Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Las ventanas brindan alegría en un mundo confundido por el coronavirus

Familiares y amigos encuentran maneras de conectarse a través de vidrios que los separan.

Un residente de un hogar de ancianos y una persona fuera de la ventana superponen las manos a ambos lados del cristal

CORTESÍA DE Erik Nisson

Patricia McGalliard, de 92 años, se acerca lo más que puede a su nieto, Erik Nisson, antes de que jueguen al tres en línea y al ahorcado en el vidrio de una ventana en su comunidad de jubilados en Chester, Connecticut.

In English | El hijo de Julia Adams llamó el otro día para pedirle que abriera las persianas y mirara por la ventana del tercer piso, y allí estaba, saludando desde el elevador de su camión con cangilones.

Adams vive en Windsor Estates Assisted Living en New Middletown, Ohio, un par de millas al oeste de la frontera de Pensilvania, y se sentía un poco encerrada debido a la cuarentena por la COVID-19. Su hijo, Charley, que generalmente la visita cada semana, también la echaba de menos.

Charley Adams es dueño de una compañía de preservación de árboles y estaba poniendo gasolina en su camión cuando se le ocurrió la brillante idea. Se preguntó si su camión llegaría tan alto como la ventana de su madre. Condujo hasta Windsor Estates y le preguntó a una enfermera si podía intentarlo. Funcionó.

Su esposa tomó algunas fotos desde el estacionamiento y su tío las publicó en línea. Lo siguiente que supieron fue que se volvió viral.



dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Su esposa tomó algunas fotos desde el estacionamiento y su tío las publicó en línea. Lo siguiente que supieron fue que se volvió viral.

"Ha sido una bendición porque ella recibe muchas llamadas de familiares en todo el país", dice Charley Adams. "Desde mi punto de vista, es un granito de felicidad en este mundo".

La gente expresa emociones a través de la ventana

En Lake Waccamaw, Carolina del Norte, Shelton Mahala, de 87 años, se sintió conmovido cuando su nieta de 21 años, Carly Boyd, apareció en su ventana para anunciar su compromiso.

El personal de Premier Living & Rehab Center permitió que Boyd se acercara hasta su ventana en el primer piso del edificio para darle la noticia.

"Señalé mi anillo y le dije, '¡mira, estoy comprometida!' Y él dijo, 'ah, bueno, ¿cuándo es la boda?'", dice Boyd, quien explicó que la ceremonia probablemente sea en más de un año.

"Le dije eso y se puso un poco triste, y dijo, 'bueno, espero poder estar ahí'", dice. "Y ahí fue cuando me puse un poco sentimental al pensar que él no entiende esta situación del virus".

"No entiende por qué está adentro y por qué no puedo ir a verlo", dice Boyd. "Entonces, puse mi mano en la ventana, y él puso la suya, y le dije, 'escucha, todo va a estar bien. Todo esto pasará, y podré entrar y verte pronto'. Y ambos lloramos, y le dije que lo amaba, y él me dijo que me amaba".

Un hombre subido en una grúa saluda a una persona en un tercer piso

Cortesía de Charley Adams

Charley Adams usa el camión de su compañía para visitar a su madre de 80 años, Julia Adams, en el tercer piso de su residencia de vida asistida en New Middletown, Ohio.

Los juegos se pueden ver a través del vidrio

En Chester, Connecticut, Patricia McGalliard, de 92 años, ha estado encantada de que su nieto de 28 años la visite a través de la ventana en su comunidad de jubilados.

Erik Nisson, que normalmente trabaja a unas 100 millas de distancia en la ciudad de Nueva York, ha estado trabajando desde la casa de sus padres en Connecticut durante la crisis de COVID-19 y decidió sorprender a su abuela. Se apareció con marcadores.

"La llamo Moo-Moo", dice Nisson. "Le dije, 'Moo-Moo, vamos a jugar algunos juegos'". 

Jugaron al tres en línea y al ahorcado, y ella le dio algunas lecciones de tejido por la ventana.

"Estaba extremadamente emocionada", dice Nisson. "Tenía una gran sonrisa en su rostro".

Un hombre mayor recibe una visita de su hija a través de la ventana de su unidad de la planta baja

Cortesía de Carly Boyd

Shelton Mahala, de 87 años, se entera del compromiso de su nieta, Carly Boyd, a través de la ventana de su centro de rehabilitación en Lake Waccamaw, Carolina del Norte.

Las visitas pueden ser programadas

Escenas como esa están ocurriendo en todo el país y el mundo. Pero por seguridad, la ventana de vidrio debe estar cerrada, ni siquiera ligeramente abierta. Los mosquiteros de las ventanas tampoco protegen a las personas de los gérmenes. La idea es ver a tu ser querido incluso si no pueden escucharse bien o tocarse.

En Stafford Springs, Connecticut, Bob Shellard quería celebrar su aniversario de boda con su esposa, Nancy, pero ella fue puesta en cuarentena dentro de su hogar de ancianos. Lo que hizo fue pararse afuera con un cartel que decía: "Te he amado 67 años y todavía lo hago. Feliz aniversario".

El centro de vida asistida y hogar de ancianos, Vancrest, en Payne, Ohio, ha estado utilizando Skype, radioteléfonos y lo que llaman "visitas de ventana" para conectar a las familias. Para el evento de visitas de ventana de Pascua, las familias decoraron las ventanas con calcomanías desde el exterior, y los residentes y el personal las decoró desde el interior.

Programar visitas a la ventana ha traído algo de alegría a los residentes durante un momento estresante, dice Marty Bradford, administradora de Vancrest. "Están encantados", dice. "Son felices de nuevo".

Dos mujeres interactúan a través de las puertas de vidrio cerradas de un hogar para adultos mayores

COrtESía de VANCREST OF PAYNE, OHIO

Vancrest, un centro de vida asistida y hogar de ancianos en Payne, Ohio, ha estado organizando visitas a la ventana entre residentes y familiares que no pueden entrar.

La caza de osos (de peluche)

Algunos de los adornos para ventanas son para niños de todas las edades. Los empleados de Vancrest están colocando osos de peluche en las ventanas como parte de una iniciativa de "caza de osos" en la ciudad de unos 1,100 residentes cerca de la frontera entre Indiana y Ohio.

Las bibliotecas de todo el país están alentando a los padres a leer el clásico libro infantil de 1989 We're Going on a Bear Hunt (Vamos a cazar un oso), de Michael Rosen, y dar un paseo por su vecindario para buscar osos de peluche que la gente está colocando en las repisas de las ventanas.

En Junction City, Kansas, la iniciativa ha sido todo un éxito. Las personas tienen osos en las ventanas, en los porches e incluso en exhibiciones de césped, como la familia con una moto acuática afuera que tiene un oso con un chaleco salvavidas.

"Soy estilista en la ciudad y tengo muchos clientes mayores", dice Crystal Merrill, entusiasta de la caza de osos. "Me enviaron mensajes de texto que decían, 'hemos sacado nuestros osos. Hemos decorado afuera. Ven a vernos y llámanos cuando llegues'. Entonces, se paran en su porche y nosotros nos quedamos en nuestro vehículo, y les gritamos desde el otro lado del patio y conversamos".

En un momento en el que muchas personas pueden sentirse deprimidas, las ventanas de vidrio como estas nos dan esperanza al motivar a las personas, dice Bradford, la administradora de Vancrest.

"Ese era nuestro objetivo", dice.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO