Skip to content
 

¿Vale la pena participar en las demandas colectivas relacionadas con los teléfonos inteligentes?

El dinero que se recibe generalmente es poco, pero algo es mejor que nada.

Samsung Galaxy Note 7 quemado

AP Photos

Las explosiones del Samsung Galaxy Note 7 constituyeron uno de los desastres más infames de relaciones públicas en el sector de los teléfonos inteligentes. Los incendios registrados en algunos dispositivos, así como problemas de rendimiento, dieron lugar a varias demandas judiciales.

In English

El teléfono móvil podría ser la herramienta más indispensable de nuestro día a día: el 97% de los adultos en Estados Unidos —y el 92% de los mayores de 65 años— poseen uno.

En particular, el teléfono inteligente ha evolucionado hasta constituir, para muchas personas, una especie de navaja suiza digital. Y cuando estos productos de los que tanto dependemos no funcionan como deben —o demuestran ser de poca calidad o presentan problemas de seguridad, privacidad o diseño—, muchas veces se entablan demandas colectivas en contra de los fabricantes.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Entre los casos más conocidos de este tipo, en relación con los teléfonos inteligentes, figuran las siguientes:

Tal vez hayas recibido una tarjeta postal o un correo electrónico que te invita a participar en una de estas demandas. ¿Llenaste el formulario? ¿Vale la pena hacerlo? ¿Qué tal la posibilidad de encabezar una demanda contra un fabricante?

Primero habla con un abogado

"Si crees haber sufrido alguna injusticia a manos de una empresa y quieres encabezar una demanda colectiva, recomiendo que averigües primero si la demanda estaría justificada; para ello puedes consultar con un abogado o acudir a un sitio web como el de la National Association of Consumer Advocates", señala Scott Hardy, presidente de Top Class Actions, un sitio web que se proclama como el más popular del mundo para quienes buscan recibir dinero a raíz de demandas y acuerdos de conciliación. "Y luego puedes decidir si vale la pena participar en calidad de demandante principal".

Hardy considera que en muchos casos sí vale la pena. Su plataforma, con sede en Phoenix, llega cada mes a unos 25 millones de personas en Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido, y un millón de ellas reciben su boletín semanal.

Si recibes una invitación para sumarte a una demanda colectiva, probablemente vale la pena hacerlo, según Hardy.

"Si recibes por correo una pequeña tarjeta postal que te informa sobre tu participación en una demanda colectiva, mi recomendación es no tirarla a la basura. Esa tarjeta es tu comprobante de compra, y con ella la empresa reconoce que debe pagarte una suma de dinero", dice Hardy.

No creas que vas a recibir una suma importante. Pero probablemente te llevará solo uno o dos minutos llenar el formulario, y a cambio de ello podrías recibir decenas, cientos o miles de dólares, afirma Hardy, quien no ha visto ningún caso en que la indemnización llegue a los miles.

Hay que sopesar la relación entre el tiempo y el dinero

No todo el mundo está de acuerdo en que vale la pena invertir tu tiempo a cambio de un poco de dinero. Según Tim Bajarin, veterano analista del sector tecnológico y presidente de Creative Strategies —una empresa de estudios de mercado, con sede en San José, California—, este tipo de demanda colectiva relacionada con los teléfonos inteligentes no suele ofrecer grandes indemnizaciones a los demandantes.

"En la mayoría de los convenios que me han dejado una indemnización, según la cantidad de personas que tuvieran derecho a recibirla, el monto recibido varía desde tan solo 50 centavos hasta unos $4, que es el monto más alto que jamás he visto", dice Bajarin. "He visto un convenio en que la indemnización ascendió a $45, pero el monto típico en muchos casos es de mucho menos de $5".

Algunos posibles demandantes averiguan si una empresa que suscribió un convenio de conciliación ha resuelto su problema, dice Bajarin. Sin embargo, la mayoría de las personas no hacen nada.

Según Hardy, no tienes nada que perder, así que ¿por qué no participar? No sabrás cuánto recibirás de indemnización, pero esta podría tardar años en pagarse.

Pantalla de iPhone muestra una batería agotada

AARP

Apple califica de obsoleto —y sin posibilidad de actualizarse a iOS 15— su modelo iPhone 6 Plus, el cual figuró en la demanda colectiva interpuesta contra la empresa en el 2016 por el caso conocido como "Batterygate". Sin embargo, aunque la demanda quedó resuelta en marzo del 2021, los usuarios que formaron parte de la demanda no han recibido ninguna indemnización de Apple.

"Cuando se entablan estas demandas —por ejemplo, cuando se acusó a Apple de reducir intencionalmente la velocidad de sus dispositivos más antiguos—, definitivamente hay mucha frustración", señala Eli Blumenthal, editor principal de CNET, una de las revistas más leídas en temas de tecnología digital. "Sin duda, la gente quiere que estas empresas tengan que responder por sus actos".

En el 2016, el escándalo conocido como Batterygate provocó una justa indignación entre los usuarios de iPhone, según Blumenthal. Se creía que Apple había reducido la velocidad de sus teléfonos para que los usuarios compraran modelos más nuevos. Tanto Apple como Samsung (empresa que también ha sido objeto de demandas) se negaron a ofrecer comentarios para este artículo.

Unos 2.3 millones de solicitudes de indemnización fueron aprobadas después de que Apple llegó a un acuerdo de conciliación en marzo del 2021 por $310 millones, como mínimo, sin reconocer haber cometido actos indebidos. Apple aceptó que el monto mínimo de la indemnización sería de $25 por dispositivo.

Sin embargo, a mayo del 2022, el pago de indemnizaciones a los consumidores aún se encuentra pendiente de un fallo del Tribunal Federal de Apelaciones del Noveno Circuito. Algunos demandantes objetan los honorarios legales en relación con la demanda, que podrían ascender a $88 millones, según la revista Forbes.

"Después de seis años, la gente pasa la página", dice Blumenthal. Apple considera que sus teléfonos iPhone 6 y iPhone 6 Plus —los modelos más antiguos que figuraron en la demanda del caso Batterygate— ya son obsoletos y demasiado antiguos para recibir la más reciente actualización de su sistema operativo.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


No confíes ciegamente de cualquier demanda

Si recibes una invitación para participar en una demanda colectiva, ¿cómo se puede saber que no se trata de una estafa? Si se te pide pagar algo para sumarte a la parte demandante, esa es la mayor señal de alarma, según Blumenthal y Hardy.

"Si recibes una de estas notificaciones y tienes interés en participar, recomiendo que tomes una pausa y averigües si los medios de comunicación han informado sobre el caso", dice Blumenthal. "Ten en cuenta que estas empresas tienen que ponerse en contacto con la gente en relación con estas demandas, así que deberías poder verificar en poco tiempo si se trata de una demanda legítima".

El sitio Top Class Actions publica una lista de todos los administradores autorizados de convenios de conciliación tanto grandes como pequeños, según Hardy. Si el administrador que buscas no figura en esta lista, puede ser que la demanda no sea legítima.

Marc Saltzman es un colaborador que cubre temas de tecnología personal. Sus artículos también se publican en USA Today y otras publicaciones nacionales. Presenta la serie de pódcast Tech It Out y es autor de varios libros, entre ellos Apple Watch for Dummies.