Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

7 consejos para mantener la armonía cuando tu cónyuge se jubila antes que tú

Calcula las finanzas y mantén la comunicación.

Hombre cocinando en su casa mientras su esposa lo abraza por detrás y le da un beso.

E+/ GETTY IMAGES

In English | En los hogares en los que ambos cónyuges trabajan a tiempo completo se suele llevar un ritmo organizado en torno a los horarios de trabajo. Te despiertas, comes y trabajas —dentro o fuera de casa— a determinadas horas. Esta rutina garantiza que se realicen todas las tareas necesarias y que se coordine el tiempo libre de ambos.

Pero cuando uno de los cónyuges sigue trabajando y el otro se jubila, la cadencia de la vida cotidiana puede verse alterada, lo que da lugar a nuevas decisiones, expectativas y normas. "Es un momento difícil. Son muchos cambios después de haber estado haciendo una cosa durante 30 o 40 años", dice Susan Silver, psicoterapeuta de Wellington Counseling Group, una empresa con sede en Chicago.

Pero es posible hacer que la transición sea más fácil, dicen tanto los expertos como las personas que lo han hecho. Y tienen una serie de recomendaciones para afrontar el cambio de vida más importante de una pareja que tiene un impacto significativo en ambos.

1. Habla sobre las expectativas

Un error que cometen las parejas es suponer que piensan de igual manera sobre la jubilación y las finanzas. La encuesta Couples & Money Survey del 2021 realizada por Fidelity Investments halló que el 48% de las parejas difieren en la edad a la que se jubilarán. Y aproximadamente 1 de cada 4 personas (un 24%) encuentra irritantes los hábitos financieros de su pareja, pero lo deja pasar para mantener la armonía. Aunque la idea común es que ambos se jubilen a una determinada edad o más o menos al mismo tiempo, la realidad no suele ser tan sencilla.

Por eso debes hablar sobre tus planes. Lo ideal es que las conversaciones sobre la jubilación comiencen mucho antes de que suceda, dice Silver. En su trabajo con parejas, las anima a iniciar esas conversaciones a los 40 años, ya que las decisiones pueden ser complejas. "¿Cuál es la diferencia de edad? ¿Se llevan dos o 10 años de diferencia? ¿Cuáles son los problemas de salud que pueden impulsar la jubilación? ¿Quieren viajar? ¿Una persona quiere sentarse en casa y ver televisión y la otra quiere viajar por el mundo?", pregunta. Tener una visión clara de la jubilación es un buen primer paso para crear un plan que funcione para ambos.

2. Calcula las finanzas

Los ingresos de tu hogar pueden cambiar cuando uno de los cónyuges se jubila, por lo que también es importante pensar en el impacto financiero de la decisión, dice Meredith Prescott, fundadora de Prescott Therapy and Wellness. ¿Cómo cambiarán tus ingresos y gastos? Si bien es posible que ahorres en transporte y otros gastos relacionados con el lugar de trabajo, puedes incurrir en gastos nuevos relacionados con cómo pasará el tiempo la persona jubilada. "Creo que en realidad se trata más de cuáles han sido los salarios y las expectativas y de cómo se comunican realmente en la relación. ¿Era [la jubilación] parte del plan?", dice. También es conveniente analizar cómo se relaciona el cambio en los ingresos con tus planes para la jubilación.

John y Helen Holmes lo hicieron: elaboraron un plan basado en el flujo de ingresos de sus puestos anteriores. John se jubiló en el 2019 como auditor de la New Jersey Division of Taxation, donde trabajó 30 años y tiene una pensión estatal y un seguro médico que los cubre a ambos. Helen fue maestra de escuela privada, pero también comenzó a trabajar para el Estado hace más de 15 años y tiene previsto jubilarse en el 2022. Durante la pandemia de COVID-19, Helen ha trabajado desde casa, por lo que también ha ahorrado en transporte.

