Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

En una estafa de romance, una mujer se convierte en una ‘mula de dinero’ involuntaria

Mujer de 55 años con el corazón roto pierde su dinero y, sin saberlo, ayuda a lavar ganancias ilícitas.

Manos sosteniendo un corazón de papel partido en dos con el atardecer de fondo.

Getty Images

In English | Se conocieron el pasado abril, cuando empezó a tomar fuerza la pandemia, en Zoosk, un sitio de citas románticas. A Denise, de 55 años, divorciada y residente de California, le gustó lo que él le dijo: se hizo pasar por un hombre amable, en busca de una relación a largo plazo. La amaría y cuidaría de ella. Declaró que la familia de ella era también su familia. La llamó su "media naranja" y le envió un recuerdo de cristal que tenía grabadas esas palabras y los nombres de ambos.

Aunque dijo que vivía cerca, él y Denise nunca se conocieron en persona. Él puso una excusa tras otra: el confinamiento por el coronavirus, una enfermedad repentina, una hospitalización, un compromiso de trabajo en otro estado. Dijo que era un ingeniero de construcción y que tenía proyectos en todo el mundo. Se comunicaban principalmente por mensajes de texto; a veces conversaban por teléfono. Unas pocas veces durante su "relación" de aproximadamente seis meses, él le envió flores.

Aparecen señales de alerta

No querer reunirse en persona fue la primera señal de alerta. Pedirle a ella que le comprara costosas tarjetas de regalo de Google Play fue la segunda. Finalmente, la estafó alrededor de $5,000 —y jamás le pagó la deuda como había prometido—, y una vez que ella le dio acceso a su cuenta corriente, poco a poco y sin darse cuenta lo ayudó a lavar aproximadamente $200,000 en ganancias ilícitas de actividades delictivas, entre ellas, explica Denise, fraude de beneficios por desempleo. En octubre, cuando el saldo de su cuenta corriente se había reducido a $18, le robó otros $10, y luego cortó todas las comunicaciones con ella.

El "pretendiente", por supuesto, era un impostor.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Lo que puedes hacer

Si has sido una mula de dinero, nunca es demasiado tarde para dejarlo, según las autoridades federales que te instan a que:

  • Dejes de comunicarte con la persona que te da las instrucciones.
  • Informes a tu institución financiera y consideres cerrar tu cuenta y abrir una nueva.
  • Denuncies las comunicaciones o actividades sospechosas a las autoridades del orden público.

Es de vital importancia que te informes para protegerte, y puedes obtener recursos del FBIel Servicio Secreto y la Comisión Federal de Comercio (enlaces en inglés). 

Denise lo denunció al Centro de Quejas de Crímenes por Internet del FBI (en inglés) y proporcionó a AARP una copia de su denuncia. También contó su terrible experiencia a la línea de ayuda de la Red contra el Fraude, de AARP, 877-908-3360, y, con la condición de que solo se usara su nombre, habló para este artículo; en cierto momento de la conversación rompió en llanto. Sin embargo, lo que más desea es ahorrarles a otras posibles víctimas el sufrimiento emocional —y la billetera casi vacía— que ella sobrevivió.

'Tortura' financiera emocional

"Le ruego a Dios que lo que he superado", dice, "pueda ayudar a por lo menos una persona a evitar la tortura emocional y financiera de una experiencia como la mía. Necesito creer que lo que sucedió al final será de ayuda para otros.

Todavía me persigue el recuerdo…tengo trastorno por estrés postraumático asociado con las citas románticas. Lo peor fue, por encima de todo lo demás, la actividad ilegal en mi nombre".

Las personas como Denise se conocen como "mulas de dinero", el término utilizado para describir a aquellas personas que transportan y transmiten dinero ilícito para ocultar su procedencia. Transfieren dinero derivado de delitos, a menudo al permitir que el botín se deposite en sus cuentas bancarias. Por lo general, mueven los fondos a lo largo de la cadena fraudulenta mediante, por ejemplo, tarjetas de regalo, transferencias bancarias, giros postales, aplicaciones de pago digital o bitcoines. Algunas mulas reciben compensación por sus esfuerzos, mientras que otras son cómplices involuntarias.

En los últimos años, las autoridades en Estados Unidos han advertido a miles de mulas —muchas de ellas adultos mayores— que si no abandonan su actividad, podrían enfrentar cargos penales. De hecho, algunos ya los han enfrentado, como la mujer de Misisipi, que ahora tiene 71 años, en espera de juicio acusada de 19 cargos por delitos punibles (en inglés) con hasta 550 años de prisión.

Información importante: no son únicamente los estafadores que se hacen pasar por pretendientes en internet los que manipulan a las personas para que hagan de mulas. Las oportunidades de empleo falsas son otro tipo de engaño. #DontBeAMule, una campaña de servicio público del Gobierno federal, nombra las señales de alerta que indican que un delincuente te está usando para lavar dinero sucio. Entre ellas:

1. Has abierto una cuenta bancaria o has trasladado dinero a solicitud de otra persona.

2. Has dado acceso a otra persona a tu cuenta bancaria o tarjeta de débito.

3. Has permitido que personas que no conoces depositen dinero en tu cuenta.

4. Has comprado tarjetas de regalo o moneda virtual por indicación de otra persona.

5. Has aceptado un empleo que promete dinero fácil y que consiste en enviar o recibir dinero o paquetes. O has acordado recibir o reenviar paquetes.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Denise añade una última señal de alerta: si le has hecho preguntas a la persona que te ha pedido que traslades dinero y esta se ha rehusado a contestar, eso es motivo de preocupación. Ella recuerda que cada vez que se enfrentaba a su interés romántico tenían una pelea y él le daba la vuelta a la situación, con lo que hacía que ella pareciera insensible o desconfiada, una táctica de distracción para quitarse la responsabilidad. "Si algo te hace sentir incómodo, haz preguntas", aconseja. "Y si no quieren responderte, eso es en sí una señal de alerta".

Desde que presentó su denuncia con el FBI a finales de octubre, Denise dice que no ha sido contactada por la agencia, pero ha conservado los registros para que las autoridades puedan seguir buscando al rompecorazones al que desearía no haber conocido jamás. Ella cuenta que después de que terminara el contacto entre ellos, encontró su perfil —bajo un nombre distinto— en otro sitio web de citas, Plenty of Fish, y lo denunció al sitio web.

En su experiencia, él era un experto confabulador y manipulador. "Apuesto a que lleva haciendo esto desde hace mucho tiempo. Y va a continuar", añade. "Hasta que no esté en la cárcel, no va a parar".

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras Alertas de vigilancia, consulta nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.