Skip to content
 

Cómo sobreponerse a una separación

Aunque es algo completamente diferente después de los 50, se puede afrontar el fin de una relación.

Gráfico de un hombre subiendo una escalera sobre un corazón vacío

ROB DOBI

In English

​Florence Williams tenía 50 años cuando su esposo le dijo que quería el divorcio. Habían estado juntos 32 años y, para Williams, la ruptura fue devastadora. "Nunca había sido adulta sin él", recuerda Williams, redactora de ciencias en Washington D.C.

Si bien siempre es doloroso cuando alguien te deja, los expertos dicen que puede ser más desgarrador a los 50 años. "Cuando eres más joven, estás rodeado de personas que se juntan y se separan", dice Lori Gottlieb, psicoterapeuta en Los Ángeles y autora de Maybe You Should Talk to Someone. Pero los amigos y colegas de toda la vida no siempre saben cómo apoyar a un compañero cuya relación de pareja ha terminado. "Dicen cosas como: 'ya encontrarás a alguien más'", señala Gottlieb. "Simplemente no entienden el dolor y la incertidumbre".

"Los 50 años representan un cambio", dice Jane Greer, terapeuta matrimonial y familiar de Nueva York y autora de How Could You Do This to Me? Learning to Trust After Betrayal. "De repente, estás en un punto en el que te pones a reflexionar si la vida está funcionando de la manera que habías imaginado... o no".

Brett Bender, un artista de Filadelfia, a quien su novio de 20 años lo dejó cuando tenía 57 años, está de acuerdo: "crees que es tu media naranja y que envejecerán juntos. Y luego no es así".


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida. 


Si bien las personas de 50 años o más son más vulnerables al desamor de lo esperado, también pueden ser más ingeniosas a la hora de sanar. Marjorie, una profesional de informática en la ciudad de Nueva York que pidió ser identificada solo por su nombre, se ha divorciado dos veces, una a los 25 y otra a los 54. La primera vez, Marjorie hizo todo lo que cabría esperar de una joven de 25 años con el corazón roto. "compré un coche rojo. Me acostaba con cualquiera. Bebí", recuerda.

Cuando se derrumbó el segundo matrimonio de Marjorie, "había más en juego: más dinero, bienes raíces compartidos, dos hijos", dice. "No bebí. No me acosté con cualquiera. Simplemente tenía demasiadas responsabilidades".

Tales responsabilidades, además de las prioridades diferentes, tienden a hacer que una persona con el corazón roto sea más resiliente, señala Greer: "Es más probable que un hombre o una mujer de 50 años se doble, pero no se rompa", bajo el estrés de una relación rota que alguien más joven.

Así es como funcionó para Joe Casale, un exagente deportivo de Delray Beach, Florida. "Desamor a mis 20 años: devastado, pero el tiempo está de mi lado", escribió en un mensaje de Facebook. "Desamor a mis 50 años: más devastado y pensando que el tiempo no está de mi lado. Pero luego te das cuenta de que no se trata de cuánto tiempo tienes, sino de lo que haces con el tiempo que tienes. Ahí es cuando se enciende la bombilla. Te das cuenta de que, como el buen vino, mejoras con la edad".

Cifras de las separaciones

El 57% de las personas divorciadas o viudas se vuelve a casar

El 25% de las personas de 50 años se han casado al menos dos veces.

El número de personas de 55 a 64 años que se vuelven a casar aumentó 22% en comparación con 1960

Aun así, todo el conocimiento del mundo que uno tenga de uno mismo no puede eliminar el dolor del rechazo por parte de un compañero de vida, o la necesidad de reflexionar y sanar. Los terapeutas que trabajan con personas que se han quedado solteras pueden sugerir una estrategia triple para sanar.

1. Ve la imagen completa

"Reconoce que esta pérdida se superpone a otras", aconseja Gottlieb. "Por lo general, no solo estás de duelo por una persona en particular, sino por la acumulación de pérdidas a lo largo de los años", incluidos los compromisos asumidos y las oportunidades perdidas para que la relación funcione.

2. Desconéctate de tu ex

"Si todavía estás atrapado en la ira, el rechazo o el abandono, sin saberlo, estás conectado con esa persona", dice Greer. Dejar ir significa minimizar el contacto si tienes hijos o cortar el contacto si no los tienes. Puede ser insoportable, pero funciona. "Recientemente, cumplí años y recibí un mensaje de texto de mi ex", dice Bender. "No contestar fue una de las mejores cosas que he hecho".

3. Reconecta con el mundo

Un reemplazo es la mejor manera de superar la pérdida y seguir adelante, explica Greer. Eso no tiene por qué significar adentrarse de nuevo al mundo de las citas antes de estar listo. Pero cualquier cosa que te saque de tu pena y te haga sentir entusiasmo, vale la pena intentarlo. Si no es romántico, mucho mejor.

Gottlieb es un gran fan de los encuentros. "¿Te gusta el arte, el senderismo, la observación de aves, las inversiones?", ella pregunta. "Estos días hay encuentros para todo. Habrá personas casadas y solteras en estos grupos, y es posible que rápidamente te des cuenta de que no estás solo".

Para hacer frente a su ruptura, Williams, la escritora científica, decidió investigar la pérdida romántica. El resultado es su libro recientemente publicado, Heartbreak: A Personal and Scientific Journey. Descubrió que para salir adelante a los 50 es fundamental aprender a calmar la ansiedad sobre el futuro que podría generarse por una ruptura repentina. Es posible que no solo estés preocupado por ti, sino también por tus hijos, quienes, para muchos en este momento, son adolescentes vulnerables y adultos jóvenes. "Es muy importante calmar la ansiedad, porque no es posible realmente sanar hasta que puedas salir de eso", dice ella.

Cinco años después de su separación, Williams se sorprendió al descubrir que se siente mejor que nunca. "Soy una persona más abierta, empática y compasiva, más cómoda conmigo misma". Aunque tiene un nuevo novio, dice que es "definitivamente más cautelosa" que antes. Sin embargo, agrega en voz baja, "todavía creo en el amor de todo tipo".

Collage de cuatro celebridades que se separaron después de los 50

KARWAI TANG/WIREIMAGE; PA IMAGES/ALAMY; LEMOUTON/SIPA/AP IMAGES; JAMIE MCCARTHY/GETTY IMAGES

De izquierda a derecha: Paul McCartney, MacKenzie Scott, Nicolas Sarkozy y Jennifer Lopez

Héroes del desamor

Estos íconos perdieron el amor en la mediana edad y terminaron mejor gracias a ello.

Jennifer Lopez

A los 51, terminó su compromiso con A-Rod... y pronto se recuperó como la mitad de Bennifer 2.0.

Nicolas Sarkozy

Divorciado a los 52 años, cuando era el presidente de Francia, pronto conoció a su siguiente primera dama, Carla Bruni.

MacKenzie Scott

Divorciada del multimillonario Jeff Bezos a los 49 años, regalará su convenio millonario.

Paul McCartney

A los 63 años, se separó de su segunda esposa. Ahora es feliz en su nuevo matrimonio y llena conciertos a los 80.

Niamh Rowe

Judith Newman es columnista de The New York Times y autora de To Siri With Love: A Mother, Her Autistic Son,  y Kindness of Machines.