Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Frutas y verduras congeladas no pueden faltar en tu cocina Skip to content
 

¿Por qué las frutas y verduras congeladas no pueden faltar en mi cocina?

Eliminar el desperdicio innecesario de comida es una buena razón.

Vegetales congelados

Istock

Soy amante de las frutas y los vegetales frescos, especialmente cuando los compro en los mercados de agricultores (farmers’ markets), pero quiero compartirles por qué soy una defensora de los congelados y algunas ideas de cómo incorporarlos en sus recetas en casa.

Recuerdo que de pequeña mi madre compraba las latas de coctel de frutas, las alverjas, remolacha, maíz y otros enlatados. Vivíamos en una isla y el acceso a verduras frescas no siempre era posible. Tal vez alguna vez consumimos verduras congeladas, pero con certeza puedo decir que jamás comimos frutas congeladas.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Al llegar a Estados Unidos hace más de 25 años, fue que realmente conocí los productos congelados y me encantaron. Me di a la tarea de entender cómo los congelaban. Con el paso de los años fui eliminando las latas y los congelados se convirtieron en alimentos básicos de mi cocina. Los combino con los frescos, especialmente cuando están en temporada y porque no todos los vegetales se pueden comprar congelados.

Mis razones para usar vegetales y frutas congeladas:

1.      La verdura y fruta fresca que encontramos en el supermercado no es tan fresca como pensamos. Entre cosecha, procesamiento, empaque y transporte pueden pasar de dos a tres semanas antes de que lleguen a tu mesa. Las recogidas se hacen antes de la óptima madurez, pues así los productos no se dañan en el transporte. El sabor se afecta en este proceso.

2.      Los productos que se congelan son recogidos cuando están en su mejor punto y son congelados utilizando un método que se llama “flash freezing”, lo que hace que se congelen rápidamente sin absorber mucha agua. Yo considero que el sabor es perfecto.

3.      Los enlatados suelen tener exceso de sodio y preservativos. Los congelados no tienen ingredientes añadidos, solamente el vegetal o la fruta, ya que la congelación los preserva.

4.      No me gusta desperdiciar comida y, muchas veces, con mucho pesar, me toca botar vegetales y frutas que se me han dañado. Cuando uso los congelados elimino el desperdicio. Los puedo mantener en el congelador por un buen tiempo.

5.      Los congelados son usualmente más baratos que los frescos, en especial los orgánicos. Yo prefiero consumir la mayoría de mis frutas y vegetales orgánicos y ya existen muchas opciones de marcas que los ofrecen congelados.

6.      Los productos congelados ya vienen lavados y picados, lo que agiliza la tarea de cocinar. Muchas veces la excusa para no cocinar y comer sano es la falta de tiempo. Si procuras siempre tener tu congelador abastecido, es tan fácil como llegar a casa y sacar tus productos favoritos.

A continuación, les comparto mi lista de vegetales y frutas congeladas que nunca faltan en mi cocina y cómo me gusta usarlos.

Espinacas Congeladas

  • Huevos revueltos con espinacas
  • Batido verde de espinacas, pepino, remolacha, arándanos y jengibre
  • Salteadas con atún y tomates
  • Crema de espinacas con cebolla, caldo de pollo y finas hierbas

Brócoli Congelado

  • Brócoli con aderezo de vinagre, anchoas y hojuelas de pimiento rojo
  • Brócoli gratinado al horno con hongos y crema
  • Crema de brócoli y zanahorias
  • Brócoli, pollo y arroz salteado al estilo oriental

Arroz de coliflor congelada

  • Arroz de coliflor con pollo y sofrito
  • Puré de coliflor con queso y ajo
  • Salteado con curry y leche de coco

Zanahoria, alverjas, maíz, habichuelas verdes congeladas por separado o combinadas en paquetes

Bayas congeladas (fresas, arándanos, moras)

  • Descongeladas y mezcladas con yogur, stevia, almendras en lascas y semillas de chía.
  • Batidas en licuadora con agua, stevia y hielo (esta opción sustituye a las gaseosas)
  • Calientes en avena con leche, extracto de vainilla y canela
  • En limonada de bayas

Mango, cerezas y piña congeladas

Es cuestión de animarse a utilizar y sacar el mayor beneficio a los vegetales congelados. Para que te animes, te comparto estas dos deliciosas recetas.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.