Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Cómo protegerte de la COVID-19 cuando hacen arreglos en tu hogar

Contratistas, especialistas en reparación de electrodomésticos y equipos de limpieza deben tomar precauciones.

Un electricista trabaja en la sala de estar de una casa

sturi/getty images

In English | Las personas pasan más tiempo en casa, por lo que están creando largas listas de proyectos para mejorar su hogar que van desde pintar una habitación hasta renovar la cocina.

Es probable que quienes no son amantes del bricolaje necesiten los servicios de contratistas, especialistas en reparación o incluso profesionales de limpieza. Pero debido a que la pandemia de coronavirus sigue arrasando, es difícil sentirnos seguros al abrir la puerta a personas que no viven en nuestro hogar.

Es esencial tomar precauciones para prevenir la transmisión de la COVID-19 al recibir a los trabajadores, dice Anthony Harris, director médico adjunto de WorkCare, una empresa de salud ocupacional dirigida por médicos en Chicago. “Los trabajadores deben adoptar las precauciones oficiales contra la COVID-19”, dice. “El hecho de que alguien lleve puesta una mascarilla no significa que estés protegido. Si no la lleva puesta correctamente, eso es un problema”.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Haz preguntas sobre las precauciones contra la COVID-19 

La primera precaución es que el propietario del hogar use una mascarilla en su propio espacio. Los estudios han demostrado que si todas las personas usan mascarilla, el riesgo de transmisión de la COVID-19 se reduce de manera significativa.

Además, habla con toda persona que entrará a tu hogar sobre las medidas que tomará. Hay quienes no se animan a tocar el tema, pero no debe ser así, afirma Jeff Yoder, propietario de ShelfGenie, una compañía nacional de instalación de estanterías en Washington, D.C. Yoder dice que sus clientes a menudo le preguntan sobre las medidas que exige su compañía para prevenir la COVID-19.

“Me tomo la temperatura todas las mañanas”, dice. “Llevo un termómetro conmigo y todos los miembros de mi equipo tienen termómetros” y realizan un control diario de temperatura.

Yoder también creó una lista para sus empleados para asegurarse de que sigan debidamente las reglas de prevención de la COVID-19. Los clientes deben crear una lista de preguntas para los contratistas, señala Yoder.

La lista puede incluir las siguientes preguntas:

Yoder aconseja a los propietarios hablar con un supervisor de antemano para preguntar si se realizan pruebas de detección o control de síntomas antes de una visita.

Se aplican las mismas reglas al personal de limpieza

Cuando Yoder llegó a la casa de una clienta, ella le pidió que esperara junto a la puerta hasta que le pudiera tomar la temperatura.

Consejos prácticos:

Las recomendaciones para tratar con contratistas, especialistas en reparación y profesionales de limpieza que trabajan en tu hogar:

• Habla con un gerente antes de que entren trabajadores a tu casa para saber qué tipo de precauciones de seguridad tomarán.

• Prepara una lista de preguntas para los contratistas, expertos en reparación y cualquier persona que vaya a trabajar en tu hogar acerca de las prácticas relacionadas con el uso de mascarillas, el lavado de manos, las pruebas de COVID-19 y el control de temperatura.

• Practica el distanciamiento social lo más posible. No te quedes en una habitación con los trabajadores a menos que sea necesario.

• Cuando los trabajadores estén dentro de tu hogar, deja una ventana abierta para que haya ventilación y utiliza un ventilador para dirigir el aire hacia afuera y disminuir el riesgo de transmisión del virus.

“Debes sentirte cómodo con las personas que entrarán a tu hogar y los pasos que tomarán para asegurarse de que todos se mantengan seguros”, señala.

Los contratistas deben usar guantes y fundas para zapatos cuando estén dentro de la vivienda, y deben ponerse un par nuevo al entrar, dice Ashley Wood, residente de Atlanta y autora de Demystifying Your Health.

Además, los propietarios solo deben interactuar con los contratistas o los trabajadores cuando sea necesario, y deben mantenerse a seis pies de distancia. Cierra las puertas entre el lugar donde se realice el trabajo y el lugar donde te encuentres, si es posible, y asegúrate de que los trabajadores usen una mascarilla en todo momento, incluso si no estás dentro de la habitación. 

“No debes pasar más tiempo del necesario en la misma habitación, ya que la propagación ocurre al exponerse al virus durante un período de tiempo”, dice Wood. “Cuanto más tiempo estés en un lugar con alguien, mayor es el riesgo de contraer el virus”.

Deja una ventana abierta y utiliza un ventilador para dirigir el aire hacia afuera. Este tipo de ventilación puede ayudar a reducir la cantidad de gotitas del virus que permanecen confinadas en un espacio, afirma Wood.

Además, pídeles a los contratistas que se laven las manos con frecuencia, y proporcionales desinfectante de manos si no tienen, dice Harris.

Si los contratistas están realizando trabajo en el jardín o el techo o reparaciones en el exterior de la vivienda y no necesitan entrar a tu hogar, el método principal de protección es que ellos y tú usen una mascarilla cuando interactúen, dice Wood. La segunda práctica recomendada es el distanciamiento social, añade.

“Después de que se vaya el contratista, es buena idea limpiar con toallitas desinfectantes toda superficie que haya tocado”, dice Wood.

Kathryn Vernon, de 64 años, de Austin, Texas, instaló pisos nuevos en toda su casa. Contrató a contratistas recomendados por un diseñador de interiores de confianza. Aunque entraron a su hogar y tuvieron que usar el baño, ella y los contratistas trabajaron juntos para mantenerse seguros. Todos usaban mascarillas, dejaban la puerta de entrada abierta y se aseguraban de que el ventilador de techo estuviera encendido cuando trabajaban. Vernon les permitía utilizar el baño de visitas, pero dejaba la ventana abierta y lo desinfectaba con cloro y otros productos de limpieza todos los días. Los trabajadores tocaban muy pocos artículos y superficies en la vivienda, por lo que tenía que desinfectar muy pocas áreas.

Vernon dice que se sintió segura con su método, pero reconoce que quizás otros no se sientan así. “Creo que depende de qué tan cómodo te sientas”, dice. “Tienes que decidir lo que es adecuado para ti”.

No bajes la guardia

Si una persona limpia tu casa con regularidad, es importante no confiarse ni bajar la guardia aunque no se trate de una persona extraña.

Toma el mismo tipo de precauciones que tomarías durante las visitas de otros contratistas a tu hogar, dice Roman Peysakhovich, director ejecutivo de Onedesk, una compañía nacional de limpieza con sede en Minneapolis. Su compañía consultó con funcionarios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) sobre medidas de seguridad.

“Nos dijeron que debemos usar mascarillas todo el tiempo, al limpiar, al hablar, en todo momento. Todo el tiempo, desde que entramos a la vivienda hasta el momento que nos vamos”, dice. Los expertos en salud también aconsejaron al personal de Peysakhovich limpiar sus herramientas después de trabajar en la vivienda de un cliente.

Si el contratista no lleva puesta una mascarilla correctamente o se niega a tomar otras precauciones contra la COVID-19, pídele cortésmente — pero con firmeza— que se vaya, y reprograma la cita, dice Harris. Eso puede ser incómodo para algunas personas, pero es esencial para prevenir la transmisión del virus, afirma.

“Es importante educar a las personas”, dice Harris, “y hacerles saber que debemos seguir las reglas”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.