Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Tina Turner presenta su nuevo libro

La reina del rock and roll, de 81 años y practicante del budismo, comparte su filosofía de la vida en un nuevo libro, 'Happiness Becomes You: A Guide to Changing Your Life for Good'.

Tina Turner

Vera Tammen / trunkarchive.com

Sanar desde adentro

In English | De niña quería alejarme de los campos de algodón de Tennessee. Soñaba con irme a Hollywood, aunque no tenía idea de dónde quedaba. Más que nada, soñaba con vivir una vida llena de amor y armonía. Mi madre no me quería. Así que me concentré en mi interior para encontrar una sensación de seguridad. Incluso en mis días más oscuros, sabía que cuando me esforzaba sinceramente por ayudarme a mí misma, y cuando mantenía una perspectiva tranquila y optimista, sucedían cosas mágicas. Con el tiempo logré sanar mi corazón y darme a mí misma el amor que de niña nunca recibí. Me gusta decir que convertí el veneno en medicina y transformé las dificultades de mi vida para realizar mis sueños.

El poder del perdón...

Mi madre y yo nos acercamos más tarde en la vida, y yo la perdoné. La ayudé a mudarse a Los Ángeles, donde me vio triunfar en mi carrera. Y perdoné también a mi exmarido, Ike Turner, por los años de violencia doméstica: los ojos morados, los labios heridos, los huesos fracturados y las torturas psicológicas. Llegó un momento en que me sentí tan desanimada que, en un intento por suicidarme, tomé 50 pastillas para dormir. Pero tuve que reconciliarme con mi pasado, y el perdón nos libera. Creo en el karma, en la causa y efecto, así que perdonar a alguien por los males que ha cometido no es lo mismo que disculparlo por sus actos. Más bien, el perdón permite romper las cadenas de la negatividad para alejarnos de lo que nos haya causado dolor.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


... y de la positividad

En el plano espiritual, creo que todos los tiempos difíciles que viví me prepararon para mi misión en la vida: dar esperanza a los demás para que ellos también puedan ser felices. Aun con todo lo que pasó, mi objetivo no solo era sobrevivir y prosperar yo misma, sino también servir de ejemplo positivo y motivar e inspirar a la gente a nunca darse por vencida.

Valórate

He tenido algunos problemas de salud en los últimos años: un derrame cerebral, un trasplante de riñón, cáncer de colon. A veces, cuando pasamos por experiencias tan difíciles, puede parecer que estamos en un interminable invierno y que la primavera nunca llegará. Pero muchas veces los más grandes regalos de la sabiduría se encuentran en ese tipo de dificultades. Ahora valoro más que nunca el día a día, y percibo con mayor profundidad lo precioso que es el tiempo que nos toca estar en la Tierra. Quiero seguir motivando al mayor número de personas posible a que valoren su propia vida. Si puedo ayudar siquiera a una sola persona a ser feliz, habré logrado mi objetivo.

Tina Turner en su casa, 1979

Johnson Publishing Company Archive; cortesía Ford Foundation, J. Paul Getty Trust, John D. and Cath-erine T. MacArthur Foundation, Andrew W. Mellon Foundation and Smithsonian Institution

Tina Turner en su casa, 1979.

La música de la vida

Es saludable —e importante— conservar un buen sentido del humor y cierta alegría en la forma de pensar, incluso cuando nos toca enfrentar asuntos graves o cuando recordamos algo doloroso. La risa es como la música: te levanta el ánimo. Hay un refrán budista: "Los sabios siempre hallan la manera de sacar una sonrisa".

Sé natural

Todos estamos unidos a la naturaleza. Algunos lo percibimos más que otros. Siempre he sentido esa vibra y energía universal pero invisible, ese ritmo de la naturaleza que nos alimenta. Nos conecta unos a otros y a todo lo que existe en este hermoso planeta, unidos todos por la esencia mística de la Madre Naturaleza, la energía fundamental que da vida a todas las cosas.

Canta, o no

Ya no hago presentaciones, ni las echo de menos. Hago otras cosas y creo que cualquier actividad creativa ayuda a alimentar el alma, ya sea leer, escribir, pintar, cantar, cultivar plantas, hacer trabajo voluntario o incluso cuidar de mascotas o de los seres queridos. Cualquier actividad que exija tu sincera concentración aporta energía creativa.

Envejecer con gratitud

Cuando cumplí 80 años, tuvimos una pequeña fiesta, que fue algo muy bonito. Sin duda he sentido más felicidad con el paso de los años, y tengo aún más paciencia y amor por los demás. Hay un cambio de percepción, una ampliación, que se da con la edad, un mayor aprecio por las cosas sencillas. Pero primero hay que tener amor propio.

La verdadera belleza

La gente antes comentaba sobre mis piernas tanto como sobre mi talento, pero yo no veía mi propia belleza. Mi consejo para las mujeres que se preocupan por la vejez es que cultiven la gratitud en su vida. Recuerden que la verdadera belleza emana del interior, de las cualidades positivas del corazón y de la mente. Y más que nada, traten bien a los demás. El buen trato es algo hermoso. Así se logrará la felicidad. Y la felicidad ¡es sexy!

—Según relatado a Alanna Nash

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.