Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Prueba de detección del coronavirus: cómo es y cuándo debes hacértela

Las pruebas rápidas y las pruebas de anticuerpos pueden ser la clave para volver a la normalidad.

Laboratorio médico

AP PHOTO/GERALD HERBERT

In English | Tuvieron un comienzo difícil, y debido a la escasez de suministros, todavía están lejos de ser perfectas. Sin embargo, las pruebas de detección del nuevo coronavirus están aumentando en todo el país y se espera que sigan haciéndolo.

Estas son las pruebas de detección del coronavirus disponibles y las que esperamos ver en el futuro:

¿Cuántas pruebas distintas de detección del coronavirus existen?

Antes de que el coronavirus comenzara a propagarse en las comunidades de todo el país, existía solo un tipo de prueba para detectar una infección. Este kit de prueba fue creado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y se distribuyó en unos pocos laboratorios estatales y locales de salud pública.


Para información sobre pruebas de COVID-19 y telemedicina, visita aarp.org/MiMedicare


Sin embargo, desde fines de febrero han salido al mercado más de 25 tipos de pruebas de detección del coronavirus. Estas pruebas fueron desarrolladas por fabricantes comerciales, y la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) les otorgó una autorización para uso de emergencia mediante un proceso de aprobación rápida que acelera la disponibilidad de métodos que podrían salvar vidas durante una emergencia de salud pública.

Hasta la fecha, se han usado cerca de 1.8 millones de pruebas para identificar casos de coronavirus en Estados Unidos, según el COVID Tracking Project. La COVID-19 es la enfermedad que causa el nuevo coronavirus.

Ilustración de una partícula del coronavirus

Infórmate sobre la COVID-19

Vacunas, tratamientos, fraudes y más.

¿Cómo funcionan las pruebas?

La mayoría de las pruebas de detección de coronavirus que están disponibles funcionan de manera similar: buscan el material genético del virus en una muestra de mucosa, que en general un asistente de atención médica obtiene con un hisopo que introduce en la nariz o en la garganta, según el patólogo Timothy Stenzel, director de la Oficina de Diagnósticos in Vitro y Salud Radiológica de la FDA.

Sin embargo, una prueba que ha recibido una autorización para su uso en emergencias es diferente: por empezar, es un análisis de sangre que puede advertir si una persona tuvo el virus mediante la identificación de anticuerpos que básicamente indican que el cuerpo ya respondió a una infección.

¿Cuánto tardan los resultados de la prueba?

Eso depende de varias cosas. La mayoría de las pruebas que se usan se analizan en laboratorios externos, y el paciente puede esperar entre un día y más de una semana para recibir el resultado. En este momento la razón principal de las demoras en las pruebas no es que falten kits para hacerlas, como sucedió al comienzo del brote. Ahora el retraso se debe a la escasez de los “ingredientes” necesarios para procesar las pruebas en el laboratorio, según Eric Blank, funcionario principal de la Association of Public Health Laboratories.

“Creo que el público piensa que el hisopo se coloca en una caja negra y de pronto aparece el resultado, y se trata de mucho más que eso”, señala Blank.

A medida que el coronavirus continúa propagándose, en todo el mundo hay mucha demanda de reactivos, hisopos y medios de transporte necesarios para este proceso de varias etapas. “Por lo tanto, no se trata solo de un problema de Estados Unidos, sino que es un problema mundial. Está mejorando, pero todavía va a demorar un tiempo hasta que se abastezcan los suministros y podamos recibir todos los que necesitamos”, indica Blank.

¿Qué tal las pruebas rápidas de detección de coronavirus?

Algunas pruebas que han recibido aprobación son las pruebas rápidas. En este caso, los resultados se logran mucho más rápido, incluso en minutos. Estas pruebas se usan en hospitales y salas de emergencia para ayudar a los profesionales de la salud a evaluar la prioridad de los pacientes que necesitan atención de urgencia.

Saber de inmediato si un paciente enfermo tiene el virus puede indicarle al personal de atención médica si el paciente debe estar aislado de los demás en una sala de espera concurrida, por ejemplo. Un diagnóstico también puede ayudar a los médicos y a las enfermeras que tienen pocos equipos de protección personal a saber cuándo deben usarlo y cuándo no.

¿Podemos esperar ver más de estas pruebas rápidas?

Eso esperamos, señala Stenzel. Los expertos en salud pública consideran que cuando haya más disponibilidad, estas pruebas pueden ser el método que se use fuera de las salas de atención crítica. Podrían ayudar a determinar si alguien ya puede volver a trabajar, por ejemplo.

“Siempre que tengan un resultado negativo, que ya no tengan un resultado positivo del virus, pueden no presentar riesgos [para regresar a trabajar]. Y recalco 'pueden' porque todavía estamos aprendiendo mucho sobre este virus”, señala Stenzel.

¿Qué es la prueba de anticuerpos del coronavirus?

A diferencia de otras pruebas que hay en el mercado, la prueba de anticuerpos (que también se denomina prueba serológica) no diagnostica una infección en curso. “Significa que la persona ha estado expuesta al virus durante un tiempo suficiente como para que el sistema inmunitario haya respondido”, indica Stenzel.

Es importante recordar que muchas personas infectadas con el coronavirus no tienen síntomas. Además, saber que alguien se ha infectado sin enfermarse también puede determinar quiénes podrían volver a la normalidad.

Las personas que ya han tenido el virus “probablemente no representen un peligro para los demás”, explica Stenzel. Los científicos todavía están trabajando para entender mejor si el virus muta y cómo lo hace, pero Stenzel señala que la idea es que quienes “estuvieron expuestos al coronavirus, quedaron inmunes y se recuperaron por completo, con suerte no se volverán a infectar”.

Los expertos en salud pública también esperan que las pruebas serológicas nos den una mejor idea del modo en que se propaga el virus y de su índice de letalidad. Los CDC están creando su propia prueba serológica por este motivo.

¿Qué otras pruebas podemos esperar ver? ¿Pruebas para hacer en casa?

Además de las pruebas rápidas y las que identifican infecciones anteriores, algunos expertos consideran que podemos esperar ver pruebas para hacer en casa.

El patólogo Michael Mina, profesor adjunto de epidemiología en Harvard T.H. Chan School of Public Health, señala que no le sorprendería si las pruebas de detección del coronavirus llegaran a “venderse en CVS y lugares similares… posiblemente llegar a comprar un paquete de diez y usar una por semana”.

¿Cuál podría ser su utilidad? Podrían ayudar “a cualquier persona a conocer su situación y tener alguna idea” de si tiene el virus o si es inmune a él, según Mina. Como indicamos, nos da una mejor idea de cuándo podemos volver a llevar una vida normal. También podría ayudar a indicar el momento en que se puedan flexibilizar las prácticas de distanciamientos social en todo el país.

“Si conociéramos los resultados de cada persona podríamos disponer el distanciamiento individual, que sería mejor”, señala Mina. “Pero por el momento estamos estancados en esta rutina” de distanciamiento social para todos, que es “muy perjudicial para la economía y para nuestro estilo de vida, y afecta nuestra estructura social, en realidad”.

¿Cuán precisas son estas pruebas?

Algunos expertos cuestionan la sensibilidad de las nuevas pruebas de detección del coronavirus debido a la rapidez con la que atraviesan el proceso de aprobación de emergencia de la FDA.

“Es obvio que queremos tener más pruebas”, señala William Hanage, profesor adjunto de epidemiología de la Harvard T.H. Chan School of Public Health. Además, si bien “la disponibilidad de nuevos kits será bienvenida”, señala que el influjo “crea un problema por sí solo”. Debido a que las pruebas son elaboradas por distintos fabricantes, tienen ciertas variaciones leves, y la “falta de uniformidad” podría “crear ruido en los datos”, añade Hanage. “Y vamos a tener que descubrir cómo resolver este problema”.

Como explica Blank: “No podemos permitirnos recibir un falso negativo, porque básicamente le dices a una persona ‘Ah, no lo tienes’ cuando en realidad es muy posible que lo tenga. Además, no podemos permitirnos un falso positivo porque estaríamos usando abiertamente en una persona recursos que escasean en el sistema de atención médica”.

Stenzel señala que en circunstancias normales, la aprobación de pruebas por parte de la FDA demora alrededor de noventa días, pero el proceso es mucho más rápido ante una emergencia de salud pública. También indica que una vez que la FDA autoriza una prueba, la agencia continúa supervisando su eficacia. Los fabricantes también deben dar parte a la FDA de los problemas que encuentren.

¿Cómo sé si debo hacerme una prueba de detección de coronavirus?

Según los CDC, hacer pruebas en masa es un objetivo para el futuro, pero ahora no todos necesitan hacérsela, ni siquiera aquellos que creen que pueden tener COVID-19.

En principio, no existe un tratamiento específico. Además, las personas que tienen casos leves de la enfermedad con frecuencia se pueden recuperar en su casa. Si tienes síntomas de COVID-19, como fiebre, tos y dificultad para respirar, llama a tu proveedor de atención médica. Tu médico te puede indicar si necesitas hacerte una prueba y dónde lo puedes hacer.

¿Cuánto me costará?

La nueva ley que se promulgó el 18 de marzo dispone que las pruebas de detección de coronavirus se deben hacer sin cargo. Sin embargo, siempre es buena idea confirmar con tu seguro médico y tu proveedor de atención médica si existen gastos de bolsillo para la prueba y la cita con el médico (o la cita por telesalud) para determinar si la necesitas.

¿Qué sucede si recibo un resultado positivo?

Casi todos los que reciben un diagnóstico de COVID-19 pueden recuperarse en su casa. Los CDC tienen normas específicas sobre la recuperación en el hogar y lo que debes y no debes hacer si estás enfermo por el coronavirus.

La clave es mantener a tu médico al tanto de los síntomas, especialmente si empeoran. Las personas que tienen un caso más grave de la enfermedad pueden necesitar atención médica. Si tus síntomas corresponden a las señales de advertencia de la COVID-19, como dificultad para respirar, dolor o presión constante en el pecho, nuevos signos de confusión o un color azulado en los labios o en la cara, busca ayuda de inmediato.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO