Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Cómo puedes deducir tus gastos médicos de los impuestos Skip to content
 

Cómo puedes deducir tus gastos médicos

La nueva ley tributaria mantiene el umbral del 7.5% por 2 años para todos los contribuyentes.

Manos examinando un billete de dólar

GETTY IMAGES

Cerca de 9 millones de personas en el país dedujeron gastos médicos en el 2015, y casi tres cuartas partes de esos contribuyentes eran mayores de 50 años, según un análisis.

In English | La nueva ley federal de impuestos preserva la capacidad de millones de personas con altos gastos médicos de deducir esos costos de sus declaraciones. Durante los próximos dos años, todos los contribuyentes podrán deducir de sus impuestos los gastos de salud que excedan el 7.5% de sus ingresos.

El destino de esta deducción crítica había sido incierto durante el debate en el Congreso, ya que la propuesta fiscal republicana de la Cámara de Representantes la eliminó. La medida republicana del Senado mantuvo el beneficio, pero al 10% del umbral de los ingresos, al tiempo que restableció el umbral inferior del 7.5% durante dos años. AARP instó firmemente a los líderes del Congreso a mantener la deducción y a restaurar el umbral más bajo. 

Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Cerca de 9 millones de personas en Estados Unidos dedujeron gastos médicos en el 2015, y casi tres cuartas partes de esos contribuyentes tenían más de 50 años, según un análisis del Instituto de Política Pública de AARP. De los declarantes que usaron esta deducción, el 70% tenían ingresos por debajo de $75,000, y el 49% ganaban menos de $50,000 al año. La deducción es particularmente importante para los beneficiarios de Medicare, quienes, según las estimaciones de AARP, gastan en promedio $5,680 por año en gastos de salud que Medicare no cubre.

Para reclamar esta deducción, los contribuyentes deben incluir estos gastos en sus impuestos. La disposición de la Tax Cuts and Job Act (Ley de reducción de impuestos y empleo) que duplica la deducción estándar (a $12,000 para individuos y a $24,000 para contribuyentes conjuntos), podría cambiar significativamente la cantidad de contribuyentes que incluyen estos gastos, afirman los expertos.

"Hemos estimado que aproximadamente el 30% incluirán estos gastos en el 2017, y creemos que esa cantidad se reducirá a cerca del 10% en el futuro", afirma Mark Mazur, director del Tax Policy Center, un centro sin afiliación política y subsecretario de política tributaria en el Departamento del Tesoro durante el Gobierno del presidente Obama. 

Sin embargo, Mazur sugirió que las personas deberían hacer los cálculos en lugar de suponer que califican o no para este beneficio fiscal. Algunas personas, señala, probablemente se sorprenderían de saber que pueden hacer esta deducción.

Según la nueva ley, el umbral de deducción médica del 7.5% estará vigente solo para los años fiscales del 2017 y 2018. Después de eso, el umbral regresa al 10% de los ingresos. AARP instará al Congreso a actuar para mantenerlo en el 7.5%.  

Quizás te sorprendan algunos de los costos médicos que son deducibles. Este es un vistazo a lo que cumple y no cumple con los requisitos.

Los gastos que se pueden deducir incluyen: 

  • Pagos de bolsillo a médicos, dentistas, quiroprácticos, psiquiatras, psicólogos, podólogos y otros profesionales médicos que no están cubiertos por Medicare u otro seguro de salud
  • Primas de seguro médico, siempre que no se hayan pagado con dinero antes de impuestos, como son la mayoría de los beneficios de salud proporcionados por el empleador. Puedes deducir las primas de la Parte B de Medicare y cualquier prima que pagues por una póliza Medigap, un plan Medicare Advantage o un plan de medicamentos recetados de la Parte D.
  • Primas para seguros de cuidados a largo plazo y los pagos a hogares de ancianos y otras instalaciones de cuidados a largo plazo
  • Programas de tratamiento de alcohol y drogas para pacientes internados
  • Rampas para sillas de ruedas y otras modificaciones que realices en tu hogar por razones médicas
  • Transporte desde y hacia el médico y otras citas médicas, incluidos los gastos de taxi o autobús, o costos de bolsillo por el uso de tu automóvil personal, tal como el estacionamiento.
  • Copagos para medicamentos recetados
  • Copagos para terapeutas físicos u ocupacionales
  • Pagos por dentaduras postizas, anteojos recetados o para leer, audífonos, muletas, sillas de ruedas u otro equipo médico duradero
  • Pagos por programas para dejar de fumar y programas de pérdida de peso relacionados con una enfermedad específica diagnosticada por un médico, incluida la obesidad

No puedes deducir el costo de:

  • Medicamentos de venta libre
  • Pasta de dientes, enjuague bucal u otros artículos de tocador
  • Cirugía estética electiva
  • Membresía de gimnasios
  • Suplementos nutricionales
  • Parches de nicotina o goma de mascar
  • Blanqueamiento dental

Puedes encontrar una lista completa de lo que es y no es deducible en el sitio web del IRS. El IRS también tiene una página de herramientas llamada ITA (Asistente Tributario Interactivo que puede ayudarte a determinar si tus gastos médicos son deducibles.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.