Skip to content
 

No dejes que una estafa arruine tu viaje

Listados de alquiler engañosos y sitios web falsos afectan a consumidores desprevenidos.

Pareja viendo opciones de viaje en fotos colgadas en un muro de una oficina de viajes.

GETTY IMAGES

In English | A Margaret Maynard, de 68 años, le encantaba ir desde su casa en Plainfield, Connecticut, a un casino en Nueva York en un autobús lleno de jugadores.

Maynard, que está jubilada de su trabajo de hacer papitas para un fabricante de meriendas, y su esposo, Joseph Mangarelli, jugaron los tragamonedas con familiares y amigos por tres años como parte de una gira periódica en autobús. Pero, en agosto, el operador turístico los dejó sin transporte y les robó cientos de dólares justo antes de un viaje que tenían planeado.

"Fuimos muy tontos. Nunca debimos haber comprado nada por adelantado", se lamenta Maynard.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Su lección, que le valió tanto esfuerzo, sirve de advertencia a los viajeros a medida que se acerca la ajetreada temporada de viajes por las fiestas.

El año pasado más de 30,000 personas reportaron haber sido engañadas en viajes de vacaciones, con una pérdida promedio de $800, según la FTC (Comisión Federal de Comercio), una agencia de protección al consumidor.

La creciente población de personas mayores es vulnerable a las estafas vacacionales porque a muchas les encanta viajar, dice Amy Nofziger, directora de Apoyo a Víctimas del Fraude, de AARP. Los estafadores juegan con las emociones. "Los viajes de Navidad son caros; uno quiere ver a su familia", agrega. "Si estás en un frenesí emocional, no eres tan cuidadoso".

Se prevé que unos 60 millones de personas viajen

Este año, cerca de 60 millones de adultos están planeando viajar para el Día de Acción de Gracias o los días festivos de diciembre, según un informe de CreditCards.com (en inglés).

Las estafas de viajes pueden significar no solo la pérdida de dinero, sino también otros dolores de cabeza. Los operadores sin escrúpulos pueden dejar a las víctimas varadas fuera de casa, luchando por reemplazar lo que pagaron. "Ciertamente se arruinarían tus fiestas si no tuvieras lo que pensabas al estar de viaje", dice Patti Poss, abogada sénior de la FTC, que ofrece consejos para la búsqueda de viajes. La agencia también recibe quejas.

John Breyault, vicepresidente de Políticas, Telecomunicaciones y Fraude de la organización sin fines de lucro National Consumers League, con sede en Washington D.C., afirma que ha oído hablar de personas que se presentaron con su equipaje, listas para registrarse en su "alquiler", pero descubrieron que era el hogar privado de propietarios desprevenidos.

"Los estafadores se han vuelto muy hábiles para robar fotos y adjuntarlas a listados de alquiler falsos", advierte Breyault. A veces ofrecen propiedades inexistentes para alquilar usando las fotos digitales robadas de otros lugares; otras veces duplican listados reales en sitios como Craigslist, agregan su propio correo electrónico y persuaden a los viajeros para que envíen "depósitos" a través de transferencias electrónicas o tarjetas de regalo, lo que dificulta que las víctimas recuperen su dinero. Es posible que termines lejos de casa sin un lugar donde dormir, dice Breyault, y "ahora tienes que pagar una costosa estadía en un hotel".

A continuación, algunas de las trampas que debes evitar:

  • Listados de alquiler de habitaciones de hotel y apartamentos que resultan ser falsos o mucho menos de lo prometido.
  • Boletos de avión que no se reservan a través de sitios oficiales y resultan ser falsos, en especial como parte de un paquete.
  • Ofertas de "viajes gratis" y sorteos que requieren que las víctimas paguen tarifas u otros costos. Breyault advierte: "No deberías tener que pagar para cobrar algo que has ganado. Cuelga el teléfono".
  • Un correo electrónico, una llamada telefónica o un mensaje de texto no solicitado que ofrezca una oferta de vacaciones. Desconfía de las ofertas no solicitadas. Algunas de ellas son operaciones de "phishing" (suplantación de identidad) destinadas a robar información personal, afirma Breyault. Otras pueden resultar en que los viajeros lleguen a un destino y se vean forzados a escuchar argumentos de venta para tiempo compartido sin tener la oportunidad de entender la letra pequeña.

Si unas vacaciones de ensueño se convierten en una pesadilla, la Red contra el Fraude, de AARP, ofrece voluntarios y personal capacitado para escuchar sin juzgar, educar a las víctimas sobre cómo evitar problemas en el futuro y ayudarlas a presentar quejas. El número sin cargo es el 877-908-3360.

"Queremos conseguir el mejor precio, pero si son miles de dólares menos de lo que se ve en otros sitios web, eso debería ser una señal de alerta", dice Nofziger.

Más consejos para evitar las estafas de viajes:

  • Usa tarjetas de crédito; si te engañan, puedes contar con recursos. Las transferencias bancarias y las tarjetas de regalo son como dinero en efectivo; una vez que has pagado, es difícil recuperar tu dinero.
  • Recuerda que las aplicaciones de pago entre pares, como Venmo y Cash App, deberían utilizarse para enviar dinero solo a personas que conoces y en las que confías plenamente.
  • Cuando haces búsquedas en internet, asegúrate de visitar sitios web legítimos. Los resultados de la búsqueda de la parte superior pueden incluir enlaces pagados con nombres muy similares a los de una aerolínea u otro sitio de viajes genuino. Siempre compra directamente de la aerolínea u otro proveedor, como una agencia de viajes que conozcas y en la que confíes.
  • Si tienes dudas, busca en internet el nombre del guía turístico o de la compañía que ofrece la oferta junto con la palabra "reviews" (reseñas) o "scam" (estafa) para ver lo que dicen otros consumidores.
  • En muchos estados, los agentes de viajes deben registrarse con el fiscal general del estado o el departamento del consumidor. Si estás tratando con un nuevo agente, pregúntale dónde está registrado y búscalo. Si es una empresa, consulta con el Better Business Bureau (en inglés).
  • Si es un alquiler, consulta los comentarios de otros viajeros y busca la ubicación en internet.
  • Para hoteles y aerolíneas reservadas a través de terceros, consulta primero con el proveedor para asegurarte de que la reserva es real.
  • Lee la letra pequeña sobre las políticas de cancelación y los cargos adicionales.
  • Compara la oferta que estés considerando con otras ofertas. Esa habitación de hotel con vistas a Central Park de Nueva York por $100 la noche es probablemente una estafa.

En definitiva: si una oferta te parece demasiado buena como para ser verdad, probablemente lo es.

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras alertas gratuitas de vigilancia (en inglés), consulta nuestro mapa de seguimiento de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO