Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Consejos para personas alérgicas que viajan en avión Skip to content
 

Precauciones que debes tomar en tus vuelos si sufres de alguna alergia

Qué hacer cuando hay mascotas, maní y perfume en el avión.

Perro pequeño spitz pomerania en una bolsa de viaje a bordo de un avión

Nadisja/Getty Images

In English | Olvídate de las turbulencias. Para los viajeros que tienen alergias, cosas comunes como el perfume, la caspa de las mascotas y el maní pueden convertir un vuelo de rutina en una experiencia incómoda o incluso insegura. Pero los expertos dicen que no hay razón por la que los pasajeros con alergias tengan miedo de volar. Con la preparación adecuada y las debidas precauciones en el vuelo, uno puede prevenir una reacción alérgica en el aire.

Un par de cosas para tener en cuenta:

Alergias a mascotas y perfumes

"Todos los vuelos tendrán caspa de mascotas, incluso si no hay mascotas en el avión", dice Kenneth Mendez, presidente y director ejecutivo de la Asthma and Allergy Foundation of America. Esto se debe a que la caspa de las mascotas —las partículas microscópicas de la piel que pueden causar resfriados, estornudos, entre otras cosas, a las personas con sensibilidad— se quedan impregnadas en la ropa de las personas. Una vez presente, permanece suspendida en el aire por largos periodos de tiempo.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Para minimizar la exposición, Méndez sugiere llamar a la aerolínea con anticipación para hablar de tu alergia y solicitar un asiento lejos de cualquier animal en tu vuelo. También puedes solicitar un cambio de asiento a la tripulación de vuelo si descubres que estás sentado cerca de un animal. 

Ten en cuenta, agrega, que los animales de servicio están legalmente autorizados para acompañar a sus dueños, lo que significa que es imposible para una aerolínea garantizar una cabina completamente libre de animales. Pero vale la pena conocer la política de mascotas de la aerolínea para tener una idea de cuántos animales podrían estar presentes. La aerolínea económica Ryanair, por ejemplo, no permite mascotas (solo animales de servicio), mientras que American Airlines permite hasta siete mascotas, sin incluir animales de servicio, en cualquier vuelo. 

Donde quiera que te sientes, la mejor manera de prevenir una reacción alérgica es evitar inhalar el alérgeno, dice la alergista Tania Elliott, portavoz del American College of Allergy, Asthma and Immunology. Señala que los pasajeros alérgicos a las mascotas pueden usar una máscara a bordo (busca una con una calificación N95) o, si prefieres algo menos llamativo, opta por filtros nasales, que son pequeños discos que se usan dentro de cada fosa nasal para atrapar partículas indeseables.

Lleva todos los medicamentos necesarios, como inhaladores de rescate, antihistamínicos y autoinyectores de epinefrina, en tu equipaje de mano y tenlos a la mano.

Elliott también recomienda filtros nasales para los pasajeros que no aguantan las fragancias, como por ejemplo, que tu compañero de asiento esté empapado en perfume o impregnado de humo de cigarrillo. Ya que la fragancia puede ser un desencadenante del asma, para Elliott es razonable preguntar a la tripulación de vuelo si puedes cambiar de asiento (la mayoría de las aerolíneas no tienen políticas específicas de perfumes, pero intentarán ser razonables con los cambios de asiento relacionados al asma).

Alergias al maní

Según Elliott, los pasajeros alérgicos al maní no deben preocuparse de una reacción a las partículas que inhalan en el aire recirculado del avión. Esto se debe a que la proteína del maní que desencadena una reacción alérgica no permanece suspendida en el aire por mucho tiempo. Las reacciones son causadas por el contacto; por ejemplo, al tocar la bandeja del asiento que puede tener rastros de polvo de maní y luego tocarte la boca.

Para evitar ese tipo de exposición, Elliott y Mendez aconsejan a los pasajeros con alergia al maní que limpien completamente su asiento y las superficies circundantes, como los reposabrazos y la bandeja del asiento. En junio, el Departamento de Transporte afirmó que los pasajeros con alergias fuertes a las nueces sean de los primeros en abordar el avión y que que lo permitan las aerolíneas.

Elliott dice que los desinfectantes para manos a base de alcohol no son efectivos para eliminar los alérgenos. En su lugar, recomienda que sus pacientes lleven una pequeña cantidad de jabón para lavar platos y agua para rociar en las superficies, luego limpiarlo con un paño. Según el grupo sin fines de lucro Food Allergy Research & Education (FARE), las toallitas de limpieza desechables también son efectivas siempre que contengan un detergente.

Al igual que con las mascotas, las políticas del maní varían según la línea aérea. Algunos no sirven maní en absoluto, otros permiten que los pasajeros pidan con anticipación que no se sirvan productos que contengan maní en su vuelo, y algunos podrían establecer una "zona neutral" sin nueces alrededor de un pasajero que lo solicite. Independientemente de la política, otros pasajeros todavía pueden llevar maní a bordo, señala Elliott.

Además de limpiar tu asiento y otras superficies, dice, podrías considerar reservar un vuelo temprano por la mañana, ya que es probable que los aviones tengan la menor cantidad de alérgenos después de su limpieza durante la noche.

Trata de no consumir cualquier comida de la aerolínea, aunque no tenga maní de ingrediente. La gran mayoría de las aerolíneas no pueden garantizar que sus comidas y bocadillos no contengan maní (pueden contener cantidades mínimas).

En caso de emergencia

Lleva todos los medicamentos necesarios, como inhaladores de rescate, antihistamínicos y autoinyectores de epinefrina, en tu equipaje de mano y mantenlos a la mano durante el vuelo.

Elliott también recomienda viajar con una carta de tu alergista que confirme tu alergia y la necesidad de medicamentos. Los líquidos, geles y aerosoles que son médicamente necesarios están exentos de los límites de líquidos de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA), pero la agencia solicita que los retires de tu bolsa y notifiques al agente de la TSA para que puedan ser examinados por separado.

Aparte del medicamento, "lo más importante", dice Elliott, "es tener un plan de acción para la anafilaxia antes de tomar un vuelo, y tenerlo accesible". Si comienzas a experimentar una reacción severa a bordo, notifícalo a la tripulación de vuelo y a cualquier persona con la que viajes de inmediato. Luego, comienza a seguir los pasos que establece tu plan, que pueden incluir acostarte en el suelo con las piernas elevadas y administrar epinefrina u otros medicamentos.

Las aerolíneas tienen sus propios procedimientos internos, incluida la comunicación con consultores médicos en tierra y cualquier profesional médico a bordo, para determinar si el avión realizará un aterrizaje de emergencia.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO