Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Cómo hacer arreglos de emergencia en la vestimenta... y rápido

No dejes que una cremallera atascada, un suéter con pelusa o un dobladillo caído afecten tu estilo.

spinner image Una mujer pasa el quitapelusas sobre un suéter.
Una mujer pasa el quitapelusas sobre un suéter.
ANDREW ANGELOV/ALAMY STOCK PHOTO

¿Se te marca la ropa interior con esos pantalones de tejido ponte? ¿Los tirantes del sostén te están arruinando la blusa con hombros descubiertos? ¿Te aprietan demasiado esos botines que ya no puedes devolver? Aunque no son un completo desastre, esos percances con la moda pueden surgir en cualquier momento. Tener un kit de emergencia en tu armario o soluciones listas, como ropa interior cortada con láser y un guardarropa de sostenes te ayuda, ¿pero qué haces cuando estás apurada, en el trabajo, de camino a una fiesta o de viaje? Aquí presentamos soluciones que puedes hacer tú misma para prevenir desastres y verte maravillosa cuando:

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

1. SE ATASCA UNA CREMALLERA

Una cremallera atascada a último momento es frustrante, ya sea que se trate de una falda de trabajo o una chaqueta de cuero estilo motociclista. En general, el problema es que un pedacito de tela queda enganchado en la muesca de los dientes de la cremallera. Lo primero que debes intentar es con un lápiz de madera clásico —del tipo que usabas en la escuela— y no uno mecánico. Frota la mina del lápiz sobre los dientes de la cremallera hasta que se vuelvan grises. Luego trata de deslizar lentamente el tirador de la cremallera hacia arriba o hacia abajo. ¿No tienes un lápiz o no te dio resultado? Busca a tu alrededor un lubricante, como cera de velas, una barra de jabón, un crayón o hasta tu bálsamo labial y frótalo generosamente en la cremallera y sus dientes. Con una mano sostén con firmeza la tela y con la otra el deslizador, y trata de moverlo de un diente a la vez. Sigue avanzando lentamente con la mano y aparta la tela para que no se atasque. Una vez que logres desatascarlo, limpia el residuo con un paño húmedo. Si arrancaste el tirador al forcejear para liberarlo, coloca una atadura o una cinta por el deslizador.

2. UN SUÉTER FAVORITO TIENE HILOS CORRIDOS O PELUSA

spinner image Opciones de peines quitapelusas para suéter y kit de agujas.
(De izquierda a derecha) Peine para suéter Dritz Sweater Comb ($9, walmart.com); quitapelusas Conair Battery Operated Fabric Defuzzer/Shaver ($15, target.com); kit de agujas Hestya Pre-Threaded Needle Kits ($6, amazon.com).
WALMART; TARGET; AMAZON

Sin duda es frustrante, pero todavía no lo arrojes en la pila de donaciones. Para los hilos corridos en suéteres de punto flojo, pasa una aguja (con hilo de color igual al suéter) por el punto corrido. Luego pásalo hacia adentro y haz un nudo antes de cortar el hilo. Con una aguja ya enhebrada, esta tarea y otras de emergencia (como coser botones) dejarán de ser estresantes la próxima vez. La pelusa —el aspecto desgastado de las bolitas de lana— causada por la antigüedad, los lavados, la fricción y el uso puede eliminarse con un peine o quitapelusas para suéter que compras en la tienda. Si no tienes uno a la mano, prueba este método casero con cinta adhesiva. Corta un trozo de unas cuatro pulgadas y pégalo firmemente sobre la parte con pelusa. Sosteniendo el suéter con firmeza, arranca rápidamente la cinta junto con las bolitas de pelusa. Repite de ser necesario.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

3. LOS TIRANTES DEL SUJETADOR SE VEN EN TU VESTIDO O SUÉTER SIN MANGAS

spinner image Leotardo  negro y cinta adhesiva para ropa.
(De izquierda a derecha) Leotardo Gap Off-Shoulder Rib Bodysuit en negro ($45, gap.com); cinta adhesiva para ropa y cuerpo Fearless Tape Women’s Double-Sided Tape for Clothing and Body ($11, amazon.com).
GAP; AMAZON

La mayoría de las mujeres usan un sostén diario de dos tirantes y no de tirantes entrecruzados (racerback) o convertible. Sin embargo, los tirantes interfieren en la moda de los escotes de hombros caídos y hombros descubiertos, las blusas y los vestidos sin mangas, y las blusas de escote barco, en V o cuadrado. Un arreglo rápido para los escotes anchos es amarrar los tirantes del sostén con un alfiler de seguridad en la parte interna de la prenda cerca del escote o usar cinta adhesiva de doble faz para fijar los tirantes dentro de la blusa para que no se vean. Para los estilos sin mangas y de hombros descubiertos de escote profundo, imita a los sostenes de tirantes entrecruzados prendiendo los dos tirantes juntos en el centro de la espalda con un alfiler de seguridad grande. Y, por último, a veces la mejor opción es convertir tu sostén diario en uno sin tirantes temporalmente. Simplemente desliza los tirantes de los hombros, ponlos debajo de los brazos y mételos adentro de la banda lateral del sostén. Si traes puesto un sostén del tamaño correcto, las copas y la banda sujetadora te darán suficiente soporte para el día o la noche.

4. TUS JEANS SE ENCOGIERON AL LAVARLOS

Oh, no. Aunque los jeans elásticos son más flexibles incluso que los de licra, y definitivamente más que los de algodón, igual pueden encogerse en el secarropas, en particular en la cintura y el abdomen. En ese caso, la solución es el agua. Empieza mojando bien los jeans, ya sea lavándolos, rociando las partes apretadas con agua o sumergiéndolos en un balde con agua tibia y un poquito de acondicionador de cabello. Esos tres métodos ayudarán a aflojar las fibras. Luego tira físicamente del jean mojado en todas las direcciones a lo largo y a lo ancho para estirar más las fibras. ¡Tira fuerte con ambas manos! Déjalos secar en una superficie plana. No los pongas en el secarropas o tendrás que repetir todo el procedimiento.

See more Salud y bienestar offers >

5. EL CONJUNTO QUE PLANEABAS USAR ESTÁ TODO ARRUGADO

spinner image Una blusa con arrugas.
Blusa Eloquii Button Front Scarf Blouse en dalia morada ($70, eloquii.com).
ELOQUII

Esta emergencia acecha cuando tienes mucha ropa colgada … o estás de vacaciones y empacaste más de lo que necesitas. Pero hoy día, con la moda informal que no necesita planchado, las planchas están casi obsoletas. Hay otras tres soluciones a base de calor. Puedes colocar la prenda en el secarropas con una toallita húmeda (no empapada) durante cinco minutos y sacarla de inmediato. Prueba rociar las partes arrugadas con agua y sécalas con tu secador de cabello a temperatura mediana durante dos minutos (no te acerques demasiado a la prenda y mueve el secador de lado a lado). O bien enciende la ducha durante 10 minutos y cuelga el pantalón, el vestido o la blusa en el baño lleno de vapor para alisar las arrugas y los pliegues.

6. TU SUÉTER O BLUSA TIENE LA MARCA DEL GANCHO

spinner image Opciones de ganchos para ropa.
(De izquierda a derecha) Ganchos MIZGI Velvet No-Slip, No Shoulder Bump Hangers ($30, amazon.com); ganchos Feel Kozi No-Bumps Hangers ($38, amazon.com).
AMAZON (2)

Prueba frotar un cubito de hielo sobre las protuberancias o ponte la prenda, mójate los dedos y frótalos de un lado a otro sobre los bultos extendidos usando tus propios hombros como apoyo. Esos dos métodos funcionan con tejidos de punto fino y las blusas más sedosas. Para los tejidos más pesados o prendas que estaban colgadas en ganchos de alambre de la tintorería (los peores culpables), prueba el método del vapor de la ducha del consejo número 5 y ponlos en una superficie plana o sobre el borde de la bañera para relajar suavemente las partes abultadas. Procura hacerlo con suficiente tiempo porque el aire húmedo podría humedecer la prenda y tendrás que ponerla durante un par de minutos en el secarropas o secarla rápidamente con el secador de cabello. De ahora en adelante, dobla siempre las prendas de tejido de punto y los suéteres para guardarlos en un estante o en un cajón, o bien usa ganchos de hombros redondeados para evitar este problema.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

7. TUS NUEVOS ZAPATOS DE TACÓN QUE NO PUEDES DEVOLVER TE APRIETAN DEMASIADO

Nunca es una buena idea apretujar los pies dentro de zapatos o botas demasiado angostos o puntiagudos y apretados, pero el cuero o la imitación de cuero responden a los métodos caseros de estiramiento. Hay dos formas de arreglarlos. Primero, prueba ponerte un par de calcetines gruesos con los zapatos en tu casa. Sí, los sentirás muy apretados, pero ten paciencia. Dirige el secador de pelo (a temperatura mediana) a los puntos apretados hasta que se sientan cómodos. Mueve el secador de lado a lado. El calor aflojará el cuero lo suficiente para calzar con más comodidad. Segundo, si tienes más tiempo, llena una bolsita de plástico con agua (¡quita todo el aire y ciérrala bien!) y colócala dentro del zapato donde te duele, por ejemplo, en la puntera, el talón o en el empeine. Pon los zapatos rellenados con las bolsas de agua en el congelador toda la noche. Al congelarse el agua, va expandiendo el zapato, lo que lo estirará y agregará el espacio que necesitas para la mañana.

8. LAS MARCAS DE ROPA INTERIOR ESTÁN ARRUINANDO TU ATUENDO

spinner image Opciones de ropa interior de mujer.
(De izquierda a derecha) Calzoncillos Wacoal B-Smooth Assorted 3-Pack High Cut Briefs ($39, nordstrom.com); calzoncillos Calvin Klein Invisibles Hipster Briefs ($35, nordstrom.com).
NORDSTROM (2)

Te encanta cómo calzan los pantalones de tejido ponte y los jeans de color blanco invernal, pero todo lo que ves son las arrugas, las protuberancias y las marcas de la ropa interior por debajo. Es una buena razón por la que comprar ropa interior cortada con láser para siempre. De todos modos, si estás en apuros, lo mejor es cortar las piernas de un par de pantimedias a la mitad del muslo y usarlas como ropa interior. No importa si son transparentes u opacas; el caso es que no habrá un elástico apretando en la cintura o la pierna que estropee tu silueta. ¿No tienes pantimedias? Ponte un par de pantalones cortos de compresión, de los que se usan para hacer ejercicio, o shorts modeladores a media pierna de poca compresión y con eso será suficiente.

9. MANCHAS DE DESODORANTE EN TU CAMISA NEGRA FAVORITA

spinner image Opciones de esponjas quitamanchas de sudor.
(De izquierda a derecha) Esponja quitamanchas Gal Pal Deodorant Remover Sponge ($11, walmart.com); esponja quitamanchas Hollywood Fashion Secrets Deodorant Removing Sponge ($10, amazon.com).
WALMART; AMAZON

Las mujeres que usan camisetas negras conocen este problema irritante. Estás lista para salir, pero cuando te pones la camiseta por encima de la cabeza, dejas marcas de desodorante blanco en la tela. En primer lugar: frota enérgicamente el residuo con la misma tela; prueba hacer lo mismo con un par de pantimedias, calcetines o leggings negros; o utiliza una hoja suavizante de secarropas usada (no una nueva) para borrar las marcas. En el futuro, incluye las esponjas quitamanchas de desodorante en tu lista de artículos esenciales. Además, usa este truco de los estilistas de modas para evitar que el desodorante roce la parte externa de la prenda al vestirte: enrolla hacia arriba el dobladillo inferior de la blusa o del vestido al ponértelo y luego desenróllalo. Y para hacerle un favor a tu ropa, cámbiate a un desodorante en gel transparente y despreocúpate de las marcas.

10. PROBLEMAS DE ÚLTIMO MOMENTO CON EL DOBLADILLO

Cuando el dobladillo se engancha, normalmente es porque queda atascado en el tacón de tu zapato al ponerte la ropa o al levantarte de la silla. La primera regla para el futuro: nunca te pongas pantalones, faldas ni vestidos con los pies primero si estás calzando zapatos. La cinta adhesiva de doble faz o la cinta adhesiva para ductos (consulta los consejos número 2 y 3) funcionan con eficacia para sujetar un dobladillo suelto, pero debes tenerlas a mano. En un apuro, usa cualquier tipo de cinta adhesiva —incluso la de envolver regalos— a corto plazo. Simplemente aplica una tira del largo del dobladillo, pliégalo en su lugar y presiona firmemente para solucionar este tema. Para ser sincera, también he usado horquillas, sujetapapeles y hasta goma de mascar para sostener el dobladillo de los pantalones cuando no tenía a mano cinta adhesiva. Para los jeans que son demasiado largos, simplemente corta el exceso y opta por el “look” de dobladillo deshilachado. También puedes convertir instantáneamente sin coser cualquier vestido largo suelto a uno de media pierna y uno de media pierna a uno a la rodilla. Simplemente ponte un cinturón y levanta la tela hacia arriba y sobre el cinturón unas pulgadas para que la parte de arriba quede abullonada. Eso funciona mejor con vestidos sueltos estilo suéter o escalonado, y levanta el dobladillo automáticamente al largo que deseas.

Lois Joy Johnson es una editora de belleza y estilo que se especializa en las mujeres mayores de 50 años. Fue editora de belleza y estilo en Ladies’ Home Journal y editora fundadora de la revista More. Ha escrito tres libros: The Makeup Wakeup, The Wardrobe Wakeup y The Woman’s Wakeup.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.