Skip to content
 

Guía de AARP para visitar Londres con un presupuesto limitado

8 maneras de ahorrar en hoteles, pasajes aéreos, atracciones y más.

Bus de dos pisos pasa frente al Big Ben

Sylvain Sonnet/Getty Images

In English

En mi primer viaje a Londres en 1971, era una excursionista de 21 años con una copia de la guía Europe on $5 a Day (Europa por 5 dólares diarios) en una mano y una mochila en la otra. Dormía en posadas destartaladas y cenaba pan y queso del supermercado. Hoy en día, $5 ni siquiera bastan para comprar una pinta de cerveza en un bar de uno de los destinos turísticos más caros del mundo. Como las personas que han estado encerradas en casa por la COVID-19 comienzan a viajar al extranjero, Londres se prepara para los turistas. Los precios de los hoteles y los restaurantes han aumentado en consecuencia, pero los visitantes de Estados Unidos con presupuesto limitado aún pueden disfrutar de lo mejor que ofrece la ciudad sin gastar de más. A continuación, te presentamos una lista de ideas basadas en dos docenas de visitas a una de mis ciudades favoritas. (Los precios citados se basan en la tasa de cambio con la libra esterlina, alrededor de $1.25).

1. Visita fuera de temporada.

En el 2019, antes de la pandemia, casi 22 millones de visitantes invadieron Londres, según la oficina de turismo de Visit Britain. Este año, el recuento de visitantes a Londres se ha ido recuperando y se verá impulsado por los eventos que marcan los 70 años de reinado de la reina Isabel II, que incluyen la celebración del Jubileo de Platino en toda la ciudad este mes. Las familias vacacionistas vienen en tropel durante el verano, y diciembre trae compradores y fiestas navideñas. Considera una visita cuando la ciudad esté más tranquila y los pasajes aéreos sean más baratos. Las tarifas de los hoteles y los pasajes aéreos bajan entre enero y marzo, pero el tiempo puede ser desagradablemente húmedo y frío en invierno. Mi consejo es que viajes en septiembre, octubre, noviembre o abril (excepto durante la Pascua). Y mantén flexibilidad en tus fechas de viaje para encontrar la mejor tarifa aérea, porque los precios cambian de un día a otro.

2. Reserva hospedaje con mucha antelación.

London Eye

Rudy Sulgan/Getty Images

¿Listo para emprender viaje? Descarga estas prácticas aplicaciones gratuitas.

(Enlaces en inglés)

Visit London: una guía móvil de la ciudad que incluye un calendario de eventos e ideas para actividades.

Transport for London Oyster: maneja sobre la marcha tu tarjeta Oyster (para el metro y los autobuses). Utiliza TfL Go o Citymapper London para planificar tus rutas.

Heathrow Express: halla horarios actualizados y compra boletos para viajar entre el aeropuerto y la ciudad.

Los hoteles en el centro de Londres cuestan un promedio de $175 en temporada baja, según la empresa de recopilación de datos Statista. Sin embargo, los que se encuentran cerca de las atracciones turísticas cuestan $275 o más.

Harías bien en reservar semanas o, preferiblemente, meses por adelantado, y en tomarte algún tiempo para comparar las tarifas que se anuncian en los sitios web de los hoteles con las de los sitios de reservaciones, como Expedia, hotels.com y booking.com.

Una zona bien ubicada y a precios razonables que puedes considerar para alojarte es Sussex Gardens, cerca de la estación Paddington, donde encontrarás hoteles e hileras de posadas en el típico estilo columnado londinense. Si deseas hallar tarifas de menos de $100 durante las temporadas bajas, busca en los hoteles Mitre House Hotel y Europa House Hotel.

Es posible encontrar también hoteles a precio razonable en Bloomsbury, cerca del Museo Británico; en Victoria, cerca de la estación Victoria; en Islington, en Kensington; y en la zona este de Londres, que se ha puesto de moda.

Los apartamentos de Airbnb y Vrbo a menudo tienen un precio más bajo, pero para una primera visita, recomendaría un hotel o una posada que incluya un desayuno inglés completo en sus tarifas y cuyo personal cuente con los conocimientos para responder preguntas, hacer reservaciones para la cena y orientarte de otras maneras.

