Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Ideas para unas vacaciones con tu perro en Estados Unidos

Descubre los mejores lugares donde hospedarte y jugar si te encanta viajar con tu cachorro.

Perro sentado en una cama junto a una maleta

Julien McRoberts/Getty Images

In English

Si te encantan los perros, te encantará Denver. En la taberna Watering Bowl de la ciudad, puedes beber cerveza y comer pizza mientras tu perro corretea en un parque canino cercado de 7,000 pies cuadrados. ¿Quieres pasar la noche? Las habitaciones del Crawford Hotel ofrecen camas, comederos y bebederos para perros, juguetes para morder y bocadillos para los huéspedes de cuatro patas. En el vestíbulo del hotel Curtis se exhiben fotos de perros.

A Denver la nombraron la mejor ciudad para perros de Estados Unidos en una encuesta (en inglés) que el sitio de búsqueda de paseadores de perros Rover.com y el sitio de bienes raíces Zillow llevaron a cabo en abril del 2021, pero en todo el país hay muchas otras ciudades, parques y hoteles que están ansiosos por recibir a tu perro (y a ti también). Estos son algunos de los destinos de mayor diversión perruna del país.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Ciudades donde adoran a los perros

Algunas ciudades tienen una reputación bastante buena entre los dueños de mascotas.

Portland, en Oregón, por ejemplo, tiene muchos senderos aptos para mascotas y 34 parques caninos, la segunda mayor cantidad per cápita del país según el Trust for Public Land (Boise, Idaho, ocupa el primer lugar). Si viajas allí, visita el parque canino en Mt. Tabor Park: después de que tu perro juegue en el área para andar sin correa, puedes caminar hasta la cima del cono de ceniza de un volcán inactivo, contemplar el centro de la ciudad o hacer un picnic cerca del estanque.

Varios restaurantes de Portland y más de 70 cervecerías ofrecen patios al aire libre donde se admiten mascotas. El Lucky Labrador Brew Pub incluso celebra un “Dogtoberfest” anual que afirma ser el mayor lugar para bañar perros de Portland (prueba el Black Lab Stout antes de bañar a tu perro).

En los cinco distritos de la ciudad de Nueva York hay más parques para perros que en cualquier otra ciudad del país. Puedes pasear a tu perro por la mayor parte de Central Park (excepto en algunos lugares como canchas de béisbol y masas de agua). Además, de 6:00 a.m. a 9:00 a.m. y de 9:00 p.m. a 1:00 a.m. los perros pueden andar sin correa en ciertas áreas. Si deseas darle a tu perro una experiencia culinaria en la Gran Manzana, dirígete al Madison Square Park, el hogar del primer Shake Shack. Mientras disfrutas de una hamburguesa con papas fritas, tu perro puede saborear un Bag O 'Bones (cinco galletas para perros elaboradas por la panadería Bocce de la ciudad).

Louisville, en Kentucky, ocupa el primer puesto en la lista de Orvis (en inglés) del 2021 de las cien ciudades más acogedoras para perros gracias a sus abundantes parques caninos y sus numerosos restaurantes con patios donde se admiten perros (incluso Old Louisville Brewery tiene un área cercada para perros). En Fort Lauderdale, Florida, el restaurante Shooters Waterfront contrató a un nutricionista veterinario para crear un menú para mascotas (los perros pueden elegir entre platos de pavo, pollo o ternera). También encontrarás muchos parques, como el Bark Park de la ciudad en Snyder Park, con estanques donde los perros pueden nadar.

Entre otras ciudades, se encuentra Chicago que tiene la mayor cantidad de restaurantes aptos para perros en el país (558, seguido de San Diego, que tiene 555), y Austin, Texas, que tiene la mayor cantidad de centros comerciales aptos para perros (28), de acuerdo con un estudio (en inglés) que SmartAsset.com llevó a cabo en el 2020.

Si quieres encontrar lugares divertidos y acogedores para perros en el país —como restaurantes, playas y tiendas— prueba la aplicación Bark Happy y BringFido.com (en inglés).

Un perro de color blanco visualiza el Gran Cañón

Emily Naylor/Getty Images

Parques nacionales

Por lo general, no se permite a mascotas en los senderos o áreas silvestres de los 63 parques nacionales del país, pero hay excepciones. En el Parque Nacional Acadia de Maine, se puede llevar perros con una correa en los senderos de 100 millas y los caminos de 45 millas para carruajes, así como en tres campamentos (Blackwoods, Seawall y Schoodic Woods). La revista Outside designó a Acadia como el parque nacional más apto para perros del país.

Otros parques buenos para las mascotas incluyen el Parque Nacional New River Gorge en Virginia Occidental (se permiten mascotas en todos los senderos), el Parque Nacional Petrified Forest en Arizona (puedes llevar perros con correa en los caminos pavimentados y los senderos de las áreas silvestres) y el Parque Nacional Shenandoah de Virginia (puedes llevar perros con correa en las más de 500 millas de senderos, excepto en 20). En el Parque Nacional White Sand de Nuevo México, los perros con correa pueden corretear por la arena blanda y las dunas.

Consulta las reglas del parque para mascotas antes de llegar. En el Parque Nacional del Gran Cañón, de Arizona, se permite llevar mascotas en los senderos por encima del extremo sur pero no por debajo, y Yavapai Lodge tiene las únicas habitaciones del parque donde se admiten mascotas (puedes alojar a tu perro durante el día y la noche los fines de semana en el South Rim Kennel). La National Park Foundation publicó una lista de siete parques nacionales que admiten perros que también incluye Yosemite en California, North Cascades en Washington, Cuyahoga Valley en Ohio y Mammoth Cave en Kentucky.

Ten en cuenta que el Servicio de Parques Nacionales recomienda proteger a los perros del calor excesivo. En julio del 2021, murieron tres perros en los senderos del Área Recreativa Nacional de las Montañas de Santa Mónica por enfermedades relacionadas con el calor. “Los perros pueden sucumbir a una insolación en tan solo 15 minutos”, dice Ken Low, un guardaparques del área de recreación.

Parques estatales

En los parques estatales se permite el ingreso de mascotas más que en los parques nacionales, aunque las normas varían. Considera California. Se prohíbe llevar perros a la mayoría de las playas de los parques estatales, pero verás que cada uno de los 11 distritos de parques del estado tiene distintas reglas. Por ejemplo, se permite llevar perros con correa a la playa Bean Hollow State Beach (a aproximadamente una hora en automóvil al sur de San Francisco), pero solo pueden visitar los senderos de Bolsa Chica State Beach en el condado de Orange. (Consulta las reglas para mascotas de cada uno de los 280 parques estatales de California -en inglés-).

Cada estado tiene lugares excelentes para perros. Shellie Anne, editora del blog de los Parques Estatales de Virginia, promociona el Parque Estatal Pocahontas, a casi una hora y media al suroeste de Richmond. A los perros les encanta recorrer las 64 millas de senderos, saltar sobre viejos troncos en las playas y pasear en canoa con su dueño en los lagos Swift Creek y Beaver. En el Parque Estatal First Landing, los perros y sus dueños pueden correr en la amplia playa de 1.5 millas y sumergir los pies (o patas) en el Atlántico, lejos de las multitudes y los elevados hoteles de la vecina Virginia Beach.

En Oregón, el Departamento de Parques y Recreación del estado llama al Parque Estatal Elijah Bristow un “paraíso para perros” por sus 5 millas de senderos y una zona verde donde pueden andar sin correa, que tiene túneles recreativos y acceso a Lost Creek. El parque se encuentra a unas 20 millas al sureste de Eugene-Springfield (consulta la lista de senderos y parques que admiten perros en el estado). ¿Quieres explorar un lago de dunas costeras de 100 acres e incluso llevar a tu perro a remar de pie? Puedes hacerlo en el Parque Estatal Grayton Beach, a unos 30 minutos al sur de South Walton. Prueba la comida en restaurantes que admiten mascotas, como The Perfect Pig, The Shrimp Shack, Airstream Row —una colección de camiones de comida en elegantes y antiguas caravanas Airstream— y La Crema.

En el 2022, en Pensilvania se planea aumentar 130 campamentos y cabañas que puedan permitir el ingreso de mascotas en seis parques estatales, pero ya existen muchos espacios al aire libre que admiten perros en el estado, del Montour Trail de más de 60 millas en los condados de Allegheny y Washington al Parque Estatal Presque Isle, a unos 15 minutos de Erie (se permite llevar perros a ciertas playas).

GoPetFriendly.com (en inglés) mantiene una lista de reglas y servicios para mascotas —como campamentos y playas— de cada estado del país.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Hoteles, posadas y complejos turísticos

Actualmente hay muchos lugares que permiten alojarse con mascotas, entre estos posadas con servicio de desayuno y alquileres vacacionales. Sin embargo, hay una gran diferencia entre los hoteles que permiten mascotas y los que miman a estos.

“Los hoteles se han acostumbrado tanto a que los huéspedes viajen con mascotas que ofrecer una cama para perros, una galleta de bienvenida y un tazón de agua en la entrada ha pasado a ser lo mínimo”, señala Pavia Rosati, fundadora del sitio web de viajes Fathom y coautora de Travel North America (y Avoid Being a Tourist).

En junio del 2021, Fathom y la empresa de bienestar animal Pumpkin crearon una lista de 23 destinos que admiten perros, y destacaron opciones tan singulares como The Cottages en Nantucket, donde las atenciones para perros incluyen placas de identificación de recuerdo, servicios de paseo e incluso servicio nocturno. El Paw House Inn en Rutland, Vermont, tiene un curioso detalle en las tarifas para mascotas. En vez de cobrar más por llevar un perro, cobran $10 por no llevarlo. La posada ofrece un parque canino del tamaño de una cancha de fútbol (completo con pelotas de tenis y equipo de agilidad) y un centro de cuidado de perros.

Otras posibilidades: el hotel Lora en Stillwater, Minnesota, tiene un menú para mascotas de servicio de habitaciones; el hotel Quirk Charlottesville en el centro de Charlottesville, Virginia, tiene placas en las puertas que dicen “perro en la habitación”; y el hotel Kimpton Gray de Chicago les regala a las mascotas una pajarita hecha a mano y un retrato al carboncillo dibujado a mano por un artista local (debes proporcionar una foto siete días antes de llegar).

¿Necesitas un lugar más espacioso? El nuevo Morten Hotel de estilo apartamento en Grand Rapids, Míchigan, fue diseñado para huéspedes que viajan con perros. Las comodidades incluyen áreas interiores y exteriores para mascotas, un lugar para bañar perros, camas para perros y ganchos para correas en cada habitación. Barkwells es un “refugio vacacional para amantes de perros” que tiene ocho acres y ocho cabañas a solo minutos de Asheville, Carolina del Norte. Allí los perros pueden jugar en un prado cercado y saltar a un estanque para nadar y buscar pelotas. Las cabañas tienen puertas para perros y patios cercados, por lo que pueden deambular libremente. (Barkwells también tiene una propiedad de dos cabañas cerca de Brevard). Si viajas en una casa rodante, el Waggin 'Tail Ranch RV Resort en Pilot Point, Texas, tiene un circuito de agilidad, una guardería para perros, estaciones para bañar perros y un estanque para nadar.

También puedes encontrar una gran variedad de propiedades de alquiler que admiten perros en sitios como VRBO y Airbnb (limita la búsqueda con “pets allowed”, se permiten mascotas). Según cada propietario, tal vez debas pagar una módica tarifa de limpieza. 

Para obtener información sobre alojamientos que admiten mascotas, visita PetsWelcome.comBring FidoAAA y Pet Travel (en inglés). Consejo del hotel Rosati: antes de reservar una habitación, pregunta si hay tarifas adicionales por llevar mascotas, si se permite llevar animales a áreas públicas como vestíbulos y restaurantes y si el hotel ofrece una opción de cuidado de mascotas.

Ken Budd es un periodista del área de Washington, D.C. y autor del libro de relatos The Voluntourist. Sus historias y artículos sobre turismo se han publicado en The Washington Post MagazineThe AtlanticTravel + LeisureNational Geographic Traveler y otros medios.