Skip to content
 

¿Es inevitable un divorcio? 5 pasos que deben seguir las mujeres

Las mujeres mayores tienden a estar en desventaja ante una separación conyugal.

Ilustración de unas manos armando un corazón que está en partes.

MOMENT / GETTY IMAGES

In English

Cuando ya es evidente lo que ocurrirá, las mujeres mayores, en particular, deben ser sagaces y prepararse para un divorcio en la madurez. Después de todo, las mujeres son más propensas que los hombres recién divorciados a sufrir como consecuencia de una ruptura. Según el Centro Nacional de Investigación sobre la Familia y el Matrimonio de Bowling Green State University, el nivel de vida de las mujeres que se divorcian después de los 50 años decae en promedio un 45%. Para los hombres, el promedio es de un 21%. 

"La persona desfavorecida en un divorcio es la que no es el sostén de la familia", dice Chris Manske, presidente de Manske Wealth Management. "El hombre sigue siendo mayormente el sostén de la familia para la mayoría de las parejas de entre 50 y 60 años. Esto pone a las mujeres en desventaja durante el divorcio". 

El divorcio puede ocurrir a cualquier edad. En vez de sentirse avergonzadas o paralizadas de miedo, las mujeres pueden tomar pasos para prepararse. Entre ellos:

1. Primero piensa en tus necesidades y luego preocúpate por las cuentas bancarias 

El divorcio puede ser amargo y contencioso, por lo que muchas mujeres se preocupan por saber dónde están todos los bienes y el dinero antes de firmar una sentencia de divorcio. Quieren asegurarse de que obtendrán lo que les corresponde y que los bienes se dividan por la mitad. Pero más importante en esta etapa inicial de la ruptura es establecer tus requisitos después del divorcio para que puedas sobrevivir y prosperar como mujer divorciada. "Muchas personas piensan, 'tengo que averiguar dónde está todo nuestro dinero, necesito saber dónde están todos nuestros bienes', pero eso es un paso en la dirección equivocada porque te limita", dice Manske. "Si piensa sobre dónde está todo, no piensa sobre sus necesidades". En vez de comenzar con el paradero de los bienes, Manske dice que consideres lo que necesitas para estar cómoda y tener una vida sostenible. Una vez sepas esto, es más fácil descifrar el apoyo y los bienes por los que vale la pena luchar. 


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


2. Cuida tu estabilidad emocional 

Casi la mitad de las parejas adultas del país se divorcian, lo cual significa que las mujeres ya no tienen que sufrir en silencio. Eso no significa que debes contarle a todo el mundo sobre tu divorcio, pero debes tener familia y amigos cercanos con los que puedas desahogarte, intercambiar ideas y recibir consuelo. Si tu salud mental no está bajo control, será difícil enfocarte en el divorcio con una mente clara, lo cual puede resultar en malas decisiones financieras. "Recomiendo mucho buscar servicios de un terapeuta profesional o tener a un familiar que sirva en esa capacidad", dice Jody D'agostini, planificadora financiera certificada de Equitable Advisors. "Si hay niños involucrados, asegúrate de que tengan un apoyo similar. Ellos también están pasando por esto". 

3. Busca activos que produzcan ingresos y no los que te cuesten dinero 

Manske aconseja que separes los bienes en dos filas, los que producen dinero y los que cuestan dinero. Una cuenta de inversiones te produce ingresos, y una casa o un automóvil te cuesta dinero en el mantenimiento, reparaciones, seguros y otros gastos relacionados. Si no eres el sostén de la familia o tu ingreso es más bajo que el de tu ex, mejor enfócate en los bienes que generan más dinero en vez de los que exigen gastos. Eso es muy cierto si tu cónyuge no te pasa pensión alimentaria o manutención de menores. "Quédate con la casa y yo me quedo con las acciones y bonos no va a funcionar porque la casa es un peso para quien la mantenga, pero las acciones y los bonos generan intereses y dividendos a quien los tenga", dice Manske. "La mayoría de las veces los hombres son el sostén de la familia, así que la mayoría de los bienes que generan dinero los debería recibir la mujer".

4. Revisa tu planificación patrimonial 

Para las parejas mayores que se divorcian, es importante revisar tu planificación patrimonial para que refleje tu nuevo estatus de soltera. Esto incluye la creación de un fideicomiso para preparar un poder notarial para decisiones médicas, cambiar a los beneficiarios de las cuentas de inversión y los seguros y la actualización de tu testamento. No quieres que tu exesposo o pareja reciba tus ahorros para la jubilación en caso de tu muerte porque nunca hiciste estos cambios. D'agostini también recomienda que hagas un presupuesto según tu estilo de vida como casada, tus fuentes de ingreso y necesidades. "Una vez acabe el divorcio, ¿cómo se ve tu presupuesto?", dice. "Asegúrate de que tengas el dinero que necesitas".

5. Prepárate para un maratón, y no una carrera corta 

La ruptura puede parecer que surgió de sorpresa, pero el proceso para finalizar un divorcio puede tomar mucho tiempo. Esto puede afectarte, debilitar tu determinación y resultar en que te conformes con menos de lo que mereces. Pero si te preparas mentalmente para el largo proceso, serás más capaz de mantenerte en tu posición y obtener lo que necesitas y mereces. "Un divorcio no es instantáneo. Uno no chasquea los dedos y ya está hecho", dice Manske. "No es cuestión de semanas, es más bien un asunto de más de un año. Prepárate mentalmente para un maratón para que puedas ser resiliente durante el proceso". 
 

Donna Fuscaldo es una escritora y editora colaboradora especializada en finanzas personales y salud. Lleva más de dos décadas escribiendo y cubriendo noticias para varias publicaciones nacionales, como The Wall Street Journal, Forbes, Investopedia y HerMoney.