Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Pide asesoramiento financiero antes de divorciarte

Para tramitar un divorcio necesitas un abogado, pero también un asesor financiero.


spinner image Balanza con figuras de madera a cada extremo y una lupa en la mitad sobre unos dólares doblados
GETTY IMAGES

Stephanie Fritts es directora ejecutiva y fundadora de una empresa que facilita un asistente virtual a pequeñas empresas y empresarios. Como es experta en negocios, recurrir al asesor financiero que ella y su futuro exmarido habían contratado durante su matrimonio le pareció la mejor opción para llegar a una separación cordial.

“Ninguno de los dos quería contratar un abogado, porque ellos tienden a enredar las cosas y hacerlas más difíciles. Los dos estábamos de acuerdo en eso”, señala Fritts, que tiene 55 años y reside en Austin (Texas). “Por eso al principio recurrimos a nuestro asesor financiero”.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

La pareja, que llevaba 21 años de matrimonio, aprendió que “no es tan sencillo dividir todos los bienes en partes iguales cuando se trata de un divorcio”, explica Fritts. Por ello, recurrió a un asesor financiero para divorcios, lo que se conoce como “analista financiero certificado especializado en divorcios” (CDFA). No conocía la especialidad, pero las personas que tienen una mayor capacitación saben más sobre las leyes y procedimientos del divorcio, incluidas las cuestiones fiscales, los bienes conyugales e individuales, las pensiones y los planes de jubilación, así como la manutención de los hijos y del cónyuge.

La pareja decidió separarse en mayo del 2021, pero Fritts afirma que no entabló la demanda de divorcio hasta que se ultimaron los detalles financieros en septiembre. A fin de año, el divorcio quedó formalizado.

“No podríamos habernos encargado nosotros mismos”, comenta Fritts.

Fritts es una de las personas ya divorciadas o en pleno proceso de divorcio tras un largo matrimonio que están descubriendo esta nueva especialidad. Cada vez son más los que recurren a asesores financieros con capacitación adicional para evitar lo que pueden ser largas y costosas negociaciones con abogados. Las separaciones conyugales nunca son simples. No obstante, dado que las leyes de divorcio varían según el estado, hay muchos factores que dependen del lugar donde vives, del tiempo que llevas casado, de tus ganancias pasadas y de tus ganancias y beneficios futuros. Llegar a un acuerdo razonable antes de que los abogados redacten la sentencia de divorcio puede ahorrarte mucho dinero.

El trabajo con asesores financieros en el divorcio

Michelle Smith, de Manhattan, es asesora financiera desde hace 29 años y obtuvo el certificado CDFA en el 2004. Lo ofrece el Institute for Divorce Financial Analysts, con sede en Durham (Carolina del Norte).

“Podemos encontrar antes los problemas financieros que pueden ser conflictivos”, explica. “Me pongo en marcha antes de que recurran a los abogados, quienes luego intervienen cuando ellos los contratan”.

El abogado Brent Cashatt, presidente de la organización sin fines de lucro American Academy of Matrimonial Lawyers, sostiene que los abogados no consideran que los asesores financieros expertos en las leyes de divorcio representen una competencia por el dinero de la pareja que se divorcia.

“Ahora no tomo casos sin asesores empresariales”, señala. “Es una ayuda durante todo el proceso. Siempre les digo a mis clientes que busquen un contador forense o un experto empresarial que les explique las cosas mejor que yo”.

“Los honorarios profesionales, el anticipo y los cargos generales de un asesor financiero suelen ser inferiores a los de un abogado”, afirma Cashatt, de Des Moines (Iowa). “Nunca tuve un caso en el que alguien hubiera gastado entre $10,000 y $15,000 en un asesor financiero, un experto en evaluación empresarial o un contador forense sin que valiera la pena”.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Estos asesores conocen los pormenores de la división de las pensiones, los beneficios jubilatorios, los fondos 401(k), los bienes gananciales, los ahorros y el seguro médico, así como los ingresos futuros y los beneficios del Seguro Social. Lo que cada una de las partes reciba al formalizarse la división de bienes puede afectar su estilo de vida, que incluye las condiciones de vivienda, el empleo actual y futuro y la decisión de jubilarse o continuar trabajando.

Amy Colton, que es asesora financiera desde hace 13 años, nos cuenta que obtuvo su certificado CDFA para ayudar a las mujeres en “transiciones importantes de la vida, como afrontar un fallecimiento, un divorcio o una herencia repentina”.

Entretenimiento

Juegos de AARP

Juegos y rompecabezas gratis en línea, incluidos los clásicos de Atari

See more Entretenimiento offers >

“Quería asegurarme de que me ocuparía de las personas que pasan por esos momentos tan intensos y que necesitan mucho apoyo y orientación”, explica Colton, que también es analista certificada del Seguro Social.

Entre sus clientes de Arizona, California, Florida y Texas, la mayoría entablan un divorcio después de un par de décadas de matrimonio, y el 80% de ellos tienen más de 50 años. Una de las parejas con las que estoy trabajando se divorcia después de 40 años. Estos acuerdos suelen llevar tres meses, pero algunos tardan hasta seis, añade.

“Si no han acumulado nada, quizá no necesiten recurrir a alguien como yo ni a un abogado”, dice Colton. “La vivienda suele ser el mayor activo. Les conviene recurrir a alguien como yo, porque no cobro por hora. Puedo hacerlo más rápido. Puedo trabajar con ambas partes, algo que los abogados no pueden hacer”.

Según Smith, su carrera se inspiró en los problemas financieros de su madre soltera y divorciada.

“Me crie en esa situación y sé por experiencia propia lo importante que es tener el control de tus finanzas”, sostiene.

“He tenido muchas clientas divorciadas o en proceso de divorcio que entraban en mi oficina con una liquidación de bienes muy cuantiosa, y en muchos casos los detalles eran muy poco claros. Le daban el poder al abogado encargado del divorcio”, explica Smith. “Todo se reduce a la idea de tener conocimientos sobre el tema”.

Divorcio y conocimientos financieros

Este es uno de los motivos por los que en el 2019 Smith lanzó una plataforma de educación financiera llamada Wife2CFO para mujeres divorciadas o en proceso de divorcio.

Cuando termina un matrimonio largo, la situación económica de las mujeres divorciadas es peor que la de los hombres divorciados. Un estudio que se publicó en el 2021 en The Journals of Gerontology: Series B concluyó que las mujeres registraron un descenso del 45% en su nivel de vida, en comparación con el de los hombres, que descendió un 21%.

El estudio, del que es coautora la socióloga Susan Brown, de la Universidad Estatal Bowling Green de Bowling Green (Ohio), también constató que estos “perjuicios económicos vinculados al divorcio de personas de 50 años o más se mantuvieron durante un tiempo, lo que indica que el divorcio a esa edad constituye una presión económica crónica”.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

En el caso de las mujeres que dejaron de trabajar para dedicarse al cuidado de los hijos o que redujeron su horario laboral a tiempo parcial, las consecuencias de no aportar al Seguro Social pueden crearles problemas económicos, señala Jocelyn Elise Crowley, profesora de Política Pública de la Universidad Rutgers de New Brunswick (Nueva Jersey).

“Por cada año que una mujer está en el hogar cuidando de sus hijos, el Seguro Social asigna un cero. En concepto de beneficios anuales finales, las mujeres reciben miles de dólares menos del Seguro Social que los hombres”, explica.

El Seguro Social permite que algunas personas divorciadas tengan derecho a recibir la mitad de los beneficios del excónyuge en ciertas condiciones, como haber estado casados un mínimo de diez años.

Cashatt, Colton y Smith coinciden en que ahora ven más casos en los que la esposa gana lo mismo —o más— que el esposo o es la única fuente de ingresos.

No siempre da resultado

La obstetra Dafna Trites, de Tarzana, California, espera que su divorcio finalice este verano. Trites tiene 57 años y se separó en noviembre del 2018 luego de 20 años de matrimonio. El esposo presentó una demanda de manutención conyugal en mayo del 2020, y ella afirma haber respondido también con los trámites del divorcio.

“Como el proceso de divorcio iba tan mal y no llegábamos a ningún lado, un amigo de un amigo me sugirió que lo intentara de este modo”, explica Trites, que no conocía la especialidad de finanzas del divorcio. “Los dos llevábamos ya un año y medio pagando los honorarios de los abogados”.

“Me pareció que tenía mucho sentido, porque se trataba de alguien que actuaba de forma imparcial e intentaba que la información financiera de ambos quedara integrada de forma coherente y comprensible para poder analizarla y determinar quién le debe pagar a quién”, explica. “Lamentablemente, en mi caso no dio resultado”.

Después de siete meses, no pudieron llegar a un acuerdo.

“Es necesario que ambos cónyuges expongan un panorama completo de su información financiera. Hasta que no se logre eso, no se puede llegar a ningún lado”, añade Trites. “Deben participar dos personas dispuestas a divulgar toda su información y llegar a una solución. No puede ser una situación unilateral”.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.