Skip to content
 

La sextorsión invade las aplicaciones de citas LGBTQ+

Lo que debería ser un "espacio seguro" en la red podría ser todo lo contrario.

Manos de un hombre sosteniendo un teléfono móvil en sus manos

Getty Images

In English

Los estafadores no andan en busca de compañía en las aplicaciones de citas dirigidas a la comunidad LBGTQ+, sino que se dedican a extorsionar a otros a cambio de dinero o la promesa de devolver fotos comprometedoras. Este tipo de fraude, conocido como sextorsión (extorsión sexual), ha llevado a la Comisión Federal de Comercio (FTC) a publicar una advertencia debido a las quejas de los usuarios de sitios como Grindr, Feeld y otras aplicaciones para citas.

Estas “no son las típicas estafas de romance en las que alguien dice que te ama y te pide que le envíes dinero", escribió en una página de su blog Ari Lazarus, especialista en educación para los consumidores de la Comisión Federal de Comercio (FTC). “Se trata de extorsión”.

Por lo general, el delincuente se hace pasar por un posible pretendiente en una aplicación de citas para la comunidad LGBTQ+, envía sus propias fotos sexualmente explícitas y te pide que le envíes fotos de ti a cambio. El estafador entonces amenaza con compartir las imágenes y la conversación con los amigos, la familia o el empleador de la víctima a menos que esta envíe dinero, por lo general a través de una tarjeta de regalo.

Lazarus, en una entrevista, no pudo decir cuántas quejas había recibido la FTC. Indicó que se mencionó a Grindr y Feeld porque fueron nombradas en las quejas presentadas por las víctimas, pero que algunas quejas no especificaron el nombre de la plataforma.


Venta del Día de la Recordación: Únete a AARP por solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años. Únete hoy y recibe un REGALO.


Muy lejos de ser un "espacio seguro"

Lo más alarmante, señaló, es que personas que no habían “salido del armario” por completo respecto a su orientación sexual fueron explotadas en una aplicación LGBTQ+ que consideraban un “espacio seguro".

La FTC por lo general no divulga los detalles de las quejas que recibe, pero los casos judiciales revelan la traición cruel y devastadora de la sextorsión.

En mayo del 2021, se condenó a más de 12 años de prisión a un hombre de 25 años después de que perpetrara estafas contra al menos 15 hombres en sitios de citas gay. El autor de las estafas intercambió imágenes, pidió videos explícitos y amenazó con enviar las fotos íntimas a sus conocidos si no cumplían con sus demandas, informó el Kitsap Sun (en inglés). Algunas de sus angustiadas víctimas consideraron el suicidio.  

Luego está el caso de un hombre de Wisconsin, que ahora tiene 23 años, que no disputó los cargos ante el tribunal después de haber acosado a un hombre mayor en Grindr, informó el Telegraph Herald (en inglés).

La víctima tenía 30 años de casado y temía que su esposa se divorciara si se enteraba de lo que hacía, pero se negó a que lo chantajearan, según muestran los registros judiciales. Su esposa, hijo e hija recibieron mensajes por Facebook con capturas de pantalla de su perfil en Grindr. “¿Sabías que tu esposo te engaña con hombres?, decía un mensaje enviado a la esposa.

Casi seis meses más tarde la víctima estaba “visiblemente afectada y se le llenaron los ojos de lágrimas” cuando habló de cómo afectó a su esposa y a su matrimonio, muestran los registros del tribunal.

Muchos casos no se reportan

Annie Jay

Dan Myers

Annie Jay, fiscal general adjunta de Wisconsin, dice que la sextorsión es un delito muy poco reportado.

La fiscal general adjunta de Wisconsin, Annie Jay, que procesó el caso, comentó en una entrevista que la sextorsión es un delito muy poco reportado porque los delincuentes se dirigen a las víctimas que creen que tienen un incentivo para guardar silencio. “La razón por la que tiene éxito como estafa de chantaje es que los responsables eligen víctimas con menor probabilidad de reportar el delito”, añadió.  “La estafa incorpora un elemento de vergüenza".

“No eligen a sus víctimas simplemente al azar”, añade. “No es como robarle el bolso a alguien en el metro. La selección es muy específica y deliberada”.

Aumenta el uso de los sitios y aplicaciones de citas

Los gais, las lesbianas y las personas transgénero frecuentan los sitios y las aplicaciones de citas más que los adultos en general, indica el Pew Research Center(en inglés).

Según este centro de investigaciones, el 55% de las personas adultas que son gais, lesbianas y bisexuales usaron aplicaciones o sitios web de citas, casi el doble que los adultos heterosexuales (28%). Dejando a un lado la orientación sexual, el 30% de la población general se conectaron para hacer citas en línea, una cifra que disminuyó al 19% para las personas entre 50 y 64 años, indicó el Pew Research Center.

Una advertencia muy demorada

Ari Ezra Waldman

Northeastern University

El profesor Ari Ezra Waldman, de Northeastern University, señala que la advertencia de la FTC sobre los crímenes de sextorsión debería haberse hecho hace tiempo.

Ari Ezra Waldman, profesor de Derecho y Ciencias de la Computación en Northeastern University, pasó tres años estudiando plataformas de citas para hombres gais y entrevistó a cientos de usuarios. Waldman, que es gay, dice que lo hizo porque es importante proteger a la comunidad gay, no solo de los que la odian desde afuera, sino también de los depredadores dentro de ella. La advertencia de la FTC viene “con mucho retraso”, añade.

Las comunidades locales hostiles son uno de los motivos por los que los gais recurren a las citas en el ciberespacio, explica.

Waldman dice que los adultos LGBTQ+ tienen la libertad de enviar selfis gráficos y aconseja que no se culpe a las víctimas. Aun así, sugiere que los usuarios solo compartan imágenes gráficas si están seguros de que pueden confiar en la persona con la que se comunican, y solo en las plataformas que toman medidas para proteger la privacidad. Waldman culpa a algunos, aunque no a todos, los sitios de citas LGBTQ+ de vender con fines de lucro los datos de los usuarios, incluido su estado de VIH. 

Grindr guarda silencio sobre el número de quejas

Grindr, con sede en West Hollywood, California, no reveló cuántas quejas de extorsión sexual había recibido. En cambio, publicó la siguiente declaración: “Nos inquieta y decepciona enterarnos de las estafas que se dirigen a los ancianos, a las personas queer o a cualquier persona. En Grindr nos comprometemos a mantener una plataforma abierta para la comunidad LGBTQ+… y tomamos medidas continuas para facilitar una experiencia segura”.

Grindr enumera los comportamientos “prohibidos” en sus 41 páginas de condiciones de servicio: acecho, acoso, abuso, difamación, amenaza o estafa dirigidos a otras personas. Sin embargo, dice que no lleva a cabo investigaciones sobre los antecedentes generales o penales de los usuarios ni verifica las identidades.

La compañía también mencionó su Scam Awareness Guide (Guía de concienciación sobre estafas), Holistic Security Guide (Guía de seguridad holística) y consejos de seguridad. Feeld, con sede en Londres, no respondió a las solicitudes de comentarios.

La sextorsión reportada a AARP

La línea de ayuda de la Red contra el Fraude, de AARP, 877-908-3360, ha recibido llamadas de víctimas de sextorsión en las aplicaciones de citas, entre ellas las de los adultos LGBTQ+. “Todas estas aplicaciones conllevan el riesgo inherente de encontrar a delincuentes que acechan tras perfiles falsos con la intención de robar”, indica Amy Nofziger, que supervisa la línea de ayuda y exhorta a los usuarios a no compartir fotos íntimas con las personas que no conocen. “Quizás parezca una diversión sugestiva e inofensiva, pero hay delincuentes que se concentran en las personas que andan en búsqueda del deseo o el amor”.

Antes de compartir, Nofziger recomienda que consideres cómo te sentirías si lo que enviaste apareciera en la primera plana del periódico. “Si tienes dudas, no lo envíes”, advierte.

Consejos de la FTC:

  • Verifica con quién estás hablando. Haz una búsqueda inversa de imágenes de la fotografía del perfil de la persona. (Puedes usar un sitio como images.google.com —en inglés—). Si la foto está relacionada con otro nombre o los detalles no coinciden, esas son señales de estafa.

  • No compartas información personal como tu número de teléfono celular, correo electrónico o perfil en las redes sociales con alguien que acabas de conocer en una aplicación. 

  • No les pagues a los estafadores para que destruyan fotos o conversaciones; no hay garantía de que lo hagan. El FBI no aprueba (en inglés) el pago de las demandas de extorsión en línea.

  • Recuerda que una vez que compartes las fotos no hay manera de recuperarlas.

La FTC indica que si crees que alguien está tratando de extorsionarte, lo reportes a la comisión y a una oficina local del FBI o al Internet Crime Complaint Center (Centro de Quejas de Crímenes por Internet) del FBI, en ic3.gov (en inglés).

Katherine Skiba cubre temas de estafas y fraudes para AARP. Anteriormente, fue periodista con el Chicago Tribune, U.S. News & World Report y el Milwaukee Journal Sentinel. Recibió la Beca Nieman de Harvard University y es la autora del libro Sister in the Band of Brothers: Embedded with the 101st Airborne in Iraq.

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras Alertas de vigilancia, consulta nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.