Skip to content
 

Solteras expertas en ahorrar comparten sus secretos

Sabiduría financiera de mujeres que se encontraron solteras de nuevo.

Ilustración de una alcancía de vidrio y una mano colocando una moneda

THE HEADS OF STATE

In English | La vida continúa, y de repente, las cosas pasan. Para estas cinco mujeres, vivir solas reforzó un estilo de vida austero que ha creado oportunidades y significado. Estos son sus mejores consejos:

Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Deborah DeHoff

52, PLANIFICADORA FINANCIERA

Su consejo para ahorrar: obtén todo tu entretenimiento personal de forma gratuita.

Cuando Deborah DeHoff se divorció a los 40 años, el impacto financiero no le preocupaba. DeHoff creció tan pobre que su familia a menudo tenía que apagar la calefacción para ahorrar dinero. Ella nunca recibió una mesada ni fue al cine. Se levantaba temprano cada mañana para ordeñar vacas y embalar heno.

“Me juré que mi vida no sería así como adulta”, dice DeHoff, que ahora es una planificadora financiera certificada y posee 10 acres (con dos caballos) en Elkhart, Indiana.

Después de que su matrimonio terminó, ella persuadió a su empleador a que la ayudara a pagar un título universitario. Eso le permitió pasar de un trabajo a tiempo parcial a una carrera de tiempo completo como planificadora financiera.

Pero los hábitos austeros de su infancia están arraigados.

"La austeridad es un estilo de vida”, dice ella. "Tienes que tomar una decisión consciente sobre todo lo que gastas".

Por ejemplo, ella nunca va al cine: las películas, las series de televisión, los libros, la música e incluso el acceso a internet son gratuitos en la biblioteca pública. Ella planea el resto de su vida financiera de la misma manera.

Algunos consejos más:

  • Corta tu propio césped. "No le pagaré a alguien para que haga lo que yo puedo hacer".
  • Compra con una lista y síguela al pie de la letra. "Si necesito pantalones negros, no me compro la falda azul que está a la venta".
  • Compra en grandes cantidades. Los dos caballos de DeHoff, Monster y Sophie, son su única extravagancia. Aun así, ella compra su grano y heno al por mayor y obtiene grandes descuentos.
  • Mantén un frasco de monedas. Al final de cada día, echa las monedas allí; nunca lo uses. Cuando esté lleno, haz un depósito en la cuenta de ahorros.
  • Gasta en lo que importa. Para las vacaciones, DeHoff se queda en casa y pasa tiempo extra con sus caballos. “Ni siquiera voy a Starbucks”, dice. "Alimentar a los caballos es más importante".

Evelyn Hannon

77, BLOGUERA DE VIAJES CON PRESUPUESTO LIMITADO

Su consejo para ahorrar: experimenta los nuevos lugares como uno de los locales, no un turista.

Si viajas mucho por tu cuenta, como Evelyn Hannon lo ha hecho desde su divorcio hace 30 años, es crucial encontrar formas de ahorrar.

La bloguera, llamada por algunos la abuela de los viajes de mujeres, es la fundadora de Journeywoman.com, que busca inspirar a las mujeres a explorar el mundo. Aunque ha llegado a un punto en el que puede permitirse algunos lujos, Hannon dice que todavía prefiere los viajes con un presupuesto limitado.

"Lo más divertido que puedes tener viajando es tratar de vivir como uno de los nativos", dice ella. "Y lo bueno es que cuando lo haces, invariablemente ahorras dinero".

Por ejemplo, Hannon nunca compra agua embotellada cuando viaja. En cambio, ella encuentra el supermercado más cercano, compra una jarra grande de agua y la guarda en su habitación de hotel para volver a llenar su botella durante el viaje.

Hannon comenzó a viajar sola en la década de 1980, cuando pocas mujeres se aventuraban solas. "Me dije a mí misma: si puedo viajar sola por 35 días y no morirme, será una metáfora para el resto de mi vida.

Ha sido eso, y más.

Otros consejos sobre los viajes con un presupuesto limitado:

  • Vuela a mitad de semana. Los martes y miércoles se ofrecen las mejores tarifas.
  • Viaja fuera de temporada. Prueba solo unos días después de los feriados principales.
  • Empaca un lector electrónico, incluso si tienes que pedir uno prestado. Descargar las guías y material de lectura ahorra mucho dinero.
  • Considera quedarte en residencias estudiantiles. En el verano, la vivienda universitaria a menudo se puede alquilar por poco dinero.
  • No compres una maleta barata. Escoge una de primera calidad con buenas ruedas. "Te ahorrará dinero a largo plazo", dice ella.

Sandi Allen

62, ARTISTA DE FIBRAS

Su consejo para ahorrar: busca suministros de segunda mano perfectamente buenos.

Divorciada durante 30 años, Allen se hace llamar "pobre pero orgullosa". Se retiró de empleos estatales por razones médicas desde el 2001, vive en Sutherlin, Oregón, con $716 al mes, incluidos $122 en ingresos del Gobierno. Para ella, vivir bien con muy poco es un juego de ingenio. "Siempre le dije a la gente que si la vida te da limones, aprende a hacer limonada", comenta.

Con una gran pasión por las artesanías, Allen se ocupa de proyectos en su "oficina", también conocida como el taller de artesanías en su habitación. Las 600 madejas de hilo que posee son de segunda mano. Las cuentas son de joyas usadas. La tela fue principalmente encontrada.

Algunas ideas más:

  • Encuentra amigos en los lugares de descuento. "Las señoras de Goodwill están pendientes de las cosas que me gustan", dice. "Yo les llevo bolsas vacías, que siempre necesitan, y ellas me llaman si llega algún producto de artesanía".
  • Mantén organizada la cocina. Congela la carne, el pescado y las aves en bolsas de plástico con cierre de cremallera, que mantienen las comidas planas. Luego sepáralas en cajas de zapatos etiquetadas para que los artículos sean fáciles de encontrar.
  • Evita los grandes gastos. Ten el mantenimiento de tu automóvil al día y mantén la casa libre de peligros para que no tropieces.
  • Mantén una actitud positiva. "Ayuda tener mucha luz natural en la casa".

Monique Ruffin

49, CORREDORA DE SEGUROS, PRESENTADORA DE RADIO

Su consejo para ahorrar: alimenta tu espíritu para salvarlo al sacar tiempo para la fe.

Ruffin es divorciada y es madre de Zion, un enérgico niño de 10 años con necesidades especiales. Para ella, la supervivencia se trata tanto de la resiliencia y la satisfacción como de la solvencia financiera. "Necesito alimentar mi alma si voy a ser una buena madre", dice, "así que estoy constantemente buscando formas de llenar mis reservas emocionales junto con mi cuenta bancaria".

Es una habilidad que aprendió de niña en el sur de Los Ángeles. Ruffin vivía con sus abuelos, quienes juntos nunca ganaron más de $17,000 al año. Pero prevaleció un sentido de comunidad y sacrificio.

“Todo el mundo aportó para primero enviarme a una escuela privada y luego a la universidad, y me las arreglé para salir adelante", recuerda.

Para mantenerse en equilibrio, Ruffin todavía depende de la comunidad y de la fe. "Hay mucha gracia en mi vida", dice ella. "Las cosas simplemente suceden, y a veces no sé cómo. Literalmente vivo un día a la vez. Gracias a Dios, tengo una práctica espiritual que es fundamental. Me hace sentir bien cuando siento que no sé cómo hacer algo".

Algunas lecciones que ella ha aprendido:

  • Rodéate de amor. Forma un grupo de apoyo con amigos, reúnanse y hablen. La gente no sabrá que tienes problemas económicos a menos que les digas, y es posible que consigas un trabajo simplemente dejándoles saber.
  • Nunca dejes de aprender. "Un amigo comenzó un programa de radio por internet y pensé: me gusta hablar y tener opiniones, así que aprendí", dice. "Ahora tengo mi propio programa".
  • Corta las tarjetas de crédito. O escóndelas. Si no tienes una tarjeta de crédito, no hay una con la que gastar dinero.
  • Cuida las casas de otras personas. "Tengo una amiga que tiene una casa con piscina, y cuando viaja, son unas vacaciones para Zion y para mí".
  • Busca en los armarios. No compres ropa nueva. Pide prestada y comparte la tuya con amigas, para el diario y para ocasiones especiales.

Ingrid Lundquist

69, FOTÓGRAFA DE LA CALLE

Su consejo para ahorrar: no necesitas un espacio grande para vivir en grande.

El esposo de Lundquist, Tom, falleció en el 2004, justo cuando los dos estaban renovando una casa grande y llena de arte en su viña en California. Aunque estuvieron juntos durante 20 años, estuvieron casados solo ocho meses y ella no calificó para sus beneficios de Seguro Social. Entonces, Lundquist decidió mudarse a un lugar más pequeño y comprar una propiedad en Sacramento. Mientras tanto, su negocio de planificación de eventos se estancó junto con la economía. Su respuesta fue ser creativa y seguir su pasión.

Esto fue lo que aprendió:

  • Consigue un trabajo que realmente puedas disfrutar. "Un amigo me sugirió que trabajara como acomodadora de turno para poder ver los espectáculos gratis", dice Lundquist. El trabajo ayuda a cubrir los impuestos sobre la propiedad y ofrece acceso gratuito a obras de teatro, exhibiciones y exposiciones artísticas.
  • Encuentra inspiración donde quiera que estés. "Me encanta estar en el centro de la ciudad. Las puertas están pintadas de rojo, naranja y morado, y la gente maneja autos decorados con grafiti. Hay acción, variedad". Inspirada, se convirtió en fotógrafa. "He ganado premios, vendí piezas y publiqué un libro".
  • Disfruta de la brisa nocturna. "Para ahorrar en la electricidad, apago el aire acondicionado y pongo el ventilador para que haya brisa".
  • Posee artículos con múltiples propósitos. Durante el día, la mesa de comedor de Lundquist es su escritorio; por la noche, ella organiza cenas allí. Un juego de platos cubre todas sus necesidades.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.