Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

La vacuna contra el coronavirus desencadena delitos y falsificaciones

El jefe de seguridad de Pfizer advierte a los consumidores que no den dinero en efectivo a delincuentes.

Mujer con mascarilla y guantes sosteniendo una vacuna del coronavirus.

Getty Images

In English | Junto con la vacuna contra el coronavirus llega una ola de delitos, advierte un alto funcionario de seguridad de Pfizer.

Los delincuentes sin escrúpulos hambrientos de efectivo llaman y envían mensajes de texto para robar a los consumidores con la promesa de que podrán obtener una vacuna temprana, señala Lev J. Kubiak, vicepresidente y director de seguridad de Pfizer, con sede en la ciudad de Nueva York.

Algunos delincuentes en la plataforma WhatsApp están promoviendo paquetes de “turismo de vacunas” para viajar a EE.UU., que incluyen pasajes aéreos, habitaciones de hotel y comidas junto con la vacuna contra el coronavirus, señala Kubiak. Los anuncios en línea de una supuesta vacuna están comenzando a brotar como la maleza, como nos lo cuenta, y en todo el país se han observado las llamadas automatizadas que le dicen a la gente que pueden evitar largas filas (en inglés) y obtener una vacuna Pfizer por $79.99.

Información importante: la única forma de obtener acceso a la vacuna de Pfizer es a través de un centro de vacunación autorizado por el Gobierno en tu estado, señala.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Sé escéptico ante las ofertas de vacunas

Si “alguien te ofrece un lugar en la fila o acceso a una cantidad limitada que de otro modo no podrías conseguir, la primera pregunta debería ser: '¿Quién es esta persona y por qué me lo está ofreciendo?'", Kubiak informó a AARP.

Los ladrones buscan más que solo el dinero rápido. Con la perspectiva de una vacuna temprana, algunos intentan obtener los números de Seguro Social y de cuentas bancarias o tarjetas de crédito de los consumidores.

Kubiak, de 54 años, trabajó durante más de dos décadas en agencias federales del orden público, principalmente para el Departamento de Seguridad Nacional, antes de sumarse a Pfizer en el 2016. ¿Qué es lo más preocupante? “Lo que más me preocupa es que cualquier actividad ilegal genera dudas en la mente de una población que ya está un poco preocupada por la vacuna. Y así, cualquier tipo de estafa, cualquier tipo de oferta fraudulenta, complica aún más la confianza en la vacuna".

Ahora que la vacuna es escasa y la demanda mundial es alta, los consumidores deben "ser conscientes de que hay delincuentes en este espacio", señala, y están "muy dispuestos a aprovecharse de las personas que están desesperadas por abordar la pandemia".

Los centros de atención son blanco del fraude

Los delincuentes tienen como blanco no solo a las personas, sino también a los centros de atención, señala, y describe a un "representante farmacéutico" falso que se ofreció a vender a un centro de atención residencial un número de vacunas para inocular a sus pacientes y personal. Sin embargo, y por fortuna, los administradores sospecharon que algo andaba mal, se comunicaron con Pfizer y se enteraron de que era una artimaña, señala.

Hablando sobre la avalancha de estafas y fraudes inducida por la pandemia, Kubiak señala que Pfizer detectó organizaciones delictivas que vendían vacunas contra el coronavirus la primavera pasada, muchos meses antes de que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE.UU. autorizara la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech para su uso de emergencia el 11 de diciembre en este país. (Ahora la FDA está preparada para autorizar una segunda vacuna contra el coronavirus, de Moderna, para uso de emergencia en EE.UU.).

Durante la crisis de salud, Pfizer vigiló las estafas de COVID-19 e informó lo que detectó a las autoridades gubernamentales, señala Kubiak. "Comenzamos a explorar la web abierta y la web oscura en busca de cualquier dato —o información— sobre las estafas relacionadas con la COVID-19". La información que se obtuvo y se compartió se refería a equipos de protección falsificados (mascarillas, guantes y batas, por ejemplo) y tratamientos falsos.

"La mejor ofensiva es una buena defensa, como dicen, cuanto más podamos educar a la gente, más podremos reducir la demanda de medicamentos falsificados".

— Lev J. Kubiak, jefe de seguridad de Pfizer

Incluso la primavera pasada “vimos organizaciones de delincuentes que intentaban vender vacunas cuando no existía ninguna”, señala. Eso les indicó a los funcionarios de Pfizer que, independientemente del fabricante de vacunas que recibiera autorización, el potencial de falsificaciones era alto.

En abril pasado, Europol, la agencia de policía de la Unión Europea, advirtió sobre el "daño potencial de las estafas en línea y fuera de internet que ofrecen supuestas versiones de la vacuna contra la COVID-19". A principios de este mes, instó a los países a estar atentos (en inglés) ante la "posible incursión de delincuentes en el proceso de desarrollo y distribución de vacunas".

Kubiak observó: "Cada vez que hay escasez y un grupo de personas desesperadas que buscan obtener lo que necesitan... siempre hay delincuentes que intentan aprovecharse".

Kubiak señala que la experiencia de tratar de combatir el flagelo multimillonario de los medicamentos falsificados en todo el mundo le facilitó a Pfizer el abordar los delitos que previó que estallarían una vez que surgiera una vacuna contra el coronavirus. Desde ya, las versiones fraudulentas de medicamentos populares como Viagra, Lipitor y Xanax no son solo un gran dolor de cabeza para los fabricantes de medicamentos legítimos, sino que pueden ser mortales para los consumidores, señala. Como ejemplo de un producto letal, señaló que la píldora contra la ansiedad, Xanax, está mezclada con fentanilo, un opioide sintético que se usa típicamente para el dolor por cáncer avanzado.

Pfizer trabaja con organizaciones aduaneras y agencias federales del orden público en todo el mundo "para ayudar a interceptar y detener, e identificar a falsificadores principales que se benefician de este tipo de comercio", según Kubiak, quien señala que también es importante aumentar la conciencia pública.

"La mejor ofensiva es una buena defensa, como dicen", concluye. "Cuanto más podamos educar a la gente, más podremos reducir la demanda de medicamentos falsificados".

FBI: Denuncia las estafas de vacunas y el fraude relacionado con la COVID-19

El FBI señaló que "permanece alerta a medida que los estafadores continúan explotando la pandemia de COVID-19 para su propio beneficio".

En una declaración el jueves a AARP, la agencia reconoció las quejas de estafadores que utilizan el interés del público en las vacunas contra la COVID-19 para obtener información personal identificable y dinero a través de distintas tácticas. La información personal identificable incluye números de Seguro Social y otros datos confidenciales.

"El FBI continúa trabajando diligentemente con nuestros colaboradores del orden público y el sector privado para identificar las amenazas cibernéticas y el fraude en todas sus formas", agregó el comunicado.

Se anima a las víctimas de fraude por COVID-19 a denunciar inmediatamente los casos al Centro de Quejas de Crímenes por Internet (en inglés) , del FBI.

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras Alertas de vigilancia, consulta nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.