Skip to content
 

Cómo evitar los intereses cada vez más altos de las tarjetas de crédito

Algunas cobran hasta el 29.99%.

Mujer sostiene una tarjeta de crédito mientras habla desde su computadora

FSTOP123/GETTY IMAGES

In English

Si no has advertido que las tasas de interés están aumentando, la compañía que emite tu tarjeta de crédito sí lo notó. Al 5 de octubre, la tarjeta de crédito promedio estaba cobrando un interés del 18.45%, el más alto desde 1992, según Bankrate.com.

Y eso en el caso de una tarjeta de crédito típica. Las tasas de muchas tarjetas, en particular las de las tiendas, son mucho más altas. “Hallamos que, entre los 100 comerciantes minoristas más grandes, 18 tarjetas cobraban el 29.99%”, dice Ted Rossman, analista sénior de la industria en CreditCards.com.

Las tasas seguirán aumentando

Una razón por la que las tasas actuales de las tarjetas de crédito son tan altas es el incremento de las tasas de interés que estableció recientemente la Junta de la Reserva Federal.  En un esfuerzo por combatir la creciente inflación, el organismo ha aumentado la tasa de los fondos federales a corto plazo cinco veces en lo que va del año, y la llevó de casi cero a entre el 3 y el 3.25%. La tasa de fondos federales, a su vez, afecta la tasa preferencial de los bancos comerciales, que actualmente está en el 6.25%.

La mayoría de las tarjetas de crédito basan su tasa de interés en la tasa preferencial, y luego le suman una cantidad determinada, según tu historial de crédito. Ese cargo adicional también ha ido en aumento. Las compañías de tarjetas de crédito han “rellenado algo su margen en los últimos años”, dice Rossman.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida. 


El último aumento de tasas por parte de la Reserva Federal fue el 22 de septiembre de 2022. Los emisores de tarjetas de crédito están obligados a notificar a los titulares de las tarjetas 45 días antes de todo cambio en las tasas, por lo que pronto podrías ver un aumento en la tasa de tu tarjeta. La Reserva Federal volverá a reunirse en noviembre y diciembre, y la expectativa general es que, para cuando termine el año, el organismo habrá aumentado las tasas un 1.25%.

Cómo obtener una tasa más baja

¿Cómo puedes reducir el impacto de las altas tasas de las tarjetas de crédito? La respuesta más obvia es pagar tu cuenta todos los meses antes de que el banco comience a cobrar intereses. 

Sin embargo, asegúrate de leer la letra pequeña sobre cuándo se cobra el interés. Normalmente, tienes un tiempo —llamado período de gracia— en el que no debes intereses sobre las compras que has hecho. Pero, por lo general, las tarjetas de crédito cobran interés sobre los adelantos de efectivo el mismo día que retiras el dinero, y lo mismo ocurre con cualquier cheque de conveniencia del emisor de la tarjeta.

Sin embargo, incluso los mejores ahorradores a veces tienen que hacer una compra grande con tarjeta. Y algunas personas simplemente se dejan llevar por la alegría de las fiestas y gastan demasiado. Si ese es tu caso, hay algunas estrategias para evitar las tasas de interés más altas de las últimas décadas.

Cámbiate a una tarjeta que ofrezca el 0% de interés. “Incluso si tu puntaje de crédito no es tan alto, las ofertas de transferencia de saldos con 0% de interés abundan, y algunas tienen hasta 21 meses sin interés”, dice Rossman.

¿Por qué los bancos ofrecen transferencias de saldos sin interés?  Para atraer clientes nuevos, y porque muchas personas no pagan el saldo completo dentro del período de gracia, agrega. De todos modos, cuanto más puedas pagar durante el período de gracia, menos deberás pagar cuando vuelva a aplicarse el interés.

Considera un préstamo personal con tasa fija. No tienes que recurrir a un usurero para encontrar un préstamo personal con tasa fija. Algunos prestamistas grandes —como American Express, Discover y SoFi— están ofreciendo préstamos personales con interés fijo que pueden ahorrarte dinero en intereses. “Una transferencia al 0% es mejor, pero también podrías ahorrar dinero con un préstamo con tasa fija del 6 o el 7%”, dice Rossman.

Mejora tu puntaje crediticio. Si la Reserva Federal aumenta otra vez las tasas de interés, es probable que la tasa de tu tarjeta también vuelva a aumentar. Pero aumentará menos si puedes mejorar tu puntaje de crédito para que esté entre 740 y 799, un nivel que se considera “muy bueno”.

Prueba a establecer pagos automáticos de tus cuentas para no pagarlas con atraso, y revisa tu informe de crédito para asegurarte de que no contenga errores.  Además, reduce lo más que puedas la deuda de la tarjeta.  En igualdad de condiciones, pagar una tarjeta de crédito que cobra el 18% de interés es aproximadamente lo mismo que hacer una inversión que devengue el 18%.

Pide una tasa más baja. Si has sido diligente en el pago de la tarjeta, tal vez puedas obtener una tasa más baja solo con preguntar. Lo más probable es que la nueva tasa no sea mucho más baja que la anterior, pero con preguntar no pierdes nada.  Si la respuesta es “no”, busca una tarjeta nueva, preferiblemente con una oferta introductoria con 0% de interés.

John Waggoner escribe para AARP sobre temas financieros, desde presupuestos e impuestos hasta el Seguro Social y la planificación de la jubilación. Anteriormente fue periodista para Kiplinger's Personal Finance y USA Today, y ha escrito libros sobre inversión y la crisis financiera del 2008. La columna sobre inversión de Waggoner para USA Today se publicó en docenas de periódicos durante 25 años.