Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Cómo deshacerte de una propiedad de tiempo compartido

Muchas personas quieren cancelar su compromiso; aquí explicamos cómo empezar.

Vaya en inglés que dice,  queremos tu tiempo compartido, cerca a Puerto Rico en la isla Canaria.

ISLANDSTOCK / ALAMY STOCK PHOTO

El problema

In English | Hace más de 30 años, los padres de Kim Seney compraron una propiedad de tiempo compartido cerca de Reno, Nevada. Pero no la habían usado por años, y ahora Seney estaba ayudando a su madre viuda, Joann Johnson, de 85 años, a deshacerse de esa propiedad, así como de sus cuotas anuales de $1,200.

Pero como Seney y muchas otras personas han descubierto, deshacerse de una propiedad de tiempo compartido y sus obligaciones correspondientes no es fácil. Falló en sus intentos de venderla por eBay o donarla a una organización de beneficencia. Después exploró la idea de usar una compañía que ayuda a cancelar los contratos de propiedades de tiempo compartido, pero su precio de $10,000 parecía alto. ¿Había alguna alternativa?


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


El consejo

Lo primero que debes hacer, acuerdan los expertos, es comunicarte con el mismo complejo vacacional. Pregunta específicamente por la persona que se encarga de los asuntos de “devolución de escrituras” o “entregas”, que es cuando devuelves tu propiedad a la compañía, quizás a cambio de pagar unos cuantos cientos de dólares. Explica tu situación en detalle. “Casi todas las empresas principales tienen un tipo de programa de devolución de escrituras”, dice Brian Rogers, quien administra el grupo de 27 años Timeshare Users Group en línea. Para usar esta alternativa, generalmente no puedes estar atrasado en tus pagos y no puedes tener un saldo de préstamo. Las constructoras y los complejos vacacionales más pequeños que no tienen programas oficiales de devolución de escrituras podrían ceder de todas maneras. “En muchos casos, quien insiste logra su objetivo”, dice Rogers. Pero no dejes que te convenzan de comprar “mejores opciones” antes de que te permitan cancelar. Cuelga y continúa a una de las siguientes soluciones.

Joann y Kim Seney

Cortesía Kim Seney

Seney encontró una solución para su mamá, Joann.

1.  Deja de pagar. Antes de hacer esto, evalúa tu situación. Si dejas de pagar un préstamo que sacaste para comprar la propiedad de tiempo compartido, el prestamista tratará de cobrar su dinero y es muy probable que tu informe crediticio se vea afectado. “Al acreedor no le importa si compraste una propiedad de tiempo compartido”, dice Rogers. “Pediste dinero prestado y no lo pagaste”. Pero si simplemente dejas de pagar las cuotas anuales, es posible que una compañía no reporte eso a las agencias de crédito.

A menudo, detener los pagos de cuotas motivará a un complejo vacacional a dejarte entregar, ya que eso puede costar menos que una ejecución hipotecaria, dice Daniel Blinn, un abogado de Connecticut que ha trabajado en casos de propiedades de tiempo compartido. “La cantidad de dinero normalmente no es suficiente para que el complejo vacacional inicie una demanda”, dice. “Generalmente volverán a vender la propiedad de tiempo compartido”.

2. Revéndela. Ganarás poco o nada de dinero, excepto tal vez por una propiedad de tiempo compartido popular que pertenezca a una cadena de lujo como Disney, Marriott o Hilton. Si encuentras un comprador, le transfieres la propiedad a esa persona. Aunque verás anuncios en eBay y Craigslist, hay dos foros principales que se enfocan en las propiedades de tiempo compartido (en inglés): tug2.com (el sitio web para el Timeshare Users Group) y redweek.com.

3. Usa una compañía para que te ayude. Ten mucho, mucho cuidado con esto. La Better Business Bureau (Oficina de Ética Comercial) dijo en el 2019 que las quejas contra las compañías que cancelan contratos de propiedades de tiempo compartido en Misuri (una consecuencia de las propiedades de tiempo compartido en el área de Branson) “se han disparado en años recientes”. Las quejas giraban en torno a tácticas de venta agresivas, generación de temores —no, tus hijos no tendrán que continuar pagando cuotas después de que mueras— y casos que se alargan por años. La señal de alerta más grande, dice Rogers, es un requisito de que pagues por adelantado. “Nosotros nunca jamás sugeriríamos el uso de una compañía que cancela los contratos; punto”, dice.

La única razón para siquiera considerar una compañía que cancela contratos es si absolutamente no puedes soportar lidiar con la compañía de tiempo compartido tú mismo y estás dispuesto a pagar mucho para que alguien más lidie con eso. Los precios varían mucho, pero lo común es alrededor de $4,500.

El resultado

Cancelar el contrato fue sorprendentemente fácil. Seney llamó a la compañía del complejo vacacional, explicó la situación y le dijeron que aceptarían la propiedad de tiempo compartido de regreso si enviaba el acta de defunción de su padre. El proceso de ejecución hipotecaria, que la compañía dice que no reportará a la agencia de crédito, tomará menos de seis meses. “Estoy supercontenta”, dice Seney. “Ojalá hubiera descubierto esto hace dos años”.

¿Quieres que Jean Chatzky te ayude a resolver un problema financiero? Envía un correo electrónico a rescue@aarp.org

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.