Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Escaleras y vecindarios famosos de San Francisco Skip to content
 

Las escaleras escondidas de San Francisco

Descubre vecindarios muy pintorescos y disfruta de vistas espectaculares en tus paseos por estos lugares.

Las escaleras de mosaico en San Francisco (The Mosaic Stairs).

Chris LaBasco/Fotografía de Alamy Stock

La escalera de mosaico de la avenida 16 en San Francisco

In English | Las colinas de San Francisco, que son muchas, pueden prestarse a riesgos para la gente que gusta de caminar por las calles o para los peatones apurados, pero vale la pena subirlas para observar las sublimes vistas tanto de la ciudad como de la bahía de San Francisco, que la rodea. Los residentes informados de la ciudad se desplazan por las calles de un nivel a otro por las más de 600 escaleras públicas que ofrecen atajos, panoramas urbanos y de la naturaleza, y un vistazo a la vida pública y privada de los habitantes, en casi todos los vecindarios.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Una de las mejores maneras de conocer más sobre las escaleras de San Francisco es con el libro Stairway Walks in San Francisco (Caminatas por escaleras en San Francisco), de Adah Bakalinsky y Mary Burk. “Nunca me canso de las escaleras de San Francisco”, dice Burk. “Siempre me encuentro a alguien dispuesto a conversar y compartir otra parte de la historia de la ciudad conmigo. Las escaleras y los vecindarios en los que viven les dan a los caminantes un sentido de la vida local mientras pasean por ellos”.

Estas cinco son algunas de las favoritas de San Francisco:

Calhoun Terrace

Si existiera algo como una escalera para principiantes en San Francisco, sería la escalera de una cuadra de Calhoun Terrace. Comienza justo después de la intersección de las calles Union y Montgomery, en el vecindario de Telegraph Hill. Un letrero que advierte que la escalera no tiene salida comprueba que el viaje será corto; el camino pasa por jardines verdes cuidados esmeradamente por los vecinos. Al llegar a lo alto de la escalera, respira profundamente mientras disfrutas de la vista del Puente de la Bahía y la isla Yerba Buena en la bahía color azul pizarra de San Francisco.

Vecindario: Telegraph Hill. Al pie de la colina Telegraph Hill, el terreno se vuelve más llano a medida que te acercas a la bahía. Toma un descanso en la Plaza Levi —un oasis verde entre los edificios de oficinas que quedan a dos cuadras— o busca asiento en el cercano Pier 23 Café en el Embarcadero, donde puedes disfrutar de un almuerzo copioso de ceviche o tacos de pescado a unos cuantos pies de la bahía.

La escalera de la avenida 16

En el vecindario de Inner Sunset los vecinos se unieron para cubrir los escalones con mosaicos, con el tema “del mar a las estrellas”. Ubicada en la calle Moraga, entre las avenidas 15 y 16, la escalera completa está dividida en pequeños segmentos de escaleras con descansillos. De esta forma los caminantes pueden tomarse todo el tiempo que necesiten para leer los nombres de los colaboradores en ciertos azulejos en el camino o mensajes especiales tales como “Let’s Fly” (Volemos) en un azulejo en el que figura un colibrí. Si te parece demasiado esfuerzo subir la escalera, estaciona cerca del punto más alto en la avenida 15, y desde ahí contempla el panorama que se extiende hasta el pie de la colina de todo el distrito Sunset. Si deseas subir más, la escalera Hidden Garden queda a poca distancia, con más mosaicos coloridos, en la calle Kirkham y la avenida 16.

Vecindario: Inner Sunset. Este vecindario residencial con casas de estuco que comenzando a finales de los años 1800 se levantaron de las dunas de arena tiene unos cuantos parques tranquilos que son ideales para disfrutar del buen tiempo y un pícnic. Y el parque Golden Gate Heights, parte bosque, parte ajardinado, es uno de los parques favoritos de los residentes locales en busca de la soledad y panoramas de la ciudad que incluyen el océano Pacífico y los vecindarios occidentales. Los mejores suministros para los pícnics se pueden encontrar en la pastelería Arizmendi y el supermercado Andronico’s, ambos dentro de cuatro cuadras el uno del otro cerca de la calle Irving.

La escalera de la calle Lyon en San Francisco, CA.

Danita Delimont/Fotografía de Alamy Stock

La escalera de la calle Lyon en San Francisco.

La escalera de la calle Lyon

Esta escalera ancha y bien mantenida que atraviesa jardines públicos escalonados atrae a los que les apasiona estar en buena condición física. Y la forma en que se extiende desde el elegante vecindario de Pacific Heights, ubicado en una de las elevaciones más altas de la ciudad, hasta la amplia extensión de los vecindarios de Cow Hollow y Marina la hace uno de los mejores lugares para observar una de las mejores vistas de la bahía de San Francisco, que incluye el puente Golden Gate y el abovedado Palacio de Bellas Artes, construido en 1915 para la Exposición Universal Panamá-Pacífico. Encuentra esta escalera en la intersección de las calles Lyon y Broadway, y mientras desciendes, no dejes de tomar un descanso a medio camino en uno de los Corazones de San Francisco: una instalación anual de obras de arte públicas que beneficia a la San Francisco General Hospital Foundation.

Vecindarios: Pacific Heights y Cow Hollow. Esta escalera está situada justo afuera del Presidio, una antigua base militar que en la actualidad forma parte del Área Recreativa Nacional de Golden Gate. Es un oasis natural con una rica historia, instalaciones de arte, edificios militares en el Campo de Desfiles Principal, y maravillosos espacios y restaurantes —desde pequeños cafés, hasta parrillas aptas para familias, hasta restaurantes tradicionales de gastronomía americana para cenar— para descansar entre toda esa actividad.  

La escalera de la calle Vulcan

Este sitio en los vecindarios de Castro y Corona Heights ofrece un vistazo a un sector de la vida residencial poco convencional de San Francisco. Casi todas las casas a lo largo de esta escalera bien guardada (sean de la época victoriana o de un diseño más moderno) son accesibles a pie solamente, lo que significa que los residentes usan la escalera todos los días. Cuando paseas por ese lugar tan sereno con jardines mantenidos impecablemente, podrías sentir la tentación de sentarte en uno de los escalones para pasar ahí más tiempo. De regreso, busca la escalera de la calle Saturn, muy cercana, a una cuadra hacia el sur, para completar el circuito a través de escaleras.

Vecindarios: Castro y Corona Heights. Situados justo debajo de Twin Peaks, una de las siete colinas de San Francisco (de las 48 colinas nombradas de la ciudad) que supuestamente se nombró al fundarse la ciudad, estos vecindarios tienen una onda de vivir y dejar vivir. El vecindario Castro, en el que vuela una enorme bandera arcoíris, está orgulloso de su estatus como el epicentro de la comunidad mundial LGBTQ. Pero también ofrece la oportunidad de hacer compras interesantes en la tienda Cliff's Variety y una mezcla de restaurantes y cafés para cuando desees tomar un descanso mientras exploras. Si no te molesta seguir ascendiendo, dirígete al parque Corona Heights para ver vistas de la ciudad que se extiende bajo tus pies, o visita el museo Randall y sus exposiciones interactivas de la naturaleza y las ciencias.

La escalera de la calle Filbert

Esta escalera es una de las más famosas de San Francisco, y los aventureros y atletas más empedernidos la usan para entrenar para carreras. En el camino hacia arriba hasta la torre Coit, la escalera pasa por jardines muy cuidados y edificios de apartamentos de estilo art deco, y ofrece una variedad de vistas panorámicas de la ciudad. Esta área también es el hogar de los loros salvajes de Telegraph Hill, hechos famosos en un documental del 2003, así que mantente atento para no perdértelos. De regreso, usa la escalera de la calle Greenwich, que también termina en la torre Coit.

Vecindario: Telegraph Hill. Aunque evites la escalera, puedes conducir hasta el estacionamiento de la torre Coit, la columna acanalada en la cumbre de Telegraph Hill (una de las siete colinas nombradas originalmente). Se erigió gracias a Lillie Hitchcock Coit, habitante excéntrica de San Francisco que le dejó un tercio de su herencia a la ciudad. Adentro, pinturas murales de variados tamaños representan la vida en California durante la Gran Depresión —con escenas que representan desde la agricultura y la banca a los paisajes urbanos y la vida casera— creados por artistas empleados a través del Public Works of Art Project (Proyecto de obras de arte públicas), que luego se reemplazó por la Works Progress Administration (WPA, Administración de proyectos de obras).


También te puede interesar

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.