Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Voluntarios de AARP Driver Safety responden preguntas Skip to content
 

Las respuestas más inteligentes a cinco preguntas relevantes sobre la conducción

De las nuevas tecnologías al estilo de conducir un vehículo muy de cerca, los instructores de Smart Driver tienen las respuestas.

Mano de un hombre en el volante de un vehículo

Getty Images

In English | Conductores obstinados que se acercan mucho a tu paragolpes trasero, tecnología intimidante, intersecciones confusas con señales de detención en las cuatro esquinas; aquí están las respuestas de algunos instructores voluntarios de AARP Smart Driver a las preguntas más frecuentes de sus estudiantes.

1. ¿Quién tiene el derecho de paso en una intersección de cuatro direcciones si todos los vehículos llegan a la esquina al mismo tiempo?

Algunas reglas de conducción son complicadas y esta es especialmente difícil (lo que tal vez sea el motivo por el cual, según la Administración Federal de Carreteras, un alarmante 40% de todos los choques sucede en las intersecciones). La regla básica es que siempre debes darle el derecho de paso a los vehículos que llegaron a la intersección antes que tú. Y si dos vehículos llegan a la esquina al mismo tiempo, el que viene por la derecha tiene prioridad de paso. Es algo más complicado si los dos vehículos están de frente: si uno de ellos va a girar y el otro va a seguir derecho, dice Marcus Vinson, instructor de AARP Smart Driver de Chapel (Florida), de 69 años, “el vehículo que va a seguir derecho tiene prioridad, porque el que va a girar hará una maniobra más complicada”.

Y no le hagas señas con la mano a otro conductor para que pase primero si tú tienes el derecho de paso, dice Betty Coe de Broekert, de 88 años, residente de Springfield, Oregón. “Es un buen gesto, pero si hay un accidente a causa de eso, puedes ser responsable”.

2. ¿Qué hago si alguien conduce muy cerca de mi paragolpes trasero?

Estás en una autopista interestatal y alguien conduce tan cerca detrás de ti que podrías contarle las caries en los dientes. Eso da temor. Mantén la compostura, dice Vinson. No te pongas nervioso ni molesto y, lo más importante, no frenes de golpe (algunas personas piensan que eso hace que la persona de atrás tome distancia, pero lo más probable es que simplemente cause un accidente). Tampoco aceleres si no te sientes cómodo, respeta el límite de velocidad.

Si es una autopista con múltiples carriles y tienes espacio a la derecha o a la izquierda, cámbiate de carril para que el demonio de la velocidad pase. Si solo hay un carril, considera detenerte a la orilla de la carretera con las balizas del vehículo encendidas. “Si te sientes realmente intimidado por el comportamiento del conductor”, afirma Vinson, “coloca la luz direccional y en la primera oportunidad que tengas sal de la carretera y vuelve a entrar en otro momento”.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


3. Mi padre de 89 años acaba de darle un golpe al auto. De nuevo. ¿Cómo hago para que deje de conducir?

Antes que nada, reconoce la importancia que el hecho de conducir tiene para tu ser querido. "Cuando entregas las llaves, a menudo hay una pérdida de independencia, algo que es importante para todos nosotros”, dice Vinson, quien sugiere mantener la dignidad de tu ser querido dándole un giro positivo a la situación: “En lugar de decirle algo como ‘ya no conduces bien’, dile ‘queremos que estés seguro y que vivas mucho tiempo’”.

Considera sugerirle que haga pequeños cambios graduales en su rutina de conducción; por ejemplo, puede dejar de conducir por la noche o solo hacer mandados entre las 10 de la mañana y las 3 de la tarde (para evitar las horas pico). Y, de vez en cuando, pregúntale de repente si puedes ir con él. “Tenemos un caballero de 82 años que ha tomado el curso cada 3 años desde que tenía 60”, dice Nancy Aluck, de 77 años, instructora de Brandon, Florida. “Hace que sus hijos lo acompañen en el vehículo una vez al mes. Dice: ‘Si piensan que ya no soy capaz de hacerlo, entrego las llaves’”.

También puedes verlo como una oportunidad para que tu ser querido encuentre otros medios de transporte y use, por ejemplo, aplicaciones de transporte compartido, como Uber y Lyft, o un taxi local. O tal vez pueda pedirle al vecino que lo lleve a cambio de pagarle la gasolina. Y no olvides señalar un gran aspecto positivo de dejar de conducir: según la AAA, cuesta casi $10,000 al año, en promedio, tener y operar un vehículo. Parte de ese dinero ahorrado se puede usar para otros medios de transporte.

4. ¿Qué es el control de crucero adaptativo?

Como el control de crucero usual, el control de crucero adaptativo (ACC) mantiene una velocidad programada. Pero, a diferencia de su primo más conocido —que mantiene una velocidad constante—,  el ACC, por medio de un radar instalado detrás de la rejilla del vehículo que escanea la carretera, ajusta automáticamente la velocidad para mantener una distancia segura con respecto al vehículo que está directamente delante de ti.

“A medida que te acercas a un vehículo que se mueve más despacio —digamos que tu ACC está programado a 65 y el auto de adelante va a 55—, tu vehículo disminuirá la velocidad”, indica Tom De Long, instructor de Huntsville (Alabama). “Quedarás a su velocidad, y cuando ese auto salga de la carretera y el camino quede libre, tu vehículo volverá a acelerar a la velocidad que tenía programada”.

5. De todas las costosas funciones técnicas que existen, ¿cuáles son las más importantes que debe tener mi vehículo?

Las siguientes son tres herramientas que los instructores del programa AARP Driver Safety recomiendan con entusiasmo:

Los sistemas de frenado automático de emergencia (AEB) evitan chocar con obstáculos (incluidos peatones) que se encuentran en el camino. Detectan un choque delantero inminente y te avisan para que actúes a tiempo a fin de evitar un accidente. Si no respondes con suficiente rapidez, el sistema aplicará los frenos de modo automático. Según las investigaciones sobre seguridad del Insurance Institute for Highway Safety (IIHS, Instituto de Seguro para la Seguridad de las Autopistas), los vehículos con AEB y aviso de colisión frontal tienen 50% menos choques contra los automóviles que van delante que los vehículos sin dichos sistemas.

El monitor de punto ciego es un dispositivo con un sensor que le da a los conductores una notificación visual, auditiva o vibratoria de que hay un vehículo acercándose a uno de sus lados antes de que cambien de carril. “Si tu vehículo no tiene monitor de punto ciego, puedes comprar un espejo de detección de punto ciego, el cual se fija al espejo retrovisor lateral”, dice Sherry Kolodziejczak, de 58 años, otra instructora de Huntsville.

Los sistemas de alerta de cambio involuntario de carril te notifican cuando has cruzado la raya, literalmente. El mecanismo, que consiste en una cámara que observa las líneas entre carriles de la carretera, te alerta cuando tu vehículo comienza a salirse del carril (por medio de una alerta visual, auditiva o vibratoria), para que puedas poner atención y mantener centrado el vehículo. Algunos sistemas te devuelven automáticamente al centro del carril. Kolodziejczak dice que “la alerta de cambio involuntario de carril les ha cambiado la vida a los conductores con mala visión o que no han dormido bien, motivos frecuentes por los que las personas tienen accidentes”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO