Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

¿Eres bilingüe? Sácale provecho en el mercado laboral

Las oportunidades de trabajo todavía existen durante COVID-19. Aquí algunos consejos.

Operaria en una oficina de servicio al cliente

HRAUN/GETTY IMAGES

No se puede negar el efecto que la COVID-19 ha tenido en el ámbito laboral. Entre los trabajadores hispanos, la tasa de desempleo alcanzó el 18.9% el pasado abril, poco después que cobrara fuerza la pandemia en Estados Unidos. Anteriormente, esta cifra rondaba el 4.4%. Aunque las más recientes cifras disponibles para este sector muestran una tasa de desempleo del 9.3% en diciembre —que sigue siendo el doble de antes y más de un tercio mayor que entre trabajadores blancos— debes saber que, si vives en Estados Unidos y estás leyendo este artículo en español, puedes llevar una ventaja en el mercado laboral, especialmente durante la pandemia.

Dominar el español puede ser lo que abre la puerta a un cambio de carrera o un trabajo de medio tiempo que actúa como un salvavidas financiero mientras buscas un compromiso a largo plazo. Además, los estudios también demuestran que los empleados bilingües pueden ganar entre un 5 y un 20% más por hora que aquellos que hablan solo un idioma y un número creciente de puestos de trabajo requieren un segundo idioma.

Necesidad crítica durante la pandemia

Más allá de los sectores de turismo y tecnología que atienden a una clientela internacional, un estudio del 2017 de los listados de trabajos para personas bilingües o multilingües en tres de los mayores sitios de búsqueda de empleo en línea —Indeed.com, Simplyhired.com y Linkup.com— muestra que la mayor demanda para personal bilingüe en Estados Unidos se ve en los campos de servicio al cliente, el cuidado de la salud, ventas, educación, tareas administrativas, traducción y construcción.

Una mirada a estos mismos sitios de busqueda de empleo en enero del 2021 constata que las oportunidades para personas bilingües en estos campos siguen abundando y de hecho han surgido otros trabajos bilingües específicos a la pandemia, como rastreador de contactos o representante atendiendo la línea directa de información sobre la vacuna contra la COVID-19. Una búsqueda en Indeed.com actualmente genera más de 170,000 plazas que requieren —o pagan más— si dominas bien el inglés y el español, mientras que Simplyhired.com muestra unos 85,000 resultados similares y Linkup.com, más de 20,000.

Y tiene sentido, ya que, según datos de la Oficina del Censo de EE.UU., el español es el idioma que más se habla en Estados Unidos después del inglés, seguido por lenguas chinas como el cantonés y el mandarín, el francés, el tagalo, el vietnamita y el coreano.

“Veo este cambio en los tribunales”, señala desde Phoenix, Arizona el abogado Ezequiel Hernández. “Casi el 100% de los casos que tengo necesitan los servicios de un intérprete inglés-español. Pero la pandemia ciertamente ha traído desafíos específicos”, añade. “Si bien la demanda de interpretación se ha mantenido, muchos tribunales han cerrado porque los números de COVID son muy altos y hay problemas de coordinación y tener que depender de tecnología o no poder hablar con un cliente detenido debido a las medidas de cuarentena.”  


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


7 trabajos bilingües con más demanda

  • Traductores o Intérpretes
  • Personal de servicios de emergencia
  • Paramédicos
  • Expertos en recursos humanos
  • Representantes de servicio al cliente
  • Trabajadores sociales o comunitarios
  • Cajeros de banco

—Fuente: Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU.

Ana María Beeck, interprete médica del inglés al español en Miami, Florida reconoce desafíos similares y enfatiza la importancia de adaptarse: “Ser intérprete durante este tiempo ha sido difícil. Como muchos, pensé que COVID desaparecería pronto. Estaba acostumbrada a ver a los clientes en persona en los hospitales”, dice. “Ahora, la mayoría de mis reuniones se realizan con Zoom y a veces hay problemas con la tecnología o una persona que no habla con claridad. De cara al futuro, será un año de adaptación”.

Y, sin embargo, ahora más que nunca, existe una necesidad crítica de intérpretes en el campo médico y la tecnología puede permitir que aquellos que están calificados tengan acceso a oportunidades laborales a las que habrían tenido que viajar en el pasado.

La necesidad de personal bilingüe también se ve en otras áreas. 

“Donde trabajo, solo el 5% de los médicos hablan español, cuando más del 25% de nuestros pacientes hablan solo ese idioma. Hay una gran necesidad de personas bilingües”, dice el doctor Ilan Shapiro, médico de Los Ángeles, California. “En algunos casos, son los mismos hijos —hijos pequeños— quienes sirven de intérpretes a sus padres, y eso no está bien, más cuando se trata de información delicada”, agrega.

Servicio en tu idioma, amparado en la ley

Ofrecer los servicios en otros idiomas, además del inglés, no es solo una necesidad, está contemplado en la Ley de Derechos Civiles de 1964. En ella se establece que los hospitales que reciben fondos federales (como esos que atienden a pacientes de Medicare o Medicaid, por ejemplo) deben tener intérpretes calificados a disposición del público. La legislación prohíbe que se le nieguen beneficios a una persona en base a su raza, color o nacionalidad.

Más tarde se aprobaron leyes adicionales que reforzaron aspectos de esta ley. Por ejemplo, la ley estipula que las escuelas públicas deben tomar medidas para que los alumnos con un dominio limitado del inglés puedan participar con efectividad en los programas escolares y servicios educativos.

Traductor o intérprete, una carrera en demanda

Aunque muchas plazas bilingües no buscan traductores profesionales, con el cambio demográfico y las leyes que apoyan los servicios bilingües, explorar el campo de la traducción o la interpretación resulta atractivo. 

De hecho, la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos proyecta que la carrera de intérprete y traductor crecerá un 19% —muy por arriba del promedio— entre el 2018 y el 2028, dada la globalización de las comunicaciones y el rápido crecimiento de los segmentos de la población del país que no dominan el inglés. 

Carrera en traducción/interpretación 

Salario medio*, 2018:
$49,930 anuales

Número de plazas, 2018
:
76,100

Tasa de crecimiento, 2018-2028:

19% (mucho más rápido que el promedio)

Cambio en número de plazas, 2018-2028:

+14,600

*El rango de ingresos para traductores e intérpretes varía de menos de $27,230 a más de $90,610 anuales, según los idiomas, la especialidad, la experiencia, la educación y la certificación del traductor/intérprete.
—Fuente en inglés: Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU.

Asimismo, estas carreras ofrecen flexibilidad, y tener experiencia, conocimiento de la cultura y dominio del idioma son ventajas. “Estas no son carreras donde la edad es relevante; lo que importa es la calidad del servicio”, dice Beeck. 

Pero como en todas las carreras profesionales, hay que preparase. 

“No basta con solo saber hablar inglés o español, hay que dominar bien los dos idiomas; y si la persona tiene título universitario en uno de ellos, es mucho mejor”, dice Ted Wozniak, presidente de la American Translators Association (ATA) que representa a los más de 10,000 profesionales de la traducción e interpretación en Estados Unidos. Esto es, explica Wozniak, porque trabajar como traductor o intérprete profesional requiere un dominio de ambos idiomas a nivel universitario.  

Si estás interesado en incursionar en esta profesión, Wozniak recomienda primeramente elegir un campo de especialización, por ejemplo, el área médica, legal o financiera. También sugiere elegir entre ser traductor o intérprete; el primero se refiere a transcribir documentos por escrito de un idioma a otro. En cambio, el intérprete se dedica a transmitir verbalmente lo que dicen las personas. 

Existen oportunidades de trabajo como intérprete en hospitales, consultas médicas, tribunales y sistemas escolares, quienes se ven obligados por ley a ofrecer estos servicios. Además, existe demanda en centros de conferencias.  En cambio, las oportunidades de trabajo para el traductor se suelen encontrar en agencias u oficinas privadas o gubernamentales, bufetes de abogados, departamentos de recursos humanos, en el campo de mercadeo y publicidad, y en los medios de comunicación como periódicos, revistas, blogs y sitios web. 

Calificaciones 

Es importante recalcar que, al contrario de muchos otros países donde el traductor o intérprete es un funcionario público, en Estados Unidos no es así. No obstante, sí se puede hablar de traductores o intérpretes calificados, certificados o acreditados, aunque no siempre se usan estos términos uniformemente. 

El traductor calificado es el que tiene formación académica en traducción. Esta formación puede variar desde programas de varios cursos especializados, hasta una maestría o doctorado en traducción otorgado por una universidad. También puede indicar una especialización y dominio de la terminología específica de un campo, como el legal o médico. 

El traductor certificado o acreditado es el que, independientemente de su formación académica, ha obtenido la certificación de una entidad profesional, como la ATA, o académica, que lo identifique como calificado para ejercer como traductor. Normalmente, estas certificaciones requieren aprobar un examen riguroso escrito u oral. Tener estas certificaciones da credibilidad y también confianza, pues el profesional certificado por la ATA se rige de “acuerdo a la conducta y normas éticas que establece la asociación”, afirma Wozniak.

Intérpretes jurídicos y médicos

En Estados Unidos, únicamente los tribunales requieren certificación del Gobierno para ejercer como intérprete jurídico a nivel estatal o federal. 

Tarifas para intérpretes en los tribunales federales

Intérpretes certificados o calificados
Día completo: $418
Mitad: $226
Horas adicionales: $59 por hora completa o parcial

Intérpretes no certificados
Día completo: $202
Mitad: $111
Horas adicionales: $35 por hora completa o parcial
—Fuente en inglés: United States Courts

Puedes encontrar información sobre los requisitos para ejercer como intérprete jurídico en el sitio web del tribunal específico que te interese. En el caso de los intérpretes federales, ciertas universidades y centros educativos ofrecen cursos con el fin de preparar a las personas interesadas en obtener la acreditación federal, conocida como Federal Court Interpreter Certification Examination (FCICE, o examen para la certificación de intérprete jurídico federal). Este examen se ofrece solo para español. 

Los requisitos para intérprete médico varían. El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) no exige que los traductores e intérpretes tengan licencia o certificación, pero sí pide que se rijan de acuerdo a normas éticas y que hayan demostrado capacidad para interpretar con exactitud e imparcialidad los dos idiomas, y utilicen vocabulario y terminología especializada.

Para este propósito, siempre ayudan las certificaciones

“El tener la certificación te abre el campo laboral y puede darte más prestigio en el mercado”, señala Beeck. 

La Asociación Internacional del Intérpretes Médicos (IMIA, por sus siglas en inglés), el National Board of Certification for Medical Interpreters y el Certification Commission for Healthcare Interpreters dan certificaciones en este campo.

Con tantas oportunidades, ¡no esperes para perfeccionar tus dos idiomas!

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.