reducir tus distribuciones mínimas requeridas anuales

Para los titulares de cuentas de jubilación, las mejores estrategias para la distribución mínima requerida.

Gráfica estadísticas debajo de una barra que dice distribuciones mínimas requeridas.

ISTOCK / GETTY IMAGES

In English

Las personas en este país están viviendo por más tiempo que la generación anterior; el Gobierno lo sabe. A partir del 2022, esto se reflejará en la cantidad de dinero que deberás retirar de las cuentas de jubilación según la edad que tengas.

Las nuevas cifras provienen de fórmulas actualizadas del IRS (Servicio de Impuestos Internos) para determinar lo que se conoce como las distribuciones mínimas requeridas (RMD). Esas RMD son las cantidades, calculadas como un porcentaje del valor total de la cuenta, que debes empezar a retirar anualmente de tu cuenta personal de jubilación (IRA) o de tus cuentas 401(k) o 403(b) cuando tengas poco más de 70 años. El resultado es que tus RMD —que son gravables como ingresos regulares si se retiran de cuentas tradicionales— serán menores en cualquier año dado de lo que habrían sido con las fórmulas antiguas. Además de otros dos cambios implementados en los últimos años para las distribuciones mínimas requeridas, las nuevas cifras enredan un asunto que ya era complejo. A continuación, lo que debes saber sobre las RMD y unas buenas estrategias para aprovechar al máximo las reglas sobre las cuentas para la jubilación.

Aumentar en el 2021

“Este es un año particularmente confuso para calcular bien las distribuciones mínimas requeridas”, advierte Ed Slott, experto en cuentas IRA. En primer lugar, las RMD vuelven a estar vigentes luego de haberse suspendido para el año calendario 2020. Y no te olvides de hacer estas distribuciones, porque las multas del IRS por no haber sacado tu mínimo anual son altas. Nota: no tienes que retirar las RMD de las cuentas Roth IRA, pero sí de las cuentas Roth 401(k). Y algunos titulares de cuentas enfrentan un tema basado en la fecha de su cumpleaños: la Ley SECURE del 2019 aumentó de 70 y medio a 72 años la edad a la que deben empezar a sacar las RMD, pero no para quienes ya estaban haciendo estas distribuciones en el 2019. Por eso, si cumpliste 72 años antes del 1.º de julio del 2021, debes sacar tu distribución mínima requerida antes del 31 de diciembre; este es tu retiro habitual programado para el 2021. Si tu 72.º cumpleaños cae durante la segunda mitad del 2021, tienes hasta el 1.º de abril del 2022 para realizar tu primer retiro de dinero, aunque usarás las tablas del 2021 para calcular la cantidad.


Venta del Día de la Recordación: Únete a AARP por solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años. Únete hoy y recibe un REGALO.


Disminuir en el 2022

A partir del año entrante, las distribuciones mínimas requeridas de muchas personas serán entre un 6 y un 7% menores de lo que habrían sido según las antiguas tablas de expectativa de vida del IRS. Por ejemplo, una soltera de 75 años cuya IRA tiene un valor de $100,000 a fines del 2021 deberá retirar un mínimo de $4,065 en el 2022, unos $300 menos que la cantidad según las pautas anteriores. Para calcular tu propia RMD para el 2021 o el 2022, usa la Calculadora de distribución mínima requerida (en inglés), de AARP.

Sin embargo, solo porque puedes retirar menos dinero todos los años no significa que deberías hacerlo. Podrías necesitar más que tu distribución mínima para pagar los gastos de manutención durante la jubilación. De hecho, si te jubilas antes de cumplir 70 años (mucho antes de tener que hacer ninguna distribución), quizás te convenga retirar dinero para los gastos de manutención a fin de poder empezar a reclamar el Seguro Social más tarde y así aumentar la cantidad de tus beneficios mensuales. Esa por lo general es una decisión inteligente, señala Laurence J. Kotlikoff, profesor de Economía de Boston University.

Ahorrar en impuestos

Si bien los fondos que retiras de las cuentas IRA tradicionales, 401(k) y 403(b) son considerados como ingresos regulares sujetos a impuestos, bajo la ley vigente, tienes disponibles algunas estrategias para disminuir el impacto. Si tienes más de 70 años y medio, puedes donar directamente de tu IRA tradicional (pero no de esas otras cuentas) a lo que se conoce como una organización sin fines de lucro 501(c)(3); por ejemplo, un banco de alimentos o una institución religiosa. El donativo, conocido como una distribución calificada de beneficencia, puede tenerse en cuenta para la distribución mínima requerida que necesites hacer, pero el retiro se exime de impuestos sobre la renta. Ese es el caso incluso si, como la mayoría de las personas en este país, ahora reclamas la deducción estándar y no detallas tus donaciones benéficas. “El dinero de las IRA siempre es el mejor para donar a organizaciones benéficas”, dice Slott.

A menos que el Congreso cambie las reglas vigentes, también podrías convertir el dinero de una cuenta IRA con impuestos diferidos a una cuenta Roth IRA. Tendrás que pagar impuestos sobre el dinero que saques de tu cuenta IRA y transfieras a la cuenta Roth, pero luego ese dinero puede aumentar libre de impuestos. No deberás ningún impuesto adicional cuando retires el dinero de la cuenta Roth, ni tampoco tendrás que hacer ninguna RMD. No puedes usar tu distribución mínima requerida para una conversión a una cuenta Roth, pero puedes depositar dinero adicional en una Roth después de cumplir con tu distribución requerida en cualquier año. Esa cuenta Roth que dejas crecer durante el transcurso de tu nueva y más prolongada expectativa de vida te dará algunas recompensas libres de impuestos en años venideros.

Linda Stern, exredactora de temas relacionados con Wall Street en Reuters, ha escrito sobre finanzas personales desde la década de 1980.