La planificación financiera para la jubilación debe hacerse con bastante antelación a la jubilación real, dice Silver. "No hay duda de que el dinero puede tener un gran impacto en las relaciones", dice. Es una buena idea involucrar a un planificador financiero u otro profesional financiero para que ayude a determinar cómo los patrones de dinero —desde los gastos y los ahorros hasta cómo se toman las decisiones monetarias— también pueden cambiar. "Algunas personas lo intentan durante seis meses y viven con ingresos reducidos, incluso cuando siguen trabajando", dice. Eso les permite entender algunos de los cambios que pueden necesitar.

3. Define límites para la relación

Durante la pandemia, Lakesha Cole lanzó shePR, una empresa de relaciones públicas. Su esposo, Deonte, se retiró del Cuerpo de Infantería de la Marina de Estados Unidos después de 20 años de servicio en el 2018. El cambio ha sido significativo para la pareja. Cuando Deonte era un militar en servicio activo, a menudo estaba fuera de casa. Ahora está en casa a tiempo completo. La pareja tiene tres hijos, de 16, 7 y 5 años. "Estuve bastante ausente y mi esposa administraba la casa la mayor parte del tiempo. Tienes que saber cómo integrarte", dice Deonte.

Como Lakesha trabaja desde casa, tiene que establecer límites y reglas básicas para asegurarse de que puede hacer sus cosas, incluso cuando Deonte y los niños están en casa. Tienen áreas designadas en la casa donde ella trabaja y donde la familia ve la televisión o hace las tareas. "Esto mantiene a todo el mundo organizado y mantiene la casa un poco más tranquila, así que si uno de nosotros necesita un tiempo de silencio para atender una llamada, hay espacios en la casa donde podemos hacerlo", dice. Una regla básica: una puerta de oficina cerrada significa "no molestar".

"Si eres el cónyuge que trabaja, tienes que tener esa lista de límites, pero hazlo en colaboración con tu pareja", dice Silver. Decide los momentos en los que necesitarás un tiempo tranquilo para trabajar y quién será el responsable de manejar las interrupciones de los niños, las mascotas u otros miembros del hogar. "Debería ser una conversación bastante sencilla, a menos que una persona esté realmente en contra o si no puede hacer lo que hace falta dentro del espacio que tiene". La discusión también puede propiciar otras soluciones, como decidir un espacio de trabajo diferente para la persona que trabaja u otras adaptaciones.

4. Planifica la división de las tareas

Las parejas también deben conversar sobre si la división de las tareas del hogar y otras áreas de sus vidas cambiarán, dice Prescott. Una vez que una persona deja de trabajar, ¿existe la expectativa de que el jubilado se haga cargo de más tareas domésticas? Eso podría interferir con los planes del jubilado de explorar nuevos intereses y actividades, lo que puede crear fricciones.

"Creo que es fácil asumir que cuando alguien se jubila ya no está tan ocupado", dice Prescott. Pero eso no significa que el cónyuge que trabaja tenga derecho a ocupar el tiempo del otro con listas de tareas.

A veces, las parejas simplemente caen en un ritmo fácil. Susan Esco y su pareja, Tina Waggoner, se conocieron durante la pandemia y desde entonces se mudaron juntas. Esco es terapeuta del habla en la práctica privada y Waggoner es una veterana militar jubilada. Ambas están de acuerdo en que la división de tareas es natural. "Si hay un calcetín en el suelo, se recoge", dice. "Normalmente, si yo cocino, ella limpia". Ambas tienen hijos adultos, por lo que no es necesario dividir las tareas de cuidado de los niños.

Deonte Cole, el militar jubilado, ayuda con las responsabilidades domésticas y de cuidado, pero su esposa, Lakesha, sigue asumiendo su parte de las tareas domésticas a pesar de estar trabajando. Eso le ha permitido a Deonte obtener su licencia de bienes raíces y aprender a programar. "Estoy incursionando en muchas cosas diferentes. Porque, aunque todavía somos jóvenes y yo estoy jubilado, sigo pensando que nunca se sabe. Podría adquirir otra pasión que se convierta en un nuevo camino profesional", dice.

5. Prepárate para el cambio

Y a medida que tu cónyuge sale y persigue nuevos intereses, la pareja también debe estar preparada para los cambios que eso conlleva, dice Prescott. Cuando sales al mundo y tienes nuevas experiencias, eso puede traer cambios inesperados. ¿Cómo serán tus días? ¿Tu pareja estará probando cosas nuevas? "Es posible que surjan nuevas amistades a medida que desarrollan nuevos pasatiempos", dice. "Su mundo podría abrirse de una manera diferente".

John Holmes, el auditor de impuestos jubilado, dirige una estación de radio en línea llamada Radio Once More, que ofrece "programación de radio antigua y nostálgica". Ha hecho amigos en todo el país. Su esposa, Helen, quien sigue trabajando, ayuda a manejar la emisora y también se encarga de sus redes sociales.

"Lo que sea que disfrutes, lo que sea que te apasione, creo que es importante. No puedes confiar en que tu cónyuge o pareja siempre estará ahí para entretenerte", dice. "La pareja vive la vida juntos, pero también son individuos. Y necesitas saber eso".

Esco también está explorando sus opciones profesionales, involucrándose más en el modelaje y la actuación. "Ya estaba comenzando el cambio [de carrera], pero puedo decir que saber que [mi pareja] está completamente jubilada y que recibe equis cantidad de dinero realmente me quita el peso de encima", dice. Esco está teniendo éxito en su nueva carrera y ha sido contratada como parte de una campaña de mercadeo internacional.

6. Mantén la conexión

A medida que sus vidas cambian, también es importante mantener la conexión, dice Lakesha Cole. Antes de que su esposo se jubilara, dice, durante todo un año la pareja tuvo una cita semanal para reconectarse antes de que sus vidas cambiaran tanto. "Así que una vez que sucedió, fue realmente fácil. Para mí, creo, porque ya estábamos en un espacio de pasar más tiempo juntos", dice.

Helen y John Holmes también se aseguran de encontrar tiempo para hacer cosas que disfrutan juntos, como las noches de "beber y pintar", en las que pintan en establecimientos locales o, ahora, a distancia por videoconferencia. También organizan una noche de juegos.

Esco dice que ella y Waggoner disfrutan de la naturaleza fluida de trabajar desde casa. Pueden conectarse a lo largo del día y tener flexibilidad para organizar sus horarios con más facilidad que si una de ellas tuviera un trabajo típico de oficina. "Debido a que estoy en la práctica privada, tengo mucha flexibilidad", dice ella. "Así que me dije: 'Qué bien, por fin una pareja que no está atada a un horario de nueve a cinco'".


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


7. Comunicarse a medida que cambian las cosas

Sobre todo, comunicarse con regularidad, tanto antes como durante la jubilación, es esencial para evitar que se intensifiquen los problemas o conflictos. "Mi sugerencia sería abordar las cosas de manera más preventiva antes de que surja un problema o una crisis", dice Prescott. "Si te sientes de cierta manera sobre algo, es mejor compartirlo en lugar de esperar a que las cosas se acumulen". Y consulten el uno al otro con regularidad para determinar cómo se siente cada uno. Llegar a la jubilación es un cambio de vida importante que conlleva una serie de emociones. Y los problemas pueden ser diferentes si uno de los cónyuges se jubila por decisión propia o si se debe a una enfermedad, a la pérdida del empleo o a otras circunstancias difíciles.

Silver está de acuerdo: "Sigan comunicándose y tal vez establezcan un plan sobre lo que quieren. ¿Con qué frecuencia vamos a ver a los niños? ¿Con qué frecuencia vamos a hacer un viaje?". Y estén dispuestos a hacer concesiones, añade. Durante este período de transición, puede que tengas que adaptarte intencionadamente a los cambios para que tu relación siga siendo sólida.

Gwen Moran es una escritora y autora especializada en negocios y finanzas. Su trabajo ha aparecido en muchas de las principales publicaciones de negocios y sitios web, como Entrepreneur, Kiplinger.com, Newsweek.com y The Los Angeles Times Magazine.