Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Cómo mantener tu capacidad de conducir un auto cuando manejas menos

Elabora un régimen de ejercicio para mantenerte en forma física y mentalmente.

Una pareja de adultos mayores hace arreglos en la casa

MoMo Productions/Getty Images

Si no puedes salir, no te quedes sentado en la casa. Haz pequeñas cosas, como alcanzar los armarios o estirar los músculos para mantenerte flexible y alerta, dicen los expertos.

In English | Sandi Peters, de 71 años, ha conducido durante décadas, pero no conduce de noche ni por las carreteras desde que regresó de vivir en el extranjero.

Cuando la especialista en Gerontología de la bahía de San Francisco regresó recientemente de un puesto de enseñanza de nueve meses en Marruecos, donde no conducía, era muy consciente de que el tiempo que pasó fuera había cambiado el ritmo al que se mueve, reacciona y vive la vida.

“Nuestra sociedad va a una velocidad rápida, algo que no es bueno para nuestra cultura”, afirma Peters, autora de Aging with Agency: Building Resilience, Confronting Challenges, and Navigating Eldercare (2020). “Cuando somos mayores, vamos más despacio. Eso es algo bueno”.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Reducir la velocidad debido al envejecimiento no significa el fin de la conducción u otras actividades que requieren agilidad mental y física, señala Peters, cuya carrera en el estudio del envejecimiento se remonta a la década de los 80. Significa trabajar para mantener las habilidades a punto y eliminar la vulnerabilidad, y los cursos de conducción defensiva que ofrecen AARP, AAA y otras organizaciones son inversiones aconsejables para los adultos mayores.

“La mayoría de las personas [mayores] con las que trabajo están aterrorizadas de perder sus licencias. Da miedo contemplar la posibilidad de perder la licencia porque somos una sociedad que depende del auto”, afirma. “También tienen miedo de la enfermedad de Alzheimer. Y creo que algunas personas, si admiten que van a la escuela de conducción, piensan que están más cerca de ambas cosas”.

Eso no es necesariamente cierto, expresa Susie Touchinsky, especialista en terapia ocupacional certificada para la rehabilitación de conductores y propietaria de Adaptive Mobility Services LLC en Orwigsburg, Pensilvania.

“La conductora más veterana tenía 103 años y era fantástica” al volante, recuerda Touchinsky. “Trabajé con personas que tienen 18 años y nunca deberían conducir”. Muchos factores afectan la capacidad de una persona de conducir de manera defensiva.

En los cinco años comprendidos entre el 2014 y el 2018, los más recientes de los que se dispone información, los conductores de más edad se vieron implicados en menos accidentes —incluidos accidentes mortales— que otros grupos de edad, según los datos de la NHSTA (Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras). Los conductores de 55 a 64 años estuvieron involucrados en menos de uno de cada ocho accidentes, los conductores de 65 a 74 años estuvieron involucrados en menos de uno de cada quince choques, y los conductores de 75 años o más estuvieron involucrados en casi uno de cada treinta. En uno de cada cuatro accidentes, aproximadamente, los conductores involucrados tenían de 15 a 24 años.


Cómo mantener la capacidad de conducir

Sin embargo, los meses de falta de conducción, lo que le ha sucedido a muchas personas durante los encierros provocados por el coronavirus, pueden ralentizar los tiempos de reacción física y cognitiva, sostiene Keith Williams, doctor de Terapia Ocupacional en el campus de Dallas de University of St. Augustine for Health Sciences, ubicado en Irving, Texas. Una encuesta de agosto demostró que tres de cada cuatro baby boomers no esperan reanudar sus viejas rutinas de conducción antes de fin de año.

“Siempre digo que es como manejar en bicicleta. Puedes pasar mucho tiempo sin manejar bicicleta y pensar que sabes hacerlo. Pero cuando vuelves a subirte, tienes que encontrar el equilibrio y todas las demás habilidades que conlleva manejar [una bicicleta]”, dice.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


“Lo mismo ocurre con la conducción. Sabemos que las personas comienzan a disminuir paulatinamente con la edad tanto en la cognición como en las capacidades físicas”, comenta Williams. “Nuestro objetivo es ayudarlos a recuperar o mantener esas habilidades”.

Capacidades, al parecer simples como sentarse por largos periodos, salir del auto y girar para poder ver más allá del punto ciego de un vehículo son razones que hacen que la aptitud física sea clave para la conducción, explica. La fuerza corporal, la estabilidad central y la flexibilidad son áreas de la aptitud física necesarias para conducir de manera adecuada.

Y por supuesto, la visión y el oído intactos son vitales. La salud mental —incluida la capacidad de identificar y evitar los peligros de la conducción, centrarse en una tarea y juzgar una situación correctamente— también es fundamental.

También debes mantenerte en forma físicamente

Los conductores de todas las edades, no solo los mayores, necesitan mantener sus habilidades de conducción defensiva. Y esa es una de las motivaciones que Touchinsky usa para animar a sus clientes mayores a tomar cursos de conducción defensiva y a pulir continuamente sus habilidades.

“Creo que una de las mejores cosas que podemos hacer, sobre todo los mayores, es mantenernos físicamente en forma y seguir moviéndonos lo más posible”, asegura. “Eso puede ser un verdadero desafío durante los meses fríos, los incendios forestales y otros climas [extremos]”.

En la primavera, cuando muchos lugares ordenaron que los residentes se quedaran en casa, Touchinsky aconsejó a sus padres que caminaran por la casa con la mayor frecuencia posible; que hicieran sentadillas que imitaran la entrada y salida de un auto, y que hicieran un esfuerzo por alcanzar los armarios, roperos y estantes tanto como fuera posible para mantenerse flexibles y en forma. Incluso sostener dos latas, como las de sopa, y levantarlas y bajarlas continuamente ayuda a mantener la fuerza y la flexibilidad.

Para mantener la agilidad mental y la estabilidad emocional en un nivel alto, animó a sus padres y clientes a que jugaran a juegos en internet y utilizaran otras aplicaciones que requieren pensar con rapidez.

“Siempre le digo a la gente que conducir es una de las cosas más difíciles de hacer porque requiere que mires, pienses, reacciones y muevas el cuerpo”, explica. “Tienes que hacer tantas cosas y a menudo al mismo tiempo. Es difícil, y no puedes tomarte un descanso mientras lo haces”.

Afina tus destrezas para conducir bien

Toma en cuenta estos consejos de Sandi Peters, Susie Touchinsky y Keith Williams —y AARP— para asegurarte de que estás listo para conducir.

• Muévete: sí, es difícil caminar, correr, andar en bicicleta o disfrutar de las actividades al aire libre cuando hay mal tiempo. La pandemia de coronavirus también ha mantenido a muchas personas alejadas de las clases grupales de ejercicio. Se puede acceder fácilmente a clases de yoga, taichí y otras clases de movimiento disponibles en internet, de forma gratuita o a bajo precio. Encuéntralas al hacer una búsqueda en línea.

AARP tiene más de videos de ejercicios gratuitos como parte de su serie “Get Moving”, y solo duran 10 minutos.

• Reacciona: muchos juegos en internet y en casa te permiten practicar la reacción —incluido el simulador de conducción Drive With Focus (en inglés), disponible para la compra tanto para tabletas Android como para iPad— y te permitirá practicar tus habilidades sin necesidad de estar al volante.

El curso en línea de AARP Smart Driver enseña técnicas, y podrías ser apto para descuentos en el seguro del automóvil cuando completes la capacitación. Los socios de AARP reciben un descuento en el precio del curso.

• Concéntrate, analiza y recuerda: los juegos que requieren que te concentres, analices y pienses con rapidez incluyen Brain HQCogniFitLuminosity y Spot the Difference (sitios en inglés). Solo Spot the Difference, un sitio web, es gratis; CogniFit es gratis para descargar, pero ofrece compras dentro de la aplicación, que pueden acumularse si no eres bueno para llevar la cuenta de esos gastos incrementales. Las otras dos requieren suscripciones.

AARP tiene juegos gratuitos y juegos de salud cerebral más desafiantes para los socios (en inglés).

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.