Skip to content
 

No faltes a una cita médica a causa de la inflación

Hay maneras de costear los medicamentos y los copagos a pesar de la subida de los precios.

Frascos de píldoras recetadas con billetes de dólar en su interior

ISTOCK / GETTY IMAGES

In English

La inflación elevada está obligando a muchos adultos mayores a escatimar en los servicios de atención médica, absteniéndose de ir a las citas médicas y evitando comprar medicamentos recetados para ahorrar dinero. La situación podría empeorar con el envejecimiento de la población. Según la Oficina del Censo de EE.UU., para el año 2034 alrededor de 77 millones de personas tendrán más de 65 años. Hoy en día esa cifra es de unos 54 millones.

“Si la economía cambia al punto que las personas deban gastar una mayor parte de sus ingresos fijos en la vivienda, el alquiler, los alimentos o el transporte, tendrán menos dinero disponible para gastar en la atención médica”, dice Gretchen Jacobson, vicepresidenta del programa de Medicare de The Commonwealth Fund.

Eso es precisamente lo que está sucediendo ahora que la inflación alcanzó un 9.1%, el punto más alto de los últimos 40 años. Muchos adultos mayores con ingresos fijos enfrentan dificultades para costear los alimentos o viajar al consultorio médico. Es particularmente difícil para las personas que tienen entre 50 y 64 años. Todavía no reúnen los requisitos para recibir Medicare y, por lo tanto, tienen que reducir sus gastos más que los mayores de 65. “Este grupo de personas mayores seguirá aumentado a un ritmo de 10,000 por día”, dice Nicole Willcoxon, directora de investigación de Gallup. “A medida que envejecen y reducen la atención médica necesaria, habrá más personas enfermas, que no se cuidan y en circunstancias críticas de aquí en adelante”.  


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


La buena noticia es que hay maneras de mantener la salud bajo control sin sacrificar las necesidades básicas. Aquí te explicamos cómo.  

Soluciones para reducir el costo de los medicamentos 

Según el Consejo Nacional sobre el Envejecimiento (NCOA), los adultos mayores gastan un promedio de $600 en medicamentos recetados por año. Para los que padecen enfermedades crónicas el costo es más alto. Una manera de reducir ese gasto es ser tu propio defensor. Si tu médico te receta un medicamento costoso, pídele una alternativa más económica. Es una solución sencilla, pero el Dr. Peter Hollmann, director médico de Brown Medicine, dice que a muchos pacientes les avergüenza preguntarlo, sin darse cuenta de que a menudo existe una alternativa menos costosa. Hollmann también explica que usar un servicio de pedido de medicamentos por correo puede reducir el costo.

También hay más de 2,500 programas federales, estatales y locales para adultos mayores que pueden reducir los gastos de los alimentos, la vivienda, los medicamentos y los servicios públicos, según el NCOA. Muchos están destinados a los adultos mayores con bajos ingresos. Al ahorrar en los alimentos o la vivienda, podrás destinar más dinero para los medicamentos. 

Dale prioridad a la cita médica

El copago de $25 para la visita médica puede ser un gasto difícil para muchos adultos que intentan administrar su dinero con una inflación del 9.1%. El caso se agrava si tienes que ver a un especialista tras otro. Para reducir este gasto, Hollmann aconseja que seas tu propio defensor. Conviene que le expliques a tu médico de atención primaria cuál es tu situación financiera y ver si son necesarias todas las citas médicas extra. ¿Puedes hacerlas menos seguido? ¿Hay formas de mejorar tu salud sin ver a un especialista? La idea es distinguir entre las citas médicas convenientes y las que son verdaderamente esenciales y concentrarse en estas últimas.

“Si alguien está pensando en hacerse una cirugía de reemplazo de rodilla que va a costar $2,000 pero puede caminar y no está gravemente incapacitado, es probable que esté bien posponerla”, dice Hollmann. “Por otra parte, saltarse un medicamento de importancia vital no es una buena decisión”. No te olvides de la atención médica preventiva, como los exámenes de detección de cáncer y las mamografías. La mayoría son gratis y contribuyen enormemente a mantener controlados los costos de salud en el futuro. 

Mejora tu salud para ahorrar

Nunca es tarde, a cualquier edad, para mejorar tu salud general y reducir tus costos médicos. Cuanto mejor sea tu salud, menos citas médicas y medicamentos necesitarás. Hay una infinidad de programas por internet o en persona para ayudarte a ponerte en forma, a comer de manera saludable y a mejorar la mente. A través de programas ofrecidos por grupos federales y locales, AARP y otras organizaciones, centros de adultos mayores, escuelas, centros de YMCA y YWCA, los adultos tienen a su disposición una gran cantidad de programas de ejercicios, consejos sobre dietas e información de salud. Estos programas ayudan a prevenir caídas, perder peso y mejorar la salud mental, dice Kathleen Cameron, directora sénior del Centro para el Envejecimiento Saludable del NCOA. “Las personas de todas las edades pueden seguir mejorando su salud”, dice Cameron. “Nunca es tarde para estar más sano”. 


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Recursos para reducir los costos de la atención médica

(Algunos enlaces en inglés)

Ahorra un 20% sobre el precio minorista de los audífonos. Los socios también reciben gratis un examen de audición, limpieza y acceso a la última tecnología en audífonos.

Este programa, que se ofrece a los socios de AARP, cuenta con actividades interactivas, recetas, juegos y más creados para mantenerte sano y en buen estado físico.

Los socios de AARP y sus familiares reciben descuentos en anteojos y monturas de minoristas participantes en todo el país.

Este programa les ofrece a los adultos mayores cuidado dental completo y gratis. Donated Dental Services opera a través de una red de más de 15,000 dentistas y 3,400 laboratorios dentales voluntarios en todo el país.

Este programa, dirigido a adultos mayores con bajos ingresos, presta servicios dentales y de atención primaria.

Administrado por los Gobiernos federal y estatales, este programa reduce el costo de la atención médica para los adultos mayores, las personas ciegas y aquellos que viven con una discapacidad.

Con este programa, puedes reducir los costos asociados con los medicamentos recetados, como primas del plan, deducibles y costos compartidos. Para reunir los requisitos, debes estar inscrito en la Parte D de Medicare y tener ingresos y activos limitados.

Los Programas de ahorros de Medicare (MSP) son financiados por el Gobierno federal y administrados por cada estado individual. Estos programas ayudan a pagar las primas, deducibles y copagos de la Parte B de Medicare.

SingleCare trabaja con farmacias para negociar los precios de los medicamentos recetados y en algunos casos les ahorra a los consumidores hasta un 80%. Esos ahorros se transfieren a los miembros sin costo alguno. Para usar el programa y ahorrar dinero, debes descargar una tarjeta de cupones y presentarla en las farmacias participantes.

SNAP ofrece asistencia financiera a personas y familias con bajos ingresos que cumplan los requisitos, para que puedan comprar alimentos.

Es otro programa de asistencia financiado por el Gobierno federal para adultos de 60 años o más con un ingreso igual o inferior al 130% del nivel federal de pobreza. En este programa, recibes una caja gratuita de alimentos con ciertos artículos. Los alimentos los compra el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, el cual trabaja con organizaciones sin fines de lucro locales para distribuir las cajas mensualmente.