Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

5 preguntas que no puedes permitirte responder mal en una entrevista laboral

Hay mucho en juego para los trabajadores mayores que enfrentan discriminación por edad en el proceso de contratación.

Hombre en traje de corbata desde su casa y haciendo una videoconferencia con otros colegas.

GETTY IMAGES

In English | Debido a la cantidad de despidos a consecuencia de la pandemia de coronavirus, muchas personas están buscando un nuevo empleo. Entre ellas se encuentran los adultos mayores: más de 683,000 personas de 55 años o más dejaron de trabajar durante el período de cuatro semanas que cubrió el informe laboral de marzo de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos.

Para conseguir un empleo, con frecuencia es necesario tener una entrevista, una conversación que hasta en los mejores momentos puede causar ansiedad. En esta entrevista laboral puede haber mucho en juego para los adultos mayores que tal vez no han tenido una entrevista de trabajo en años, o que tal vez enfrenten discriminación por su edad en el proceso de contratación.

Sin embargo, tendrás más posibilidades de salir triunfante de tu entrevista si te preparas y comprendes por qué el empleador puede hacerte ciertas preguntas. Te contamos algunas estrategias para responder cinco preguntas que no puedes permitirte responder mal:


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


1. ¿Cómo te sientes por haber sido despedido de tu último trabajo?

Esta pregunta solía ser una manera en la que los entrevistadores trataban de averiguar si habías tenido problemas en tu último empleo. Ahora es menos probable que sea así, porque todos sabemos que millones de trabajadores se han quedado sin trabajo sin culpa alguna debido a la pandemia de coronavirus.

De todos modos, aunque el entrevistador pueda intentar mostrarse compasivo, recuerda que es una entrevista de trabajo, así que intenta dar la mejor impresión posible.

“Responde que nunca es fácil cuando otros toman la decisión por ti, pero que a veces es el empujón que necesitas para dar el próximo paso”, recomienda Regina Rear-Connor, fundadora de Regina Recruits, una firma consultora que ayuda a las empresas a encontrar trabajadores. “Concéntrate en la experiencia que has adquirido en tu último cargo y habla sobre lo que le puedes aportar a tu futuro empleador”.

2. Háblame sobre ti

Puede ser tentador tratar esta pregunta como parte de una conversación trivial que puedas tener con alguien que acabas de conocer. Sin embargo, el empleador, que tiene que tomar la gran decisión de a quién ofrecerle el trabajo, probablemente tome todo lo que digas con mucha seriedad. Prepárate para esta pregunta que se plantea con frecuencia en las entrevistas.

No ofrezcas detalles personales sobre tu vida, tu familia, y en particular sobre aspectos que puedan revelar tu edad, como historias sobre tus nietos o referencias a cuándo te graduaste. En cambio, concéntrate en tu experiencia laboral y en el motivo por el que es apropiada para el trabajo.

3. ¿Dónde te ves dentro de cinco años?

Esta pregunta la escuchan las personas de todas las edades que buscan trabajo, pero para los candidatos mayores puede cobrar un significado diferente. A veces los empleadores piensan que los solicitantes tienen planes de jubilarse en unos pocos años y que quieren ganar un poco de dinero antes de hacerlo. Si suponen que ese es tu caso, es más probable que elijan a un candidato más joven que piensen que puede aportar a su empresa durante muchos años más.

“Siempre es bueno hablar sobre tu intención de mantenerte al día con tu industria y tus aptitudes, especialmente en el área de la tecnología”.

— Regina Rear-Connor, fundadora de Regina Recruits

“Diría algo como ‘Cinco años es mucho tiempo, pero considero que continuaría aprendiendo y mejorando mientras contribuyo con su organización’”, señala Rear-Connor. “Siempre es bueno hablar sobre tu intención de mantenerte al día con tu industria y tus aptitudes, especialmente en el área de la tecnología”.

Una de las maneras de prepararte para esta pregunta es investigar algunas carreras que se relacionen con el trabajo que intentas conseguir. Puedes mirar en O-Net, un sitio web útil que auspicia el Departamento de Trabajo de EE.UU. Escribe el nombre del cargo en la función de búsqueda del sitio, haz clic en el trabajo, y luego baja por la página hasta la sección llamada “Related Occupations” (ocupaciones afines). Otra opción es visitar LinkedIn, escribir el nombre del cargo y la empresa en el casillero de búsqueda del sitio, y luego ver los perfiles de las personas que han ocupado ese cargo en la empresa. Una vez que conoces las aptitudes y los pasos que otros han dado para progresar en el trabajo, podrás responder esta pregunta con confianza.

4. Tienes tanta experiencia, ¿estás seguro de que te sentirías a gusto en este cargo?

“Sobrecualificado”. Esa denominación ha sido un obstáculo para muchos adultos mayores que solicitan empleo, y puede ser lo que el entrevistador esté pensando cuando te hace esta pregunta. Según una encuesta de Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research, hasta un tercio de las personas de 50 años o más que habían buscado empleo escucharon que estaban sobrecualificados para el cargo.

Responde esta pregunta con una explicación clara y breve sobre por qué en este momento este nuevo cargo sería una oportunidad maravillosa para tu carrera.

“Hay varias maneras de responder esta pregunta, y una es reconocer el hecho de que en esta etapa de tu carrera no tienes intención de convertirte en director ejecutivo”, advierte Rear-Connor. “Destaca que estás dispuesto a aprender lo necesario y adquirir nuevas aptitudes mientras aportas años de experiencia a un equipo”.

En vez de hablar de las dificultades de encontrar un trabajo que coincida con tu nivel de experiencia, puedes decir que el nuevo cargo te permitiría usar las aptitudes que has adquirido en tu carrera y que te ayudaron a progresar. La clave es convencer al empleador de que realmente te interesa el trabajo y que no te estás conformando con él porque te cuesta encontrar un empleo de más jerarquía.


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


5. ¿Cuánto dinero esperas cobrar?

Hablar de ingresos económicos con desconocidos casi siempre es incómodo, y puede causar más ansiedad cuando te preguntas si tu respuesta te puede eliminar de los candidatos al cargo. Algunos empleadores pueden suponer que los solicitantes mayores querrán un salario más alto que los más jóvenes, o que los trabajadores mayores tal vez sean más costosos para el plan de atención médica de la empresa.

Tu respuesta debe asegurarle al entrevistador que entiendes que el trabajo puede tener distintos niveles de remuneración y volver al tema de las aptitudes que puedes aportar.

“En general les digo a mis clientes mayores que eviten decir una cifra”, señala Rear-Connor. “Dile que para ti lo más importante es que la visión, la misión y los valores de la empresa concuerden con los tuyos. Si insisten, recomiendo que menciones un rango salarial y digas que incluye la compensación total”, con beneficios, plan 401(k), opciones, salario y bonificación.

Por otro lado, debes tener en cuenta que algunos estados y ciudades recientemente han prohibido que los empleadores te pregunten cuánto ganabas en tus otros empleos. Los defensores de estas leyes advierten que esta pregunta puede limitar a algunos candidatos —en particular a mujeres y minorías raciales— a cobrar salarios más bajos durante el transcurso de su carrera. Si te preguntan los salarios que has recibido antes de ofrecerte el empleo, intenta con cortesía volver a hablar del cargo para el que te estás postulando y de tu intención de considerar el salario que puedan ofrecer.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO