Skip to content

Navegador de beneficios de salud: Revisa esta guía para veteranos y sus familiares.

 

Las regulaciones a raíz de la COVID-19 para los viajes a Europa en otoño

Se pide a los pasajeros flexibilidad, paciencia y un comprobante de vacunación.

Coliseo Romano

Eloi_Omella/Getty Images

El Coliseo de Roma.

In English | Muchos en el país han esperado que se reduzca la pandemia en otoño e invierno, y que retornen los viajes a Europa. Sin embargo, la variante delta ha supuesto un gran obstáculo, con nuevas restricciones y precauciones de viaje en todo el continente, y es inevitable que vengan más cambios. Tras el reciente anuncio de que la Unión Europea eliminó a Estados Unidos de su lista de países seguros, los turistas y viajeros con planes de ir a Europa se preguntan qué hacer.

Si bien esta medida de la UE parece terrible, aún queda en manos de cada país europeo decidir cómo se administraría los viajes que parten de Estados Unidos. Dependiendo a donde te dirijas, es posible que tus planes de viaje no cambien demasiado por el momento.

Hasta ahora, solo Suecia y Bulgaria han prohibido por completo el ingreso de turistas estadounidenses, pero otros países, como los Países Bajos, han presentado cuarentenas obligatorias, incluso para los pasajeros estadounidenses vacunados.

Por otro lado, Portugal anunció que "seguirá abierta a los viajeros de Estados Unidos a pesar del anuncio de la UE", y dará la bienvenida a los visitantes que tengan los comprobantes de una prueba de COVID negativa. Otros países como Inglaterra, Italia, Islandia y Alemania permitirán el ingreso solo de viajeros estadounidenses que estén vacunados y tengan un comprobante de una prueba reciente de COVID que haya dado negativo, y se exigirá cuarentena a los que no lo tengan.

Como la situación de COVID seguirá cambiando, al igual que los requisitos para viajar, te presentamos algunos detalles sobre los viajes a Europa en los próximos meses.

1. La situación de la COVID en Europa —y las reglas para las visitas— seguirán cambiando

De acuerdo a los casos de COVID que han surgido mundialmente, las directrices relacionadas con la pandemia de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) sobre la seguridad de algunos países cambian semanalmente. Por ejemplo, los CDC clasificaron a Islandia como de bajo riesgo (Nivel 1) a finales de julio, pero a mediados de agosto elevaron el nivel de riesgo al más alto (Nivel 4, que significa "evita viajar"). Lo que ahora parece seguro puede considerarse como arriesgado cuando el viaje comience.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


También debes tener en cuenta que, con la elevada tasa de casos de la COVID-19 en Estados Unidos, los países europeos podrían prohibir o restringir el ingreso de viajeros de Estados Unidos. Por ejemplo, el 4 de septiembre, Dinamarca anunció que no admite el ingreso de viajeros sin vacuna de EE.UU. (con muy pocas excepciones).

Qué hacer: reserva tu viaje con mucha flexibilidad en mente y prepara un plan B si el país a donde vas aumenta sus restricciones. Busca pasajes de avión sin cargos por cambio, investiga las políticas de cancelación de los hoteles y planifica itinerarios con opciones para pasar más tiempo al aire libre en caso de que restrinjan las atracciones en espacios interiores. Si tienes la vacuna, esto facilitará tus viajes.

2. Te enfrentarás a una variedad de normas y reglamentos en toda Europa

Los requisitos para la entrada y el viaje de los visitantes pueden ser diferentes según cada país, la región del país, la aerolínea, el hotel o el espacio público. Es confuso, incluso para los expertos. Amrei Gold, representante de la Oficina Nacional de Turismo de Alemania, dice de su país: "Como cada uno de nuestros 16 estados federados puede establecer sus propias normas, a veces es un reto, incluso para nosotros, estar al tanto de la última situación".

La firma de asesoría económica Global Data ha informado que más de la mitad de los posibles viajeros encuestados se han desanimado de viajar por las “diferentes regulaciones y la falta de acuerdos mutuos (entre países). Los viajeros no saben cómo proporcionar el estado de su vacunación debido a los diferentes reglamentos en los países ... lo cual suprime potencialmente la demanda internacional".

Lo que puedes hacer: investiga de manera cuidadosa los últimos requisitos del país a donde te diriges, así como de tu aerolínea, empresa de turismo, y alojamiento (abajo los enlaces a los sitios web de cada país). Lleva varios juegos de documentación digital y en papel de tu estado de vacunación y de los resultados de las pruebas. Algunos destinos exigen presentar esta información en línea antes de la llegada. Recientemente, Francia ha comenzado a exigir una tarjeta sanitaria que certifique la vacunación, o una prueba de coronavirus negativa, para poder entrar en los espacios cerrados, con un sistema para los turistas extranjeros. Desde hace poco, la agencia de turismo Intrepid Travel comenzó a exigir a sus clientes (y guías de turismo) la vacuna.  Otros países, ciudades o atracciones podrían seguir ese ejemplo con programas similares.

Debido a la variedad de reglamentaciones, considera la posibilidad de limitar el ámbito geográfico de tu viaje. Esto facilitará la planificación y el viaje, ya que probablemente el 2021 no sea el mejor momento para realizar un gran tour de 8 países en 7 días. Explora las opciones de vacaciones "slow travel" con base en un único lugar, como las excursiones de un día a pie o en bicicleta desde una casa alquilada en el campo. "Definitivamente limitaría los viajes a uno o dos países como máximo", dice Brigitte Armand, presidenta de la empresa de gestión de destinos Eurobound, "en caso de que algún país decida imponer nuevas restricciones de viaje repentinamente".

Las últimas noticias de los principales destinos europeos

Las evaluaciones de riesgo actuales respecto a la COVID-19 de los CDC (con enlaces a sitios web de los lugares —algunos en inglés— con normas vigentes) incluyen:

4º nivel (riesgo muy alto; no viajes): Gran BretañaFranciaGrecia,   IslandiaIrlanda

3º nivel (riesgo alto; asegúrate de estar completamente vacunado antes de viajar): ItaliaCroacia y Alemania

2º nivel (riesgo moderado; asegúrate de estar completamente vacunado antes de viajar): República Checa

1º nivel (riesgo bajo, asegúrese de estar completamente vacunado antes de viajar): Eslovaquia, Hungría, Polonia

Revisa la información más reciente antes del viaje y durante el viaje.

3. Considera la posibilidad de adquirir un seguro de viaje, pero lee la letra pequeña

Un seguro de viaje puede protegerte contra la cancelación del viaje, darte ayuda médica y cubrir los costos potencialmente exorbitantes, en caso de que contraigas la COVID-19 durante tu viaje. Pero las pólizas solo cubren exactamente lo que se menciona en la letra pequeña.

Lo que puedes hacer: lee con atención. "Repasa los detalles, como qué se considera un evento cubierto, antes de hacer la compra", dice Chris Carnicelli, director general de Generali Global Assistance. "Es importante recordar que la cobertura relacionada con la pandemia solo está disponible si tú, un compañero de viaje o un familiar enferman de la COVID-19 o si contratas un plan de “cancelar por cualquier razón”".

Lisa Cheng, portavoz del seguro de viaje de World Nomads, dice que hay que asegurarse de tener "suficiente cobertura médica en la póliza elegida, así como cobertura para la evacuación de emergencia". Las facturas médicas van a ser tu mayor costo si contraes una de las variantes al viajar".

4. Los costos pueden ser altos y la disponibilidad baja

La reciente reapertura de Europa a los viajeros de Estados Unidos ha provocado una avalancha de turistas ávidos en los principales destinos turísticos en países como Francia, Italia, Grecia o Islandia. Por ello, es posible que no haya mucha disponibilidad por el aumento en la demanda, los cierres relacionados con la COVID y la falta de personal. Además, los precios del alojamiento, el transporte y las atracciones podrían dispararse en estos países.

Qué hacer: considera los destinos menos transitados y la posibilidad de visitarlos fuera de temporada, durante los períodos no vacacionales. Planificar con antelación puede suponer un ahorro y garantizar el acceso a museos y otras atracciones populares, donde quizá se tenga que hacer reservaciones o haya restricciones en la capacidad de atención y los horarios. Ten en cuenta los costos de cancelación en caso de que cambien tus planes. La buena noticia es que muchos hoteles y empresas de transporte terrestre han relajado las normas de cancelación y presentado condiciones más flexibles.

Nota de redacción: este artículo fue publicado originalmente el 24 de agosto, 2021. Ha sido actualizado con nueva información.

Bill Fink es un galardonado escritor de viajes que ha cubierto viajes culturales para Lonely PlanetFrommer's, el San Francisco Chronicle y muchos otros medios.