Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

8 consejos para despejar y organizar antes de una mudanza

Mudarse a un hogar más pequeño a menudo significa que no hay espacio para tantas cosas.


spinner image ilustración de una mujer sentada en una casa desordenada
Getty Images

Antes de mudarse de una casa de cuatro dormitorios en Bourbonnais, Illinois, a una casa adosada de dos dormitorios en Wentzville, Misuri, para estar más cerca de su hija, Josephine Baird examinó muebles, ropa, herramientas y recuerdos. El proceso de organización llevó meses y fue necesario tomar decisiones difíciles, pero Baird fue implacable.

“Fui habitación por habitación”, recuerda. “Me pregunté: ‘¿Lo necesito? ¿Lo he usado? ¿Voy a pagar para que lo transporten?’”. 

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

El proceso permitió a Baird, de 74 años, reducir sus posesiones a las cosas que amaba y quería usar en su nuevo hogar.

Se calcula que 22 millones de personas se mudaron en el 2021, según datos del Censo de Estados Unidos, empacando sus pertenencias y desempacándolas en sus nuevos hogares. Bien sea que te mudes al otro lado de la ciudad, del país o del mundo, la organización es un paso esencial. Este proceso puede ser especialmente difícil para los adultos mayores, que a menudo se trasladan de casas más grandes en las que tal vez han vivido mucho tiempo a espacios más pequeños. 

“Los adultos mayores han tenido tiempo de acumular una gran cantidad de pertenencias”, señala Jennifer Dwight, organizadora profesional de Ideal Organizing + Design, radicada en Hawái.

Las empresas de mudanzas cobran según el peso, añade Dwight. Así que reducir tus pertenencias antes de mudarte no solo ahorra el esfuerzo de empacar y desempacar artículos que tal vez no quieras (o necesites) en tu nuevo hogar, sino que también ahorra dinero. 

Antes de comenzar a empacar, sigue estos ocho consejos para eliminar el desorden:

1. Planifica con anticipación 

Tu casa está llena de utensilios de cocina, ropa de cama, fotos y herramientas que te llevó toda una vida acumular. Llevará tiempo revisar todas estas pertenencias y decidir qué conservar.

“Si empiezas con suficiente anticipación, puedes tomártelo con calma”, dice Dwight. “Físicamente, es un trabajo duro, pero también es emocionalmente agotador. Es como ver pasar tu vida ante tus ojos”. 

Es posible que el proceso tarde varias semanas, o más, y empezar con tiempo te permitirá revisar las cosas con cuidado y decidir qué empacar y qué tirar o donar.

2. Ve habitación por habitación 

Adopta un enfoque sistemático. Quizás resulte tentador limpiar algunos cajones de la cocina, un armario del dormitorio y un rincón del garaje. Pero la organizadora profesional Nicole Gabai, fundadora de B. Organized y autora de The Art of Organizing: An Artful Guide to an Organized Life, sugiere terminar cada habitación antes de comenzar en la siguiente.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

“La ventaja de acometer una habitación a la vez es que puedes visualizar mejor el resultado final”, afirma. “Te permite ver con claridad toda esa habitación y volver a comprobar que te hayas deshecho de todo lo posible antes de pasar a la siguiente”. 

3. Toma primero las decisiones fáciles

No comiences el proceso de organización revisando fotografías, colecciones o recuerdos. Pasarás más tiempo revisando objetos preciados y te resultará más difícil tomar decisiones sobre cosas que están vinculadas a recuerdos y emociones fuertes, lo que quizás te haga sentirte abrumado. En su lugar, comienza por las decisiones más fáciles. 

See more Salud y bienestar offers >

“Este es el ‘primer intento’”, indica Gabai. “Volverás a organizar esa misma habitación una o dos veces más para determinar cuánto necesitas en realidad llevar a tu próximo hogar”.

Deshacerte de alimentos caducados, viejas facturas de servicios públicos, o ropa manchada o que no te sirve te proporcionará una enorme sensación de logro y la motivación necesaria para seguir adelante. 

4. Omite la pila de ‘posibles’

Crear una pila de “posibles” es un error, según Mary Kay Buysse, codirectora ejecutiva de la National Association of Senior and Specialty Move Managers. 

“La pila de ‘posibles’ es siempre la más grande, y lo único que logras es posponer una decisión difícil”, explica. “Sé implacable y no esperes para tomar esas decisiones”.

Separa los objetos en pilas para conservar, donar, vender o tirar. Algunas organizaciones benéficas recogen los objetos más grandes, y poner artículos a la venta en Facebook Marketplace, Nextdoor o Craigslist ayudará a despejar las pilas de posesiones. 

5. Obtén un plano de tu nueva vivienda

Las personas mayores a menudo se mudan a espacios más pequeños, explica Buysse. Es necesario despejar y organizar al mudarse a una vivienda más pequeña porque simplemente no habrá suficiente espacio para todas tus cosas en tu nuevo hogar. 

Pide al agente inmobiliario o al gerente del complejo de apartamentos un plano de la vivienda (o pide a un profesional que mida el espacio antes de mudarte) y colabora con un diseñador de interiores o un coordinador de mudanzas para personas mayores a fin de decidir qué cabrá en tu nuevo hogar y qué habrá que tirar, donar o vender.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

6. Ten en cuenta tu estilo de vida 

Mudarse significa algo más que ocupar un nuevo espacio, se trata de crear una nueva vida.

Baird sabía que la asociación de propietarios en su nueva comunidad se encargaría del mantenimiento del césped, la jardinería y de despejar la nieve, así que vendió o donó palas, rastrillos, mangueras y la cortadora de césped. También donó sus anticuadas mesas auxiliares y lámparas, porque resolvió que “habría costado más transportarlas de lo que valían y pude darme un gusto con algo nuevo”. 

Es posible que sea difícil desprenderse de objetos que una vez significaron mucho, pero que ya no son necesarios. Considera la posibilidad de tomar fotos para que aún conserves el recuerdo, incluso cuando se haya donado o vendido el artículo.

“Nuestras posesiones pueden recordarnos lo que percibimos como tiempos más felices”, dice Dwight. “No desechas el recuerdo, solo regalas o donas el objeto”. 

7. Pide a tus hijos que participen

Antes de empacar la vajilla de boda y el caballito balancín de época para guardarlos en tu nuevo hogar por si tus hijos —o nietos— los quieren algún día, pídeles su opinión

"Hasta la última generación, siempre se daba por sentado que las cosas iban a pasar de padres a hijos”, indica Dwight.

Eso ha cambiado con los estilos de vida modernos. Aunque es posible que tus hijos no quieran vajillas para doce comensales o antigüedades pesadas, te sorprenderán las cosas que les gustaría conservar. Buysse señala que los hijos y los nietos a menudo quieren las cosas que menos esperabas, como un adorno navideño favorito o algún pequeño recuerdo de un viaje familiar. 

8. Recurre a los profesionales

Es difícil asumir la tarea solo. 

“Si todo comienza a ser demasiado abrumador, quizá sea el momento de contratar a un organizador profesional que se especialice en la gestión de mudanzas”, dice Gabai. “Un profesional te ayudará a crear un calendario con objetivos razonables que te preparen para el día de la mudanza. Además, te ayudará a atenerte a tus objetivos y a evaluar qué conservar y qué tirar o donar”.

La National Association of Senior and Specialty Move Managers (en inglés) puede ayudarte a encontrar un especialista en mudanzas para personas mayores en tu zona. Los voluntarios de la oficina de oradores Speakers Bureau, de AARP (en inglés), también imparten talleres sobre cómo organizar tus pertenencias para mudarte a un espacio más pequeño. 

Cuanto más te esfuerces por despejar y organizar antes de que lleguen los encargados de la mudanza, menos estrés te causará empacar (y desempacar) e instalarte en tu nuevo hogar.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.