Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

5 pasos para crear un presupuesto efectivo con tu pareja

Cómo crear un plan de gastos que funcione para los dos.


spinner image Ilustración de un hombre y una mujer que pelean por una billetera gigante la cual jalan cada uno a su lado.
ISTOCK / GETTY IMAGES

Un plan presupuestario bien concebido y probado es el fundamento de toda estrategia financiera sólida. Sin esta importante herramienta, es difícil —sino imposible— trabajar para lograr una jubilación segura y feliz.

Este puede ser un buen momento para crear ese plan o revisar el que ya tienes, en particular ahora que la inflación alcanzó su nivel más alto en los últimos 40 años. Los problemas en la cadena de suministro y la guerra en Ucrania también están aumentando la incertidumbre en los precios de bienes y servicios.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

¡Si tan solo pudieras convencer a tu pareja de la sensatez de crear un presupuesto! Por mucho que lo intentas, parece no haber forma de ponerse de acuerdo sobre cómo distribuir los recursos que tienen entre los dos.

“La mayoría de las parejas con las que trabajo tienen una persona que gasta y una que ahorra”, dice Tess Zigo, una planificadora financiera certificada en Emerge Wealth Strategies en Palm Harbor, Florida. “En mi matrimonio, yo soy la que ahorra, la que se enfoca en Ias prioridades a largo plazo. Para nosotros es un buen equilibrio, ya que mi esposo me recuerda que debemos gastar en cosas que disfrutamos hoy, porque la vida es preciada y limitada”.

Sin embargo, a menudo no es fácil ponerse de acuerdo en un presupuesto, dice Sergio García, un planificador financiero certificado en BFS Advisory Group en Dallas, Texas. “Todos tenemos nuestra propia experiencia e historia con el dinero”, dice. “Creamos nociones de lo que significa y de cómo usarlo. Eso conduce a diferentes prioridades y sentimientos, aunque no nos demos cuenta”.

¿Está todo perdido? No, si puedes comenzar a “hablar de dinero con tu pareja,” dice Bob Wolfe, un planificador financiero certificado en RegentAtlantic en Morristown, Nueva Jersey. “Cuando descubrimos que las prioridades de gastos de una pareja no están alineadas, investigamos qué es lo más importante individualmente para cada uno de ellos y reconciliamos esas diferencias”. Entonces, pueden avanzar con la creación de un presupuesto y un plan financiero general, al tiempo que protegen la relación. Las siguientes sugerencias pueden resultar útiles.

1. Habla, no des nada por sentado ni te cierres a la comunicación

Lo primero es enfrentar la realidad. Asegúrate de que sabes con certeza qué es lo que piensa tu pareja sobre el dinero. Evita las suposiciones, ya que estas son el origen de los malentendidos. Y ninguno de los dos debe optar por la salida fácil y cerrarse al diálogo. En el estudio de Fidelity, el 24% de los encuestados dijeron que con frecuencia se sienten frustrados por los hábitos monetarios de su pareja, pero pasan por alto el problema para evitar discusiones.

La comunicación abierta y honesta podría no suceder de la noche a la mañana, tal vez tengas que trabajar para lograrla. Si bien este proceso puede ser delicado en las mejores circunstancias, puede conducir a un entendimiento más profundo y a una mayor compasión por parte de ambos.

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

2. Reconoce el momento en que necesitas ayuda y búscala

Si no hallan solución, busca asesoramiento de un tercero. Un planificador financiero certificado que esté dispuesto a mediar y sea experto en abordar conflictos puede crear el espacio para que la pareja exponga sus sentimientos y extraer información importante cuando uno de los integrantes no la ofrece en forma voluntaria. “Esta persona imparcial puede ser un terapeuta, un consejero o un planificador financiero, según las circunstancias”, dice Marguerita Cheng, una planificadora financiera certificada en Blue Ocean Global Wealth en Potomac, Maryland. La Asociación de Planificación Financiera (FPA, Financial Planning Association) —en inglés— tiene una herramienta para ayudarte a encontrar un planificador en tu área.

Idealmente, la pareja comenzará a crear una visión unificada con el fin de establecer metas comunes. Las parejas que trabajan con un asesor financiero tienen mayor probabilidad de hablar sobre dinero con más facilidad, ponerse de acuerdo en lo que imaginan para la jubilación y sentirse confiadas sobre su salud financiera. Tal vez sea recomendable buscar un terapeuta financiero. Los miembros de la Asociación de Terapia Financiera (FTA, Financial Therapy Association) son psicólogos, terapeutas matrimoniales y de familia, asistentes sociales, planificadores financieros, contadores, asesores y consejeros.

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

3. No descuides los detalles

Supongamos —y esperemos— que tú y tu pareja están de acuerdo sobre sus metas financieras. Ahora es el momento de delinear un presupuesto general para poder saber adónde está yendo el dinero, determinar cuánto queda al final de cada mes y hacer los ajustes necesarios. Esto les permitirá alcanzar otros objetivos, como reducir las deudas, contribuir a un fondo para emergencias e invertir para la jubilación. Considera estos cuatro pasos.

  1. Haz una lista de todas las fuentes de ingresos: dividendos, anualidades, beneficios del Seguro Social, pensiones, distribuciones de cuentas IRA y todas las distribuciones mínimas obligatorias (MRD) de todos los planes de jubilación de ambos.
  2. Haz una lista de todos los gastos fijos: necesidades básicas, incluidas la hipoteca o el alquiler, los servicios públicos, el seguro, los préstamos de autos, las tarjetas de crédito y los medicamentos.
  3. Resta los gastos de los ingresos para determinar el saldo. Si no queda nada o queda un saldo negativo, revisen el presupuesto o ajusten su estilo de vida como sea necesario. Tal vez deban mudarse a una casa menos costosa, encontrar un trabajo que pague más o buscar un trabajo secundario.
  4. Haz un seguimiento de los gastos flexibles (el dinero que destinan a las compras en línea, los viajes, las comidas para llevar o la transmisión de películas y música) con alguna de las aplicaciones simples que hay en el mercado.

Honeydue (en inglés), una aplicación para crear presupuestos para parejas, permite sincronizar cuentas bancarias, tarjetas de crédito, préstamos e inversiones si así lo deseas. Puedes dividir los gastos por categorías y establecer límites mensuales para cada una; cuando tú o tu pareja se estén aproximando al límite, recibirás una alerta. Honeydue también te recordará sobre el vencimiento de las facturas, y puedes chatear con tu pareja usando emojis para asegurarte de que se comprenda bien la intención del mensaje. Mint (en inglés) es otra herramienta para planificar presupuestos y monitorear el crédito. NerdWallet (en inglés) tiene una aplicación gratuita que puedes usar para hacer el seguimiento de tus gastos, tu puntaje de crédito y tu patrimonio neto. AARP también cuenta con una herramienta para crear presupuestos en línea. Todas son gratuitas.

 

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

4. Piensa en términos de ‛lo tuyo, lo mío, lo nuestro′

A medida que realizas el seguimiento de los gastos flexibles, Cheng advierte que no debes hacer un presupuesto demasiado limitado o asfixiante para tu pareja, porque eso podría convertir el plan en un motivo de discordia y complicar la relación. Es necesario entender que cada integrante de la pareja tiene ideas, intereses y prioridades individuales, además de objetivos compartidos.

Si te has casado ya mayor o por segunda vez y tienes una familia mixta, tú o tu pareja pueden pensar que se está asignando mucho dinero a prioridades que compiten entre sí o que son innecesarias. En el presupuesto debe haber un lugar para estas diferencias. “Pensar en términos de ‛lo tuyo, lo mío y lo nuestro′ puede ser útil. Eso también puede aplicarse a los pasatiempos. Un miembro de la pareja puede estar interesado en automóviles. El otro puede considerar eso como un gasto frívolo y costoso”, dice Cheng.

5. Haz lugar para la diversión

¿Cómo puedes lograrlo? Niv Persaud, una planificadora financiera certificada y analista financiera certificada especializada en divorcios en Transition Planning + Guidance, LLC, en Atlanta, Georgia, sugiere crear una categoría de gastos discrecionales en el presupuesto. El plan general de gastos debe cubrir todos los gastos esenciales más las asignaciones para los gastos no esenciales en los que ambos integrantes de la pareja están de acuerdo, como regalos, viajes y entretenimiento. Cuando hay desacuerdo, se pueden usar los fondos discrecionales para complementar esta categoría de gastos.

Supongamos que tu plan tiene una cantidad de dinero acordada para gastos de los hijos adultos. Cuando tú o tu pareja superan esa cantidad, toma el dinero adicional de tu cuenta discrecional personal. “Este concepto también funciona bien cuando la pareja no está de acuerdo sobre cuánto gastar en golf, compras o visitas al spa o al salón de belleza”, dice Persaud.

Nota al margen: el propósito de enfrentar con tu pareja la difícil tarea de crear un presupuesto viable es ayudarlos a prepararse para un futuro seguro juntos. Pero también debería hacer posible que disfruten de la vida al máximo.

¿Qué es AARP Money Map™?

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.