Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Cómo obtener ayuda de un servicio de asesoría

Es posible que te ayuden con las deudas... pero ten cuidado con las estafas.

Teléfono móvil con una pantalla que muestra una actualización noticiosa del coronavirus y formularios de bancarrota y desempleo en el fondo.

ISTOCK / GETTY IMAGES

In English | Tal vez en diciembre cuando revisaste tu situación financiera, pensaste que no estabas demasiado endeudado. Pero, a medida que todo el país se ha detenido debido a la pandemia del coronavirus, es posible que tus deudas sean abrumadoras. Si te está costando trabajo pagarlas, este puede ser el momento de buscar a un asesor de crédito —pero escógelo con cuidado—.

Según el Federal Reserve Bank of New York, en Estados Unidos la deuda familiar ha aumentado de manera constante durante los últimos cinco años y para fines del 2019, llegó a $14.2 billones. Las familias que están acostumbradas a pagar las cuentas todos los meses podrían no darse cuenta de que están demasiado endeudadas hasta que su situación se descontrola.

Si alguien esconde de su pareja los estados de cuenta de las tarjetas de crédito, esta es una señal obvia de advertencia. Otros pagan una y otra vez solo el mínimo y les resulta difícil mantenerse al día con otros gastos habituales. Y si perdiste el empleo, al igual que una cantidad sin precedentes de trabajadores durante la epidemia del coronavirus, las deudas que parecían manejables pueden volverse abrumadoras, en especial si no tienes muchos ahorros. “Si en tu cuenta de ahorros tienes muy poco o nada, entonces ya no estás lidiando con una molestia; se trata de una crisis”, dice Bruce McClary, vicepresidente de comunicaciones de la Fundación Nacional para el Asesoramiento Crediticio (NFCC).


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Haz un presupuesto y obtén ayuda

El primer paso para controlar las deudas es elaborar un presupuesto. No necesitas usar Excel ni un libro contable. Las aplicaciones de presupuestos, como Mint o YNAB (You Need a Budget/Necesitas un presupuesto), pueden ayudarte a mantener un listado de cada dólar que ganas y cada dólar que gastas. Después, puedes separar todos tus gastos entre los necesarios (como los servicios públicos y el alquiler o la hipoteca) y los discrecionales (como entretenimiento, viajes o salir a comer). Al recortar los gastos discrecionales, se puede tener dinero disponible con rapidez para saldar las deudas.

Si todavía tienes problemas con las deudas, pide ayuda; hay muchas maneras de conseguir asistencia útil y gratuita. McClary menciona que, aunque no los anuncian, la mayoría de los prestamistas y las empresas de tarjetas de crédito tienen programas para modificar o reducir los pagos mensuales, a fin de evitar los retrasos de pago en las cuentas. Solo necesitas llamar y preguntar. Muchas universidades, bases militares y cooperativas de crédito brindan servicios de asesoría de crédito gratis o de bajo costo. O pídele a un asesor financiero, contador o amigo de confianza que te recomiende un buen servicio de asesoría de crédito. Es una manera mucho mejor de encontrar ayuda que a través de anuncios publicitarios en internet o por televisión.

También puedes recurrir a la NFCC, que tiene un proceso de evaluación riguroso para las agencias de asesoramiento de crédito sin fines de lucro. Esta organización de la industria realiza auditorías y entrevistas en persona, además de verificar que se cumplan los reglamentos estatales, afirma McClary. El Departamento de Justicia de EE.UU. también mantiene una lista de agencias de asesoría de crédito aprobadas, dividida según el estado

La mayoría de las organizaciones de asesoramiento crediticio ofrecen una sesión de consulta gratuita de una hora. Recopila de antemano información sobre tus ingresos, gastos y acreedores, y hazte una idea clara de cuáles son tus expectativas para resolver tus problemas relacionados con las deudas. Luego, prepara una lista de preguntas que realizarás:

  • ¿Cómo le ha ido a la organización al brindar ayuda a otras personas? 
  • ¿Cuánto tiempo lleva en funcionamiento? 
  • ¿Está acreditada y tiene una licencia, y si es así, por medio de quién? 
  • ¿Tiene disponibles recomendaciones de otras personas? 
  • ¿Qué tipo de ayuda ofrece exactamente? 
  • ¿Esta asistencia se adapta a tus necesidades? 
  • ¿Te brindará ayuda si te demandan los cobradores de deudas?
  • ¿Cómo se manejarán los pagos de las deudas, y qué tipo de acceso tendrás a tu dinero
  • ¿Qué cargos pagarás y cuándo?

Para evitar las estafas, verifica si en tu estado se han presentado quejas sobre esta agencia ante la oficina del fiscal general o en la agencia de protección al consumidor.

La Oficina de Ética Comercial (BBB) y la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB) también tienen bases de datos con listas de las quejas y cómo se resolvieron. También fíjate en las señales de advertencia, tales como si te garantizan que resolverán tu problema con las deudas. “Si te piden dinero por adelantado, esa es una señal de alerta inmediata”, dice Leslie Tayne, fundadora de Tayne Law Group. “Si lo que dicen no suena bien o si tienes un presentimiento y te sientes incómodo, no tienes que proseguir con ellos”.


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


¿Qué tipo de asesoría?

Las empresas de asesoramiento de crédito pueden ofrecer varios tipos distintos de servicios; debes averiguar con cuidado sobre cada uno.

Las empresas de reparación de crédito podrían ofrecer consolidar todas tus deudas en un solo préstamo, por lo general a una tasa de interés más baja. Por ejemplo, podrían ayudarte a transferir los saldos de tarjetas de crédito con intereses altos a una tarjeta con intereses bajos. Para hacerlo, necesitas un buen puntaje crediticio. Si no terminas de pagar la deuda antes de que se venza la oferta de tasa de interés baja, podrías terminar teniendo una tasa mucho más alta de la que tenías al principio. Y mientras terminas de pagar el saldo de tu tarjeta, asegúrate de no añadir nuevos cargos.

Las empresas de manejo de deudas negocian con los acreedores para pagar una cantidad reducida desde una cuenta similar a las de depósito en garantía, a la que aportas todos los meses. Ten mucho cuidado con las compañías que te dicen que dejes de pagarles directamente a tus acreedores o hasta de comunicarte con ellos. Es posible que los acreedores sencillamente decidan demandarte por la cantidad de dinero que debes, lo que también perjudicaría tu clasificación crediticia. Además, el Servicio de Impuestos Internos (IRS) considera cualquier cantidad de deuda condonada mayor de $600 como ingresos sujetos a impuestos. Pregunta por anticipado sobre los cargos, el tiempo que demorará obtener resultados y si puedes sacar el dinero sin multas, en caso de necesitarlo.

Otras agencias de reparación de crédito quizás sugieran que te declares en quiebra, también conocida como bancarrota. Esto quizás sea adecuado para algunas personas, pero puede permanecer en tu informe crediticio durante 10 años y dificultar que obtengas un préstamo, un seguro o incluso un nuevo empleo —aunque es ilegal despedir a alguien o negarle un trabajo debido a una declaración de quiebra—. “Una vez que pases por el proceso de quiebra, no puedes deshacerlo”, afirma McClary. “Por lo general solo es una opción después de que hayas agotado casi todas las demás posibilidades”.

Sin importar la solución que te ayude a salir de las deudas, tomar medidas apenas aparezca la primera señal de un problema creciente puede ahorrarte dinero a largo plazo. “Creo firmemente en que más vale prevenir”, señala Tayne. “La gente debe pedir ayuda antes y no después. Pero en mis 23 años en este tipo de trabajo, he notado que la mayoría de las personas no se comunican mientras todavía es un posible problema. Esperan hasta que el problema sea grande, y para entonces ya se encuentran en muy mala situación”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO