Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Un hombre de 79 años usó dos nombres para cobrar beneficios del Seguro Social

Se declara culpable de recibir $31,362 en beneficios que no merecía durante más de una década.

Tarjeta del Seguro Social detrás de varias monedas apiladas.

STEVEN HEAP / EYEEM / GETTY IMAGES

In English | Según las autoridades, un neoyorquino de 79 años quien, durante más de una década, cobró beneficios del Seguro Social bajo dos nombres diferentes obtuvo $31,362 en beneficios que no merecía.

Thomas Henry Baxter, de Schuylerville, Nueva York, se declaró culpable de un delito mayor en un acuerdo que se celebró el 5 de octubre. Se declaró culpable de un cargo de fraude de Seguro Social, el cual conlleva una pena máxima de cinco años en prisión. Baxter también aceptó la orden de pagar restitución a la Administración del Seguro Social (SSA).

Dos nombres, dos números de Seguro Social

En el acuerdo al que llegaron con los fiscales, Baxter reconoció que había solicitado un número de Seguro Social con su propio nombre en julio de 1956, hace más de 64 años, en su adolescencia. Después, en agosto de 1971, cuando tenía unos 30 años, solicitó otro número de Seguro Social bajo un nombre falso, Mark Anthony.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


37 años más tarde. Mientras trabajaba y cobraba beneficios de Seguro Social bajo su verdadero nombre, Baxter, en septiembre del 2008, solicitó beneficios de jubilación del Seguro Social usando su nombre falso y el segundo número de Seguro Social. En el 2008, él habría tenido casi 70 años.

En septiembre del 2008, bajo el nombre falso, le pagaron a Baxter beneficios retroactivos hasta marzo del 2008, y el dinero le siguió llegando hasta que le descubrieron su segunda identidad. En los documentos judiciales no se divulga cómo ocurrió eso. Los beneficios a los que no tenía derecho se suspendieron en junio del 2019, más de 11 años después.

Una segunda identidad secreta

"El acusado a sabiendas escondió y no divulgó la existencia de su segunda identidad, desde el 22 de septiembre del 2008 hasta el 24 de junio del 2019, a fin de obtener, en forma fraudulenta, el pago de beneficios del Seguro Social, beneficios a los cuales no habría tenido derecho si hubiera divulgado sus dos identidades a la Administración del Seguro Social", declara el acuerdo con los fiscales.

Antoinette Bacon

Cortesía del Departamento de Justicia

La fiscal federal en funciones Antoinette T. Bacon del Distrito Norte de Nueva York afirma que el fraude de Seguro Social es un "robo cometido contra todas las personas en el país" y será procesado.

Baxter será sentenciado el 23 de febrero en la Corte del Distrito en Binghamton, Nueva York. Su abogado, Peter J. Moschetti Jr., dijo que no podía hacer ningún comentario dado que el caso aún está pendiente. La rama de vigilancia de la Administración del Seguro Social, la Oficina del Inspector General, está investigando el caso.

"El fraude que se comete contra la Administración del Seguro Social es un robo que se les hace a todas las personas en el país", afirmó Antoinette T. Bacon, fiscal federal en funciones del Distrito Norte de Nueva York, donde el caso se está procesando. "Casos como este resaltan nuestro compromiso de investigar y procesar a aquellos que roban al Seguro Social, cuyos programas son financiados por personas trabajadoras".

En otro caso en el norte del estado de Nueva York, una señora de 74 años con dos números de Seguro Social se enfrenta a cargos federales que conllevan una pena máxima de 10 años de prisión.

Ella es Santa Sanabria, también conocida como Santa Cordero, de Gansevoort, Nueva York.

Fue arrestada el martes después de haber sido imputada por supuestamente obtener beneficios de jubilación del Seguro Social bajo un nombre y, en varias ocasiones, cobrar beneficios de Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) bajo ambos nombres. Los pagos de SSI son beneficios basados en la necesidad para personas que incluyen a adultos mayores, personas con discapacidades y los ciegos. A Sanabria se la acusa de haber aceptado $11,740 que no merecía debido a que ella no divulgó a la SSA información clave sobre sus circunstancias.

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras Alertas de vigilancia, consulta nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.