Skip to content
 

Cómo identificar las estafas de trabajo desde la casa

Los avisos que prometen dinero fácil a menudo crean, en cambio, una gran deuda.

Mujer viendo dólares que sostiene en sus manos

JOSE LUIS PELAEZ INC./GETTY IMAGES

Las oportunidades que prometen dinero rápido trabajando desde casa con frecuencia generan dinero rápido para otros, no para ti.

In English | Los avisos presentaban la oportunidad como una manera excelente de ganar dinero. Todo lo que había que hacer era publicar anuncios en línea de varios productos y servicios que otra empresa se encargaría de entregar. Además, los trabajadores podrían ganar hasta $58,500 al año trabajando apenas una hora por día en su propia casa.

Pero como tantas otras oportunidades que prometen aumentar los ingresos trabajando desde casa, los puestos que ofrecía Internet Teaching and Training Specialists (ITT) resultaron ser una estafa. Cuando los interesados llamaban al número que aparecía en el aviso de ITT con la esperanza de ganar dinero, se les pedía en cambio que pagaran hasta $15,800 para inscribirse en un programa de capacitación de negocios que, en definitiva, no los ayudó a establecer una actividad comercial rentable. ITT llegó este año a un acuerdo para resolver cargos presentados en su contra por la Comisión Federal de Comercio (FTC). El arreglo financiero podría llegar a $10.2 millones.

Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


"La mejor manera de protegerse de estafas ilegales es aprender a identificarlas", explica Rosario Mendez, una abogada de la División de Educación de Consumidores y Empresas de la FTC.

Identificar las estafas de trabajo desde la casa puede ser difícil, especialmente cuando los anuncios de esos trabajos aparecen en internet con enlaces que llevan a sitios web de aspecto profesional. Pero según la FTC y el Better Business Bureau, pocas de estas oportunidades generan ingresos reales y muchas de ellas dejan a la gente endeudada. Los expertos de ambos grupos dijeron que las estafas siguientes están entre las más comunes relacionadas con el trabajo desde casa:

Crear un negocio propio en internet: el caso de ITT es solo un ejemplo de las estafas que prometen ganar buen dinero creando una compañía propia en internet. Pero en vez de gastar dinero para lanzar efectivamente un negocio, lo más probable es que el interesado termine pagando miles de dólares en capacitación y entrenamiento. Muchas de las personas que pagan por este tipo de apoyo terminan con deudas en vez de ganancias.

Otra estafa común de negocios para trabajar desde casa promete ganar dinero haciendo búsquedas en internet y completando formularios que documentan el resultado de las búsquedas. En la mayoría de los casos, los estafadores están tratando de obtener la información de una tarjeta de crédito, la cual piden para cubrir un cargo de envío y administración necesario para comenzar. Una vez que tienen el número de la tarjeta, tratan de cargarle gastos.

Facturación de servicios médicos: si has ido al dentista o has estado en un consultorio médico, sabes que completar los formularios del seguro de salud y entender el proceso de facturación puede requerir tiempo y esfuerzo. De modo que cuando los avisos de trabajo dicen que hay médicos y dentistas que necesitan ayuda para procesar esos formularios, puede parecer la oportunidad perfecta para trabajar desde casa, especialmente cuando el aviso aclara que no es necesario tener experiencia previa. Desafortunadamente, estas estafas pueden costar mucho dinero de entrada —hasta $8,000— solo para recibir el equipo, la capacitación y el apoyo técnico que dicen son necesarios para comenzar.  En la mayoría de los casos, esa inversión no rinde. Las listas que reciben las personas interesadas con nombres de médicos identificados como posibles clientes están desactualizadas o los médicos listados no necesitan ayuda con la facturación. Y el apoyo técnico y otros tipos de ayuda que los interesados pensaban que iban a recibir al inscribirse tampoco se materializan.

Rellenar sobres: una estafa de trabajo desde casa que ha estado circulando desde hace ya años es la de que se puede ganar dinero rellenando sobres para una empresa. Por lo general, a la gente que responde a un anuncio de este tipo se le pide que pague una cuota pequeña —usualmente, entre $15 y $40— para recibir los materiales necesarios para comenzar. El problema es que una vez que pagan la cuota, probablemente lo único que reciban —si es que reciben algo— sean instrucciones sobre cómo publicar un aviso similar para engañar a otros y hacerles pagar una cuota de inicio tal como pagaron ellos. Esta estafa no solo puede costar dinero sino que también, en algunos casos, publicar un aviso de este tipo puede ser ilegal.

Otra estafa similar promete ganar dinero con tareas administrativas desde casa, como ingresar datos o escribir en la computadora, una vez que se ha pagado una pequeña cuota para comenzar. Las firmas legítimas de subcontratación de servicios administrativos no piden el pago de ninguna cuota.

Armar productos o artesanías: esta estafa es otra que ha circulado durante años. El aviso generalmente dice que una empresa necesita ayuda para armar productos o terminar artesanías. El trabajador trabaja a su propio ritmo y la empresa dice que le comprará los artículos una vez los haya terminado. Pero el trabajador debe gastar su propio dinero para comprar los materiales y el equipo —a veces a la misma compañía— para hacer cosas como delantales o carteles plásticos. Después de pasar horas trabajando en estos artículos, la empresa se niega a pagar porque dice que la calidad no es aceptable. Los estafadores ganan dinero con lo que la gente paga para comenzar y todo lo que reciben los interesados son productos inútiles que no pueden vender.

Antes de iniciar algún trabajo desde casa —no importa que hayas visto el aviso en internet o en el periódico local— investiga para saber si la oportunidad es legítima, especialmente si piden el pago de una cuota, la compra de equipos o el número de una tarjeta de crédito para poder comenzar. Estas son algunas de las preguntas clave para las cuales debes obtener respuesta por escrito:

  • ¿Cuál es el costo total para comenzar este trabajo desde casa, incluidos materiales, equipos y cualquier otro gasto o comisión? ¿Qué recibiré exactamente a cambio de este dinero? Si hay un proceso de capacitación, ¿cuánto tiempo lleva y cuántos pasos son necesarios para completarlo?
  • ¿Qué tareas debo realizar para que me paguen? ¿Recibiré un salario o el trabajo es a comisión?
  • ¿Quién me pagará y cuándo recibiré el primer cheque?
  • ¿En qué se basan las afirmaciones sobre cuánto dinero puedo ganar? ¿Cuáles son las pruebas de que otros han ganado esa cantidad de dinero? De acuerdo con las reglamentaciones de la FTC, si una empresa afirma que es posible ganar cierta cantidad de dinero trabajando desde casa después de comprar sus materiales para poder comenzar el trabajo, también debe entregar una declaración de afirmación de ganancias con información más específica.

Además de hacerle esas preguntas directamente a la empresa, debes investigarla también en internet y ver si ha habido quejas o juicios en su contra. Unos buenos lugares para comenzar son el sitio del fiscal general del estado y el Better Business Bureau tanto en tu estado como en el estado donde está radicada la empresa. Mantente alerta, incluso si no encuentras quejas. Las empresas pueden conciliar reclamos por medio de acuerdos hechos fuera de los tribunales o cambiar de nombre o dirección, lo que hace más difícil encontrar pruebas de sus problemas anteriores.

Si piensas que has sido víctima de una estafa de trabajo desde casa, puedes presentar una queja ante la FTC en ftc.gov/complaint o por teléfono, al 877-FTC-HELP (877-382-4357). También puedes presentar una queja ante el fiscal general de tu estado.

 

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.