Skip to content
 

Aumento en la demanda de helados; sabores tradicionales siguen encabezando la lista

Los helados de chocolate y de vainilla siguen siendo los favoritos, pero algunos ingredientes inusuales están ganando popularidad.

Varios conos con helado de diferentes sabores

VESELOVAELENA/GETTY IMAGES

In English

Hace calor. Hay una pandemia. Y es posible que las personas estén recurriendo a los helados, en parte, para sentirse reconfortadas.

En los últimos años ha habido un aumento importante en el consumo de helados, según la International Dairy Foods Association (IDFA), un grupo comercial de productores lácteos. La persona promedio en Estados Unidos consume alrededor de 22 libras de helado por año, y los consumidores quieren más.

“Vimos que las ventas minoristas de helado realmente se dispararon durante la pandemia”, comenta Matt Herrick, vicepresidente sénior de Comunicaciones y Asuntos Públicos de la IDFA. Las ventas han crecido entre el 30 y el 40% desde el comienzo de la pandemia, dice. 


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


El Ice Cream Index es un estudio de tendencias y preferencias de los consumidores que realiza la empresa de investigaciones Top Data; recientemente, halló un aumento del 29% en las compras de helado en línea este año en comparación con el año pasado. Eso podría deberse, en parte, a la mayor cantidad de compras de alimentos que se hacen en línea. Un informe reciente del Digital Economic Index de Adobe halló que las compras en línea de productos de supermercado dieron un salto al inicio de la pandemia, y esa modalidad de compra ha continuado creciendo desde entonces. La gran demanda de helados es el motivo por el que los fabricantes de helados del país producen más de 1,300 millones de galones por año, según la IDFA.

Los sabores favoritos de helado

Gráfico sobre los sabores de helados favoritos

GETTY/AARP

El primer postre helado dulce hecho con leche se creó para los emperadores de la dinastía Tang, quienes gobernaron China desde el 618 hasta el 907 d.C., según Tori Avey, autora del blog de comida The History Kitchen. Mezclaron leche y harina y le dieron sabor con alcanfor. Una delicia similar al helado surgió más tarde en Italia y en Inglaterra, pero, según la IDFA, el helado realmente se hizo popular en el siglo XVII, cuando un café de París ofreció un postre frío cuya receta incluía leche, crema, mantequilla y huevos.

Hoy, los sabores clásicos siguen reinando: chocolate, galletas y crema, vainilla, fresa y chispas de chocolate son actualmente los cinco sabores favoritos del país, de acuerdo con la IDFA. Sin embargo, los perfiles de nuevos sabores, como caramelo salado, están avanzando posiciones en la lista. Los sabores picantes o con especias, como chili o cúrcuma, o que incorporan canela o cardamomo, o incluyen licores, están ganando popularidad. “Vemos [que se incorporan] diferentes sabores e ingredientes de todas partes del mundo”, dice Herrick.

Las empresas que fabrican helados especiales, como Ben & Jerry’s, Blue Bell, Jeni’s o Häagen-Dazs, con frecuencia hallan que sus clientes buscan algo un poco más interesante que lo tradicional.

En Ben & Jerry’s, sabores como Cherry Garcia, Chocolate Chip Cookie Dough, Chocolate Fudge Brownie, Americone Dream, Half Baked y Phish Food han sido los de mejor venta durante años, pero las preferencias están cambiando, dice Sarah Fidler, especialista o "gurú" de sabores de la empresa.

Tonight Dough, tanto el helado como la versión no láctea, está entre los diez primeros puestos en este momento”, dice. “Strawberry Cheesecake también ha ganado mucha popularidad este último año”.

Los congeladores de los supermercados están repletos de opciones que van mucho más allá del helado de vainilla. Blue Bell tiene Oatmeal Cream Pie y Strawberry Lemonade; Jeni’s ofrece Butterscotch Popcorn y Watermelon Taffy; y Chocolate Shoppe, de Wisconsin, creó un sabor llamado Exhausted Parent (padre exhausto), un helado de café expreso con un toque de bourbon y remolinos de chocolate oscuro.

Los gustos están evolucionando

¿A qué se deben los cambios en las preferencias?

“Las tendencias en helados son influidas por los mismos factores que muchos otros alimentos y postres”, dice Russel Lilly, gerente general de helados para Norteamérica de Unilever, propietaria de las marcas Breyers, Magnum, Talenti, Klondike y Ben & Jerry’s. “Los cambios demográficos pueden crear nuevas preferencias en sabores de helado, junto con las tendencias de salud y sostenibilidad”.

Con frecuencia la compañía recurre a chefs y restaurantes para identificar las tendencias de vanguardia que podrían inspirar nuevos sabores, dice Lilly.

La IDFA tiene otra explicación para la evolución que se ve en los gustos. “El paladar de las personas está cambiando porque la estructura social del país está cambiando”, dice Herrick. “Ahora se hacen más helados con sabores umami y sabores populares en la comida del sudeste de Asia, y especias de la India”.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Tratar de ir por delante de esas tendencias es como un juego de adivinanzas para los fabricantes, ya que para que un helado pase de la fase conceptual a la heladera del supermercado se necesitan uno o dos años. Y tampoco hay ninguna garantía de que el nuevo producto tenga éxito.

Algunas combinaciones de sabores que parecerían estar encaminadas a un éxito seguro, simplemente no tienen aceptación: por ejemplo, el intento de Ben & Jerry’s con el clásico sándwich de mantequilla de maní y mermelada. “Conceptualmente, tiene componentes que harían suponer una gran aceptación en forma de helado, pero esa no fue nuestra experiencia”, dice Fidler. El sabor está incluido ahora en el “cementerio de sabores” de la empresa.

La empresa Breyers tiene una historia similar, con un final algo diferente. “Hace unos diez años, Breyers presentó un sabor de dulce de leche que, para sorpresa de todos, no tuvo mucho éxito”, dice Lilly. Pero cuando la empresa volvió a lanzar el sabor con una nueva fórmula en el 2022, fue un éxito tremendo. Esto indica que es importante elegir el momento oportuno, observa Lilly.

¿Cómo saben las empresas cuándo los consumidores desean sabores nuevos? “Vigilamos regularmente nuestras redes sociales y las tendencias en alimentos y postres para asegurar que les estamos ofreciendo a nuestros seguidores los nuevos sabores que desean”, dice Lilly. La compañía también trabaja con proveedores de sabores, cuya tarea es crear los sabores que desearán los consumidores.

Actualmente hay un interés creciente en los helados de ingredientes vegetales, que se preparan con una base de leche de almendras, soya, castañas de cajú, coco o —para los valientes— arvejas. Según un informe del 2022 de ResearchAndMarkets.com, en el 2021 el mercado global de helados vegano estaba valorado en $592.8 millones. Se anticipa que ese crecimiento continuará; el informe estima que el mercado de helados veganos tendrá un valor de $833 millones para el 2027.

Ben & Jerry’s ya ofrece una amplia variedad de opciones de origen vegetal, y en sus otras marcas —como Breyers, Magnum y Talenti— Unilever está ampliando su oferta de opciones no lácteas. La compañía también se está enfocando en versiones miniatura de sus clásicos para las personas que buscan equilibrar la salud con un pequeño placer, y combinando las tendencias con opciones como la minipaleta Magnum vegana.

En Ben & Jerry’s también están probando algunos sabores nuevos que podrían ser atractivos para quienes prefieren opciones menos dulces. “Estamos viendo muchos sabores salados en aplicaciones que tradicionalmente han sido dulces, y también un deseo de sabores nostálgicos”, dice Fidler. “Si bien las personas siguen amando los clásicos, estamos viendo más interés en probar combinaciones nuevas e inesperadas”.

Para darte una idea de cuáles podrían ser esas combinaciones inesperadas, echa un vistazo a los participantes en la competencia anual sobre sabores innovadores de helados —Innovative Ice Cream Flavor Competition— de la IDFA, donde los sabores destacados incluyen pan de maíz con mantequilla, té de jazmín azul, licuado de mango y zanahoria, y galleta de mantequilla de maní con miso. Sea cual fuere el futuro del helado, todo suena absolutamente delicioso.

Melissa Locker es una escritora colaboradora que cubre temas de estilo de vida, casa y jardín, y arte y cultura. También ha escrito para Southern Living, TIME y The Guardian.