Skip to content
 

La inflación en EE.UU. se dispara en junio

Los alimentos, la gasolina, el alquiler impulsan la subida; el aumento anual más alto desde 1981.

Distribuidor de gasolina en Vernon Hills, Illinois.

AP PHOTO/NAM Y. HUH

In English

El incremento en los precios de la gasolina, los alimentos y el alquiler catapultó la inflación de junio en Estados Unidos a su mayor nivel en cuatro décadas, elevando la presión sobre los hogares. Es posible que esto obligue a la Reserva Federal a elevar nuevamente las tasas de interés, lo que a su vez encarecería los créditos.

Los precios al consumidor en junio se dispararon 9,1% en comparación con el año anterior, dijo el gobierno el pasado 13 de julio, el mayor aumento anual desde 1981, y más que el alza de 8,6% de mayo. Sobre una base mensual, los precios subieron 1,3% de mayo a junio, otro aumento sustancial; los precios subieron 1% de abril a mayo.

El actual aumento de los precios subraya el impacto brutal que la inflación ha infligido a muchas familias. Los negros e hispanos de bajos recursos se han visto especialmente afectados, porque una parte desproporcionada de su ingreso se destina a gastos esenciales como vivienda, transporte y alimentos.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Algunos economistas han albergado la esperanza de que la inflación esté alcanzando o acercándose a su pico en el corto plazo. Los precios de la gasolina, por ejemplo, han bajado un poco desde los 5 dólares por galón alcanzados a mediados de junio.

Sin embargo, por ahora, el incesante aumento de la inflación ha provocado una fuerte caída en la confianza de los consumidores en la economía y ha hecho caer los índices de aprobación del presidente Joe Biden en año de elecciones legislativas.

La fuerte inflación también está castigando a otros países. En Gran Bretaña fue de 9,1% en mayo, el nivel más alto en cuatro décadas, impulsado principalmente por los precios más altos de la gasolina y los alimentos. La inflación anual en los 19 países de la eurozona fue de 8,6% en junio y de 8,1% en mayo. La inflación se encuentra ahora en su nivel más alto desde que comenzó el registro del euro en 1997.