Panorámica de la Torre de Londres

Tetra Images/Getty Images

3. Reserva boletos para el transporte, las atracciones y el teatro antes de salir de viaje.

Ahórrate las tarifas de los taxis desde el aeropuerto de Heathrow, que pueden costar más de $100 cuando hay mucho tránsito, y compra en línea boletos de ida y vuelta para el tren Heathrow Express a la estación Paddington en el centro de Londres. Cuestan tan solo $14 si se compran con más de 90 días de antelación. Los boletos de ida y vuelta que se compran más cerca de la fecha de partida cuestan $37 con descuento si se compran como boletos electrónicos en línea. (Ten en cuenta que los niños de 15 años o menos viajan gratis). Si llegas al aeropuerto de Gatwick, los boletos de ida y vuelta a la estación Victoria en el tren Gatwick Express que se compran con antelación cuestan alrededor de $47 en línea.

Compra entradas con horario específico antes de ir a los lugares turísticos que es imprescindible visitar, como la Torre de Londres, con sus alabarderos vestidos de rojo y las deslumbrantes joyas de la Corona, para evitar las multitudes y a menudo ahorrar dinero. Es posible hacer lo mismo en otros lugares con tarifas de admisión. Si vas a hacer turismo por la ciudad, ahorra más de $100 con un pase de una semana (alrededor de $200 para los adultos) o con pases más baratos de uno a seis días. En los pases se incluye un recorrido en autobús turístico con paradas libres (alrededor de $48 si se compra por separado), una entrada a la Torre de Londres ($30–$40), la noria London Eye ($45), la Abadía de Westminster ($28–$32) y más.

Encuentra entradas de teatro económicas en sitios web como London Theatre Direct (en inglés), donde hay entradas para la obra de teatro más longeva de Londres, The Mousetrap (un misterio de Agatha Christie que me fascinó en 1971), desde 24 libras (alrededor de $30), sin cargo por servicio en la compra de boletos electrónicos. Si deseas hallar ofertas para ir al teatro el mismo día que compras las entradas, visita el quiosco de TKTS en Leicester Square.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Metro subterráneo de la ciudad de Londres

Cultura RM Exclusive/Dan Dunkley/Getty Images

4. Transita en metro.

Mientras que todo el mundo debe disfrutar la experiencia de un viaje en uno de los brillantes taxis negros de Londres, que son famosos debido a que sus conductores estudian durante años para pasar una prueba sobre sus conocimientos de todos los rincones posibles de la ciudad, es mucho más barato usar pases para tomar el autobús o viajar en el extenso y eficiente metro de Londres, que se conoce localmente como “the Tube”. Puedes pagar por tu viaje en efectivo (la tarifa típica de ida en el centro de Londres asciende a la costosa suma de $8), pero los viajeros expertos usan la Visitor Oyster card (en inglés), una tarjeta plástica recargable que descuenta parte de la tarifa tanto para los autobuses como para el metro. La tarjeta se ordena por adelantado en línea o se compra en las estaciones del metro. Si haces múltiples viajes al día, considera comprar con antelación o en una estación del metro una tarjeta semanal Travelcard (alrededor de $50 —en inglés—). Es más fácil aún deslizar una tarjeta de crédito o débito antes de abordar el metro o el autobús (los viajes son gratuitos después de que se alcanza un límite diario). La desventaja para los viajeros procedentes de Estados Unidos es que se te cobrará en libras esterlinas y es posible que se te cobren recargos por cambio de moneda.

5. Aprovecha las atracciones gratuitas.

No cuesta nada visitar el Museo Británico (en inglés), con sus momias y su Rosetta Stone. Las exposiciones permanentes en la National Gallery (Vincent van Gogh, Leonardo da Vinci) y la galería Tate Modern (David Hockney, Henri Matisse) también son gratuitas. Me llevó varias visitas a Londres descubrir el ecléctico e impresionante —y gratuito— Victoria and Albert Museum, cuyas magnificas exposiciones abarcan toda una gama de artículos, desde las modas masculinas hasta el papel de empapelar a través de las épocas y la cerámica china. Sin embargo, es buena idea reservar con antelación entradas con horario específico para estos lugares populares, en especial durante la ocupada temporada de verano.

No se cobra por ver el cambio de la guardia en el palacio de Buckingham, pero llega temprano para asegurarte de encontrar un buen lugar para ver la ceremonia de las 11:00 a.m.

Uno de mis pasatiempos favoritos es escuchar las diatribas de los oradores montados en sus cajas todos los domingos en Speakers Corner, en Hyde Park, cerca de Marble Arch. Cualquier persona está en libertad de desahogarse sobre cualquier tema. También es divertido ver a los artistas callejeros en el animado mercado de Covent Garden.

6. Cena como un duque con los precios de un plebeyo.

La cena para dos personas asciende a $200 y mucho más en los famosos restaurantes de Londres, incluidos algunos favoritos de las celebridades, como el Ivy y el más nuevo Hakkasan Mayfair. El Ivy ofrece un menú de precio fijo por menos de $35 por persona durante la semana entre las 2:30 y las 6 p.m. Mi lugar favorito para comer es el Wolseley, el animado café restaurante en las inmediaciones del distrito de teatro que es muy popular entre los turistas y los londinenses adinerados. Puedes derrochar en caviar, ostras y pez lima, pero el costo de las cenas de precio fijo comienza a partir de $35. La ensalada de pollo picado y aguacate con aderezo de estragón (alrededor de $20) no es barata, pero la oportunidad de observar a la gente no tiene precio.

Hay muchos otros lugares donde hallar comidas económicas y deliciosas en Londres. En mi época de viajera con mochila, aprendí a buscar restaurantes indios, cuyos económicos platillos de curry y esponjosos panes rellenos de papa me alimentaron durante mis jornadas turísticas. Hoy en día, hallarás cocina india de primera categoría en Drummond Street, cerca de la estación Euston y Brick Lane en el este de Londres.

El pescado rebozado en cerveza y las papas fritas son comida casera tradicional británica de bajo costo y se pueden ordenar para llevar o disfrutar en lugares como la cadena de restaurantes locales Poppies. La comida de los bares ha evolucionado más allá de los “huevos escoceses” (huevos duros envueltos en carne de salchicha y empanizados). Espera encontrar tostadas cubiertas de aguacate y platillos con alimentos frescos que van de la granja a la mesa en los menús de los “gastrobares”. Búscalos en el sitio web de Eater London (en inglés), que ofrece las novedades sobre las opciones de comida.

Otras ideas para comidas económicas: compra los ingredientes para un pícnic gurmé en los departamentos de comida de los grandes almacenes como Harrods, que vale la pena visitar de todos modos. O disfruta de un típico té vespertino con bizcochitos, pasteles y delicados sándwiches, en vez de una cena. Algunos de los mejores tés se sirven en los hoteles históricos, como el Egerton House Hotel en Knightsbridge.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


7. Compra, pero no te excedas.

Pasa por alto las tiendas de lujo que venden prendas de cachemira y ropa de diseñadores en Bond Street o en Knightsbridge, un destino favorito de la difunta princesa Diana. Haz lo que hacen los londinenses ahorrativos, y compra en los grandes almacenes de Marks and Spencer, o “Marks and Sparks” en la jerga local. La tienda principal de estos almacenes se encuentra en Oxford Street, y es un paraíso para los compradores con presupuesto limitado. También puedes regatear por antigüedades y curiosidades en el popular mercado de pulgas de Portobello Road en Notting Hill.

8. Inscríbete para un recorrido exclusivo de la ciudad.

Un viaje a pie como parte de un grupo pequeño es una manera fabulosa de conocer la ciudad. Puedes reservar recorridos gastronómicos en Eating Europe y Secret Food Tours en Londres, pero prepárate para pagar $100 o más. A los turistas que disfrutan de la bebida les encantará el Hidden Pubs of London, un recorrido de los bares para el que se puede hacer reservaciones en Airbnb por $32 por persona.

Soy una aficionada de London Walks, que ofrece desde hace medio siglo caminatas por Londres con más de 500 salidas diferentes de dos horas cada una por alrededor de $12-18. Los temas incluyen el Londres de los Beatles, el arte en las calles, los lugares de rodaje de Harry Potter y Sherlock Holmes. Una vez hice la excursión de Jack el Destripador, que aún se ofrece hoy en día. Un guía muy bien informado nos llevó a mí y a otros ocho curiosos en un recorrido por las calles y los callejones del barrio una vez sórdido de Whitechapel, durante el que visitamos escenas de los crímenes del asesino en serie. El recorrido, al igual que tantas otras cosas de esta fantástica ciudad, fue inolvidable.

Kitty Bean Yancey, quien fue subdirectora editorial de USA Today, escribe sobre viajes. Ha ganado varios premios Lowell Thomas de la Sociedad de escritores de viajes de Estados Unidos (Society of American Travel Writers).