Skip to content
 

Un equipo de élite de los SEAL protagoniza su propia misión

Una película sobre valentía y patriotismo.

  
Director: Mike McCoy y Scott Waugh.
Clasificación: R (menores acompañados). Duración: 111 mins.
Protagonistas: Alex Veadov y Roselyn Sanchez.

Act Of Valor

Foto cortesía de Relativity Media

Un equipo de elite de los SEAL emprende una misión encubierta para rescatar a un agente de la CIA (Agencia Central de Inteligencia) que ha sido secuestrado.

In English | Es una tarea ingrata buscarle defectos a Act of Valor, película de acción con verdaderos SEAL que se interpretan a ellos mismos en una versión novelada de una misión que dio la vuelta al mundo. Aquí están estos muchachos, innegablemente atractivos, valientes y patrióticos, que sin duda han arriesgado la vida por nosotros una y otra vez. Y aquí están sus esposas e hijos en la vida real, quienes también interpretan versiones fílmicas de ellos mismos, recreando el sufrimiento que implica el despedir a los esposos o padres que parten a destinos desconocidos en misiones muy peligrosas.

Vea también: Robert De Niro protagoniza la película Being Flynn.

Y aquí estoy yo, barrigón, mayor, sin aire por haber subido un par de pisos por las escaleras, escribiendo una crítica sobre el reconocimiento en la pantalla de estos auténticos héroes. Para mí, sería acertado decir que Act of Valor es una película de acción que se puede predecir, con actuaciones apenas adecuadas y escenas de combate cuerpo a cuerpo que superan por muy poco a las de videojuegos, pero significaría perder de vista lo esencial. Si dijera sólo eso, ignoraría el papel fundamental que desempeñan las películas de guerra al recordar a las masas privilegiadas la deuda que tenemos con los que salvaguardan esos privilegios todos los días.

Mis padres formaron parte de la generación que acudía en masa a ver las películas de Audie Murphy, ganador de la Medalla de Honor durante la II Guerra Mundial que interpretó a sí mismo, a veces de forma un poco inexpresiva, en To Hell and Back, una de las películas más exitosas de todos los tiempos. Los opositores de la guerra de Vietnam la detestaban, pero The Green Berets (Boinas verdes) de John Wayne (realizada, igual que Act of Valor, con la cooperación de las fuerzas armadas estadounidenses), fue un éxito enorme en 1968, ya que le dio al público la ilusión, al menos, de presenciar batallas iguales a las que libraban sus muchachos en selvas a medio mundo de distancia.

Así que, como película, Act of Valor tiene un linaje largo y honroso que trasciende el arte del cine. Esas actuaciones —a veces flojas— tienen un aire de autenticidad que no tendrían si las hicieran galanes de Hollywood. El modo firme y seguro en que esos muchachos apuntan un rifle, la destreza con que salen del agua sin causar apenas una onda, la manera en que se bajan de un transporte aéreo como usted y yo nos bajaríamos de una escalera eléctrica, esas cosas no se pueden fingir.

Siguiente: Escenas más inolvidables. »

Los productores y directores, Mike McCoy y Scott Waugh, podrían haber definido mejor quiénes son actores y quiénes no en la película. A los verdaderos SEAL no los identifican y los actores son prácticamente desconocidos, así que no ayuda leer los créditos. Hay sólo unas cuantas actuaciones inolvidables. Alex Veadov es desalmado en el papel del villano ruso. (Por suerte, los productores no reclutaron a asesinos de verdad para interpretar a los malos). Un joven que hace el papel de interrogador militar resulta inesperadamente cómico. Quizás sea un SEAL de verdad, pues no pude encontrarlo en el reparto. Quedé admirado ante la forma en que la esposa de un SEAL que parte para la guerra se desploma en llanto cuando este ya no puede verla, pero después descubrí, al leer el reparto, que era un doble (Ailsa Marshall). Pero esta ambigüedad supuestamente protege la identidad de estos operadores secretos y sus familiares.

Los productores tal vez quieren creer que honramos a las tropas comprando entradas para ver Act of Valor. Y eso puede ser cierto, me imagino. El filme muestra claramente los sacrificios de la vida militar. En cuanto a este grupo particular de SEAL, espero que no existan reglas militares que les impidan cobrar un sueldo por esta película, la única misión en que, por una vez, los únicos que los tienen en la mirilla son críticos de cine bien comidos y fuera de forma.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO