Skip to content
 

El corazón mexicano de la chef Sue Torres

Conozca su historia, sus secretos de cocina y sus recetas.

Sue Torres —la “reina de la cocina mexicana” en Nueva York, según la revista Food & Wine— es, curiosamente, hija de padre puertorriqueño y madre italiana.

Chef Sue Torres

David González.

Chef Sue Torres.

Nacida en Long Island, esta chef se graduó de The Culinary Institute of America en Hyde Park, Nueva York; pero su sangre latina se dejó seducir por los irremplazables sabores de México desde los inicios de su carrera. 

Mi corazón es mexicano”, confiesa Torres, quien antes de abrir su restaurante, Sueños, fungió como chef de varios de los mejores establecimientos de la Gran Manzana: Lola’s, Arizona 206, Hell’s Kitchen y Rocking Horse Café, entre otros.

Luchadora incansable, estudió con los mejores, como Diana Kennedy; exploró los mercados de Oaxaca, Veracruz, Yucatán y Puebla y aprendió del chef Ricardo Muñoz Zurita, en la ciudad de México.

Torres ha sido invitada a participar en el programa Top Chef Masters del canal Bravo y sus recetas han sido publicadas en libros y revistas.

El abrir Sueños, en la zona de Chelsea en Nueva York en 2003, la ha llevado a una década de éxitos. Fue nombrada como la creadora de uno de los mejores tacos de la ciudad, por la revista Time Out New York. Torres es persistente, detallista y totalmente entregada a ofrecer calidad en sus creaciones. Conózcala mejor con esta entrevista:

P: ¿Cómo aprendió el arte de cocinar y quién es su mentor?

R: Aprendí a cocinar en casa, con mi familia, y luego estudié en The Culinary Institute of America. He tenido muchos mentores en mi vida. Si tuviera que mencionar tres de ellos, serían: Zarela Martínez, Michael Lomonaco y Miles Angelo.

P: ¿En qué se inspira para crear los platillos?

R: Mi fuente de inspiración está en la naturaleza misma; estar rodeada de hermosos paisajes donde abundan productos orgánicos e ingredientes naturales.

P: ¿Cuáles son sus ingredientes favoritos?

R: Aguacates mexicanos, limones, chile de pasilla, chile piquín y chiles habaneros.

P: ¿Nos puede compartir uno de sus secretos de cocina?

R: Uno de mis secretos es saber cortar un limón. La mayoría de las personas lo cortan a la mitad y de esa manera pierden mucho jugo. El limón se debe cortar en tres partes. El primer corte se hace a lo largo, a media pulgada del centro. Lo que queda se corta en partes iguales, también a lo largo. De esa forma obtienes el doble del jugo a un limón.

P: Hablando de su profesión ¿Cuál ha sido su mayor logro? y como anécdota, ¿cuál ha sido su momento más difícil?

R: Mi mayor logro ha sido tener mi propio restaurante por más de 10 años. Eso, en Nueva York, es épico. El momento más difícil fue conseguir inversionistas al momento de abrir mi restaurante. Mucha de la ayuda que recibí provino de mi propia familia.

P: ¿Cuál es su utensilio de cocina favorito?

R: La máquina de hacer tortillas mexicanas.

P: ¿A qué se asemeja la buena cocina? ¿Qué le gusta y qué le molesta cuando cocina?

R: Para mí, la cocina es como una sinfonía. Cuando mis cocineros y yo estamos sincronizados, la comida sale a la perfección, luce bien y le llega al cliente en el momento preciso y con la temperatura ideal. ¿Qué me molesta? justamente cuando ocurre lo contrario.

P: ¿Qué receta le gusta hacer para un grupo grande de invitados?

R: Cuando tengo invitados quiero pasar tiempo con ellos. Por esta razón me gusta preparar un plato muy sencillo que aprendí del chef Ricardo Muñoz Zurita. Sobre una hoja de plátano colocas un filete de huachinango, cebolla en julianas, ajo, tomates y tajadas de plátano maduro frito. Luego lo envuelves y lo pones al baño María alrededor de media hora. Es un plato sencillo y delicioso.

P: ¿Quién cocina en casa?

R: Mi esposo es un excelente chef de comida latinoamericana. Sin embargo casi nunca cocinamos en casa. 

P: Los amores de su vida son:

R: Mi sobrino Nicholas. Tiene 4 años y me llena de alegría con sus preguntas y comentarios. En una ocasión olvidé ponerle sal a un plato de pasta, y me dijo: “pero titi, ¿qué clase de chef eres?”.  

P: Finalmente, a nivel personal ¿sin qué platillo no podría vivir?

R: Pasteles puertorriqueños como los hacía mi abuela. En cierta forma ya estoy viviendo sin ese platillo porque nunca he podido encontrar pasteles como los suyos.

También le puede interesar:

¿Qué opinas?

0 |

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO