Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Vacaciones para aprender idiomas

Sumergirte en la cultura a través del idioma es otra manera de adoptar el turismo lento.

spinner image Participantes de Fluenz visitando un mercado local
Ir de excursión, como a un mercado, es parte de la experiencia Fluenz.​​
Cortesía de Fluenz

En un salón en la terraza de un hotel del barrio Polanco en Ciudad de México, comienzo a hablar tímidamente en mi español recién aprendido ante más de 20 profesores y estudiantes adultos. “Yo voy a México para aprender español. Pero no me gusta estudiar. Y entonces, ¡magia!”.    

Esa presentación oral es una especie de examen final, la conclusión de una semana en un programa de inmersión lingüística con Fluenz (en inglés). He pasado la semana combinando dos clases diarias de español con excursiones culturales en Ciudad de México. La magia de este programa ha sido su habilidad para integrar la diversión con un curso práctico del idioma en unas vacaciones tan agradables como educativas.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

La popularidad de este tipo de viajes de estudio ha ido creciendo en toda Latinoamérica y Europa, particularmente entre los adultos mayores y las personas jubiladas que tienen interés en aprender un idioma después de los 50 años. Los viajes para aprender idiomas también conforman el concepto de turismo lento, que consiste en realizar visitas más profundas y significativas a otros países.

El auge de las clases en línea y de nuevas tecnologías para el aprendizaje de idiomas que se dio durante la pandemia ha hecho que, una vez pasada la pandemia, aumentara la demanda de viajes de estudio presencial a otros países. Lingua Service Worldwide, StudyTravel y Fluenz buscan satisfacer esa demanda.

Entonces, ¿cómo decidir si unas vacaciones para estudiar idiomas son apropiadas para ti, y dónde encontrar buenos programas que tal vez te gustaría probar?   

¿Qué son las vacaciones de estudio de idiomas?

El concepto básico de las vacaciones de estudio de idiomas es viajar a otro país una o dos semanas y repartir el tiempo entre clases de idioma y actividades turísticas culturales.

Estos programas de idiomas, de corta duración, están principalmente dedicados a los adultos (algunos están diseñados para personas mayores de 50 años), con cursos personalizados y excursiones grupales. “Hablamos con muchos estudiantes mayores de 50 años que quieren retomar el aprendizaje de un idioma que iniciaron en el pasado”, dice Cleo Grim, asesora de viajes para StudyTravel, una agencia de idiomas con sede en los Países Bajos. Los estudiantes han tenido durante mucho tiempo un interés en el país y el idioma, y con estos programas “buscan compartir esa pasión con personas que tienen un interés similar”, dice Grim.

Todos, desde los principiantes que buscan frases de viaje básicas hasta quienes tienen un nivel conversacional y desean pulir su fluidez, pueden inscribirse en estos programas. Una mujer de 72 años en el grupo avanzado de mi programa quería mejorar su español para apreciar mejor las telenovelas mexicanas que mira habitualmente en su casa en Nueva York.

Un viaje de estudio de idiomas usualmente agrega un itinerario con visitas a museos y mercados y otras actividades de inmersión, como clases de cocina o de baile. 

¿Cuánto idioma puedes esperar aprender, realísticamente, en una o dos semanas? En mi caso de principiante en el idioma español, mi viaje de estudio me dio una base de gramática y estructura de las oraciones, además de algunas frases esenciales de viaje. Fue divertido poner a prueba mis nuevas frases en la ciudad durante mi visita. Mi práctica en el mundo real hizo que me concentrara más en la clase y me inspiró para continuar estudiando.

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

Viajes para estudiar idiomas en Europa orientados a adultos mayores

Europa es un gran imán para los viajes de estudio de idiomas, pero el continente está inundado con cientos de escuelas que se dedican a ese tipo de enseñanza. Para ayudarte a evaluar las distintas opciones, es mejor utilizar una agencia de viajes enfocada en viajes para el estudio de idiomas o consultar con una organización de certificación, como la International House World Organisation (en inglés) o la International Association of Language Centres.

spinner image Estudiantes dando los toques finales a una paella en Nerja, España
Lingua Service conecta a los estadounidenses con programas europeos. Aquí, las mujeres dan los toques finales a una paella en Nerja, España.
ESCUELA DE IDIOMAS NERJA

Lingua Service Worldwide (en inglés) es una agencia de viajes con sede en Connecticut especializada en escuelas de idiomas que conecta a las personas de Estados Unidos con programas europeos. “Nuestro valor reside en que tenemos una relación de largo plazo con estas escuelas. Seleccionamos cuidadosamente sus programas, los visitamos personalmente a lo largo de varios años”, dice Leo Rodriguez, director de operaciones. Lingua ayuda a coordinar los pagos, las reservaciones y los detalles de viaje.

Rodriquez dice que, desde la pandemia, ha visto un aumento en las personas mayores de 50 años de Estados Unidos que viajan a Europa para estos programas porque “realmente desean aprender el idioma”.

Una de las recomendaciones de Rodriguez es el Malaca Instituto en Málaga, España. Funciona en el Club Hispánico, una residencia de estilo ejecutivo con bar, restaurante y piscina de natación, y canchas de golf y de tenis en las proximidades. Las actividades del programa incluyen clases de cocina y danzas españolas y visitas a mercados y sitios históricos.  El programa de dos semanas cuesta alrededor de $840 para el idioma y las actividades, más entre $520 y $1,400 para el alojamiento, según el tipo de habitación y la temporada. Las comidas y las transferencias desde y hasta el aeropuerto no están incluidas.

Lingua Service también recomienda los cursos de italiano de Scuola Leonardo da Vinci en Florencia, Milán y Roma. Estos cursos con precios similares, de una o dos semanas de duración, incluyen excursiones culturales, de artesanías y de cata de vinos.

El alojamiento es a través de programas de estadía en casas de familia, no en hoteles.

“Algunas personas mayores son reacias a las estadías en casas de familia”, dice Rodriguez, “pero como la mayoría de los anfitriones también tienen más de 50 años y están jubilados, si deseas conocer a alguien local en tu mismo grupo de edad, de quien puedas aprender, realmente deberías elegir esta opción”.

Al alojarte con una familia española, “verás que, literalmente, incluso al final de solo dos semanas, comienzas a pensar en español”, dice Bill Valentino, un estudiante de 76 años que se ha alojado con familias en muchos de sus viajes de estudio que realizó desde los 65 años a través de Lingua Service.

StudyTravel ofrece programas “Edad de oro” para adultos de 50 años o más, con clases en Francia, España e Italia. Estos programas están “diseñados específicamente para las necesidades de los estudiantes mayores a quienes les gusta sumergirse en una cultura nueva, al tiempo que aprenden un idioma”, dice Grim, de StudyTravel. Y agrega que cuentan con “profesores especializados en trabajar con este grupo de estudiantes”. El precio de estos programas de dos semanas oscila entre aproximadamente $700 y $1,200 para las clases solamente; el alojamiento comienza en alrededor de $500 para una estadía con una familia anfitriona.

spinner image Profesores y alumnos de fluenz
Estudiantes y profesores de Fluenz posan juntos en la Ciudad de México.​​
Cortesía de Fluenz

Programas inmersivos para el estudio de idiomas en Latinoamérica

El programa de Fluenz en el que yo participé es un ejemplo de un viaje de primer nivel para estudiar en Latinoamérica.  Con sede en Ciudad de México, los programas de inmersión de español de Fluenz también se ofrecen en otras siete localidades en México, Colombia y Costa Rica, y se abrirán seis destinos nuevos en el 2024.

Fluenz cuenta con un programa de estudio personalizado, alojamiento en hoteles boutique y excursiones exclusivas. La semana cuesta $6,535 —para nada económica—, pero incluye la mayoría de las comidas, las transferencias desde y hacia el aeropuerto, excursiones y enseñanza privada. Mi programa en Ciudad de México incluyó una visita privada al Museo Nacional de Antropología al final del día y presentaciones culturales a cargo de expertos, junto con cata de mezcal.

Estas no son las rígidas clases tradicionales en las que aprendes cosas de memoria. “Sabemos que el cerebro cambia después de los 12 años”, dice Carlos Lizarralde, cofundador de Fluenz. “Por eso hemos diseñado un estilo de enseñanza no lineal para superar los obstáculos típicos que pueden tener los alumnos con un idioma extranjero”. La edad promedio de los estudiantes de Fluenz es de aproximadamente 50 años.

Yo terminé mi semana de estudio con la cabeza llena de gramática y frases en español, una mayor apreciación de Ciudad de México y un fuerte deseo de profundizar mis nuevos conocimientos.

De modo que si estás interesado en aprender francés, español o italiano y deseas viajar a Europa o Latinoamérica, este puede ser un buen momento para investigar y reservar unas vacaciones con estudio de idiomas. Nunca es demasiado tarde para aprender, ni demasiado temprano para comenzar a hacer planes.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image AARP Membership Card

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.