Skip to content
 

5 elementos que ya no deberían aparecer en tu currículo

Es posible que los empleadores se pregunten cuántos años tienes si incluyes estas características que ya no se estilan.

Lentes para la visión encima de unas hojas de vida, un lápiz y un lapicero

GETTY IMAGES

In English

La próxima vez que actualices tu currículo (en inglés), quizás no solo tengas que agregar tu experiencia laboral más reciente. Si no has editado tu currículo para adecuarlo a lo que los empleadores esperan ver en la actualidad, podrías perjudicar tus posibilidades de conseguir un empleo.

“Los currículos y las cartas de presentación son esenciales para demostrar por qué eres el mejor candidato para un empleo”, dice Toni Frana, gerenta de servicios de orientación profesional en FlexJobs y Remote.co. “Pero si no actualizas con regularidad tu currículo para que refleje las tendencias actuales, es posible que los empleadores se fijen en tu edad en vez de en tu experiencia relevante”.

Los currículos, igual que los cortes de pelo y la ropa, cambian de estilo con el tiempo. Algunos de los detalles que se usaban comúnmente hace unos años ahora pueden parecer anticuados, y pueden comunicarles a los empleadores que eres un candidato de más edad. Según los expertos en inserción laboral, si últimamente no has restructurado por completo tu currículo, piensa en eliminar los siguientes cinco detalles.


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


1. El objetivo profesional

“Tradicionalmente, las declaraciones del objetivo profesional proporcionaban una descripción breve y bastante genérica de lo que deseaba un candidato para su próximo empleo”, señala Amanda Augustine, experta en asesoría laboral de TopResume, una empresa que trabaja con AARP en el servicio Resume Advisor. “Si bien no es necesariamente malo que ayudes a los empleadores a determinar si su oportunidad laboral se alinea con tus objetivos, esa información no debería ocupar un primer plano en la parte superior de tu currículo”.

La razón principal por la que han perdido popularidad las declaraciones de objetivos es que se enfocan en tus metas personales en lugar de explicar por qué debería contratarte un empleador. Augustine recomienda que, en vez de un objetivo, redactes un resumen profesional que se centre en lo más importante para un reclutador o posible empleador: tus competencias profesionales. Resume en pocas frases tus aptitudes y tus intereses, describiendo lo que puedes aportar a un tipo de puesto específico.

2. Un número de teléfono fijo

Si el único teléfono que tienes es el de tu hogar, entonces no dudes en incluirlo en tu currículo. Pero si también tienes un teléfono celular, quizás deberías usar solo ese número en tu currículo en vez de ambos. Es posible que tengas más control sobre quién contesta tu celular, gracias a las contraseñas. Es más probable que un empleador que llama a tu celular se comunique directamente contigo en vez de con quienquiera que conteste el teléfono en tu hogar.

El otro problema con los teléfonos fijos (y tal vez uno menos obvio) es que, cada vez más, quienes los usan son casi siempre adultos mayores. Según el Centro Nacional de Estadísticas de Salud, en junio del 2020, más del 80% de las personas de entre 25 y 34 años dijeron que su único teléfono era un celular, comparado con solo el 35% de las personas de 65 años o más.

3. Cualquier fecha de hace más de 15 años

Es posible que ya sepas que deberías eliminar de tu currículo las fechas de graduación. Pero también debes fijarte en otras fechas.

“Si bien la edad por supuesto no es un problema, las suposiciones de las personas sobre la edad, conocidas como discriminación por edad, pueden serlo”, dice Frana. “Es lamentable, pero eso puede formar parte del proceso de búsqueda de empleo y a veces está fuera de nuestro control. Para evitar este problema en tu currículo, no incluyas los empleos que tuviste hace más de 10 o 15 años”.

Frana sugiere que, si deseas incluir empleos más antiguos porque demuestran que tienes experiencia pertinente para el puesto vacante, puedes crear una sección titulada “Otra experiencia afín” (Additional Related Experience). Se trata de una sección más breve después de tu experiencia profesional, que incluye puestos antiguos sin las fechas.

“No hace falta que incluyas en tu currículo todo lo que has hecho, y siempre se puede añadir a la carta de presentación o mencionar durante la entrevista”, afirma.

4. Fuentes y formato elegantes

Aunque sientas la tentación de elaborar un currículo llamativo para atraer a los reclutadores o demostrar tus habilidades de computación, los expertos dicen que deberías resistir ese impulso.

“Un diseño de currículo muy elaborado no es sinónimo de ‘dominar bien la tecnología’”, señala Augustine. “En realidad podría demostrar lo contrario. Muchas veces, tu solicitud en línea deberá pasar por un software de reclutamiento conocido como un sistema de seguimiento de postulantes, o ATS. Esos sistemas examinan el currículo que enviaste, analizan la información” y luego deciden si tu solicitud cumple los requisitos para enviarla al gerente de contratación.

“Si eres un buen candidato para un puesto pero tu currículo no está redactado de una forma que tenga en cuenta ese software, podría rechazarse tu solicitud”, afirma Augustine. “Un currículo con un formato sencillo y una jerarquía de información clara y presentada de manera coherente no solo es más compatible con los programas de ATS, sino que también lo prefieren los reclutadores, ya que les permite analizar rápidamente tu currículo y evaluar tus capacidades sin perder tiempo buscando la información. 

“Cuando se trata del diseño de tu currículo, en última instancia, menos es más”.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


5. Pasatiempos, intereses y premios

Esta sección solía ser tu oportunidad para dar a los empleadores una idea de quién eres más allá de tus destrezas laborales. Pero con cada vez más frecuencia, los reclutadores preferirían concentrarse en lo que ofreces como profesional.

“Si tus pasatiempos o intereses ayudan a demostrar que eres buen candidato para el puesto, puedes agregarlos al final de tu currículo, siempre y cuando puedas incluirlos sin que aumente el número total de páginas”, dice Augustine. “Eso puede ser muy útil si estás interesado en cambiar de carrera y tus pasatiempos demuestran que tienes habilidades relevantes para ese nuevo campo.

Pero si tu pasatiempo o interés “no es singular ni ayuda a ilustrar tus competencias, no vale la pena que ocupe espacio valioso en el currículo”.

 

Currículo a prueba de edad

(Haz clic en el botón CC del video para seleccionar los subtítulos en español)